Consejos utiles para prevenir incendios en casa

Estar preparados para prevenir incendios en nuestro hogar es importante para nuestra seguridad y la de nuestros vecinos. Por este motivo, y para tu tranquilidad, queremos ofrecerte una serie de consejos.

Supervisa el mantenimiento

A la hora de prevenir incendios hay dos factores fundamentales a tener en cuenta. El primero es el mantenimiento; el segundo, la organización y las buenas prácticas. Respecto al primero, queremos recordarte que debes estar alerta de cumplir con las normativas correspondientes en todos los aparatos eléctricos y de gas que abastecen tu domicilio. Y, respecto al segundo factor, un ejemplo de buena práctica es dejarse aconsejar por verdaderos profesionales que te informen sobre todo lo que necesitas saber en caso de sufrir (directa o indirectamente) un incendio en tu vivienda. Te sentirás más tranquilo, además de más seguro, a la hora de afrontar una situación como aquesta.

Instalación eléctrica

Revisa el estado de la instalación eléctrica de tu hogar y sustituye cualquier pieza deteriorada.

Aparatos y conductos de gas

Igual que en el caso de la instalación eléctrica, la instalación y los aparatos que se alimenten de la corriente de gas deben estar en perfectas condiciones a la hora de prevenir incendios. Como consejo añadido, en el caso de que percibas olor a gas en tu domicilio, rápidamente abre las ventanas y asegúrate de no encender ningún aparato eléctrico o de iluminación para evitar generar chispa.

Sistemas de ventilación

Especialmente en la cocina debes velar por la correcta limpieza de los conductos de ventilación. Ello incluye los ventiladores, sistemas de extracción de humos y campanas. Al estar sometidos a elevadas temperaturas no es recomendable que estén obstruidos.

En cuanto a la organización y las buenas prácticas hay algunas medidas sencillas que pueden contribuir de manera muy positiva a mantener la seguridad de tu hogar.

Organización y buenos hábitos

Además del mantenimiento, es importante tener mucha precaución durante nuestra vida cotidiana para mantener nuestro hogar libre del fuego.

Pon medios para evitar descuidos

Una de las causas más frecuentes de los incendios domésticos son los electrodomésticos o utensilios que nos dejamos conectados o calentándose. Tal es el caso de las planchas y de las sartenes. Si en tu casa soléis tener despistes, actualmente podéis ganar en tranquilidad instalando un sistema de sensores que apagan el fuego al llegar a cierta temperatura. Naturalmente, las alarmas antiincendios, detectores de humo, sistemas de apagado, etc. son tus mayores aliados en este sentido.

Mantén los objetos peligrosos fuera del alcance de los niños

Con demasiada frecuencia los incendios se inician por alguna “trastada” que deriva en desastre por parte de los más pequeños. Dejar toda clase de fuentes inflamables lejos de su alcance puede ahorrarte muchos disgustos. De nuevo, te aconsejamos instalar todos estos sistemas precisamente porque hasta el 80% de los incendios pueden evitarse con ellos: incendios que, en muchos casos, por suceder de noche (de hecho, tal y como ocurrió en la Torre Grenfell de Londres) solo pueden ser detectados con tecnología.

Contribuye a la seguridad de todos los vecinos

En el caso de que vivas en una comunidad de propietarios asegúrate de que los consejos aplicados a las instalaciones comunes se cumplen tal y como tú mismo los cumples en tu hogar. Con demasiada frecuencia estas zonas quedan desprotegidas de medios para prevenir incendios. La seguridad de ellas es tu propia seguridad.

Contrata un seguro de hogar

Además de estar informado sobre el tema, te aconsejamos contratar un seguro de hogar con coberturas que te permitirán afrontar los inconvenientes que supone un incendio. En FIATC, te ofrecemos un seguro con asistencia las 24h. del día durante los 365 días del año que cubre los daños en tu hogar y tus cosas así como aquellos que se puedan producir en terceros. Así tú no tienes que preocuparte de nada más que de disfrutar de tu hogar con precaución.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: