5 recetas otoñales con alimentos de temporada

Este post va sobre recetas para el otoño, pero antes de ponernos manos a la obra queremos hacerte una pregunta. ¿Qué es lo primero que se te ocurre cuando escuchas la palabra “otoño”? Hicimos la misma pregunta al buscador de Google Image y nos ha devuelto unas imágenes que probablemente todos asociamos a esta estación: hojas caídas y paisajes naturales con matices que van del amarillo al morado. Los colores son los protagonistas de esta estación, sería una pena no aprovecharlos en la cocina, ¿estás de acuerdo?

La mejor manera de dar un toque otoñal a tus platos es, desde luego, aprovechar los alimentos de temporada. ¿Sabes cuáles son?

Alimentos de temporada para tus recetas de otoño

Aunque muchos asocian el otoño a un período gris por la bajada de las temperaturas y la vuelta a la rutina, en estos meses la naturaleza es muy bondadosa y nos ofrece una gran variedad de alimentos.

En estos meses, puedes dar rienda suelta a la creatividad en la cocina y realizar menús divertidos, nutritivos y, sobre todo, coloridos. ¿Te animas?

Primero, vamos a empezar por los ingredientes de temporada para que te resulte más fácil dar vida a tus platos. Hemos divididos los alimentos típicos del otoño por colores:

  • Amarillo: Pimientos, membrillos, uva, algunos tipos de setas, maíz, manzanas, limones.
  • Naranja: calabazas, caqui, naranjas, mandarinas, zanahorias.
  • Rojo: manzanas, granadas, rábanos.
  • Morado: uva, higos, algunos tipos de col, berenjenas, remolacha.
  • Castaño: Frutos secos (castañas, nueces, avellanas, etc.), setas, patatas.
  • Verde: kiwi, peras, brócoli, alcachofa, cardo, guisantes, puerros, judías verdes, escarola, acelga.

Esta es solo una selección de los alimentos de temporada que podrás encontrar en el mercado en estas semanas. Según la  donde vivas, probablemente habrás más variedad y otras opciones.

Desde FIATC te sugerimos variar cada semana y elegir, en la medida de lo posible, productos locales. Así todos ganan. ¿Por qué? Te lo contamos a continuación.

3 razones para elegir alimentos de temporada locales

Quizás no sea la primera vez que lees o alguien te comenta algo acerca del consumo de alimentos de proximidad. Pero ¿qué significa eso en la práctica? Aquí te proponemos 3 ventajas inmediatas de comprar productos locales:

  1. Son más baratos: A no ser que produzcas tú mismo los alimentos que consumes, antes de llegar en tu mesa los productos pasan por varios procesos y a veces recorren largas distancias. Esto supone un coste que se ve reflejado en el precio final. Los alimentos locales, sobre todo los compras directamente en las manos de los productores, suelen ser más baratos e incluso de mejor calidad.
  2. Aportan nutrientes importantes: ¿Alguna vez has saboreado un higo recién cosechado? Si lo has hecho, lo más probable es que lo recuerdes muy bien porque el sabor de los alimentos frescos es realmente otro. El factor tiempo tiene mucha influencia sobre la calidad de los alimentos y muchos nutrientes como las vitaminas se pierden o no se conservan del todo. En este sentido, comprar productos de temporada que sean de proximidad representa una doble garantía de la calidad del producto. Eso sí, asegúrate siempre que sean de origen segura y frescos.
  3. Son sinónimo de un consumo más sostenible: Muchos podrían decir que este factor no les toca directamente. Sin embargo, el consumo de productos locales sí tiene ventajas para ti y para tu familia. Comprar alimentos producidos localmente fomenta el desarrollo de la economía de tu entorno. Además, como hemos dicho antes, si las frutas y las verduras no tienen que recorrer miles de kilómetros antes de llegar a tu mesa serán más nutritivas.

5 recetas para dar color a tus menús de otoño (2 personas)

1. Polenta con salsa de setas

Recetas otoñales: polenta con salsa de setas

Esta receta es muy fácil y a la vez nutritiva y sabrosa. Necesitarás 2 tazas de harina de maíz para polenta, 1 litro de agua, sal, pimienta negra, aceite de oliva virgen extra, ajo, cebolla, setas de temporada (las que más te gusten), 100 ml de nata, parmesano.

Tritura la cebolla y el ajo y sofríelos en una sartén durante 2 minutos con 4 cucharadas de aceite de oliva. Lava y corta las setas en láminas y saltea todo junto durante 5 minutos. Baja el fuego y añade la nata y una pizca de sal. Tapa y deja cocinar durante 10 minutos. Aparte, cocina la polenta siguiendo las instrucciones de la marca. Cuando esté lista, vierte primero la polenta en los platos y encima añade la salsa de setas. Añade parmesano rallado y pimienta negra al gusto.

2. Crema de calabaza con jengibre

Receta otoñal: crema de calabaza con jengibre

Media calabaza (700 g aproximadamente), 1 l de agua, sal, pimienta negra, jengibre fresco, aceite de oliva virgen extra, 1 chalota, 1 diente de ajo.

En una olla, echa un hilo de aceite de oliva y sofríe durante 2 minutos el ajo y el chalote finamente triturados. Pela y corta en pedazos la calabaza y viértela en la olla junto con el chalote. Cubre todo con el agua, añade una pizca de sal y deja hervir durante 20 minutos. Cuando la calabaza esté a punto, añade una cucharada de raíz de jengibre rallado y una pizca de pimienta negra. Utiliza la licuadora de inmersión para obtener una deliciosa crema de calabaza con un color muy invitante y perfecta para reforzar las defensas inmunitarias.

3. Escarola salteada con pasas y almendras

Recetas otoñales: escarola salteada con almendras y psas

Es otra receta muy sencilla que puedes preparar para acompañar tus platos principales aprovechando alimentos de temporada. Necesitarás una escarola fresca, dos cucharadas de almendras (o nueces), dos cucharadas de pasas, aceite de oliva virgen extra, aceitunas negras, 1 diente de ajo, sal.

Lava bien la escarola y corta las hojas en dos. Echa 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén, un diente de ajo entero y deja sofreír a fuego lento durante un minuto. Añade la escarola y saltéala por diez minutos. Agrega el resto de ingredientes saltea 2 minutos más y sirve.

4. Puré de remolacha con mostaza

Recetas otoñales: puré de remolacha con salsa de mostaza

Para este plato tendrás que hervir 2 patatas y 2 remolachas medianas, ambas con piel. Cuando estén bien hechas, retira la piel con cuidado de no quemarte. Tritúralas con la licuadora y vierte el puré en una olla. Añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra, medio vaso de leche y deja cocinar a fuego lento hasta que el puré alcance una consistencia cremosa y homogénea. Para terminar, añade sal y media cucharadita de mostaza si quieres dar a tu puré un sabor especial.

5. Zumo de granada casero

Recetas otoñales: zumo de granada casero

El zumo es una buena opción para aprovechar los nutrientes de esta fruta rica en antioxidantes y deliciosa. La receta no tiene muchos trucos, se trata de licuar los granos y colar para separar las semillas y obtener un zumo de color rojo rubí precioso. Para que la tarea te resulte más fácil, te dejamos este vídeo con algunos trucos para sacar los granos y obtener un zumo de granada perfecto.

¿Te has fijado en la paleta de colores que nos brinda la naturaleza en estas semanas? El verano ya ha cedido el paso a los tonos cálidos del otoño y por todo lado ya se percibe el cambio de estación. La naturaleza nos está enviando un mensaje muy claro: inicia un nuevo ciclo y los alimentos de temporada son ideales para prepararnos al cambio de temperaturas.

¿Qué ingredientes pondrás en tu lista de la compra este otoño para dar color a tus platos?

5 RECETAS OTOÑALES CON ALIMENTOS DE TEMPORADA
5 (100%) 1 vote

Compartir: