protegerte del sol en vernao

Con la llegada de los meses cálidos nos exponemos más al sol. Aunque no vayas a la playa, a caminar por las montañas o a la piscina, tu exposición solar diaria aumenta con las altas temperaturas de los meses estivales. Es muy importante concienciarse sobre la necesidad de cuidar tu piel y protegerte del sol. Así podrás prevenir quemaduras, picores y los efectos nocivos a largo plazo, como puede ser el cáncer de piel. Simplemente, siguiendo estos consejos podrás exponerte al sol sin peligros. Vamos a asegurar la salud de tu piel mientras tu cuerpo se nutre de vitamina D.

En verano, protégete del sol

  1. Utiliza cremas solares de amplio espectro. Siempre debes aplicarte una crema solar para protegerte del sol en verano. Los primeros días en los que tu piel está expuesta es recomendable usar un factor de protección alto. Una vez tu piel se haya tostado un poquito, podrás usar uno más bajo, pero recomendamos siempre usar algún tipo de crema.
  2. Protégete. Es muy importante llevar algo en la cabeza. Puedes usar un sombrero, una gorra o un pañuelo para protegerte del sol en verano. De esta manera, la resguardarás del sol y evitarás el riesgo de insolación. También puedes usar ropa fina y holgada para evitar la exposición solar directa. Si tu piel se ha quemado, báñate vestido y protegido.Evita las camas bronceadores con rayos UV. Se ha demostrado que su consumo es nocivo para la piel. Además, no aportan ni los beneficios ni los nutrientes que te aporta el sol al nutrirte de vitamina D.
  3. Protege a los niños. La piel de los niños es mucho más sensible que la de los adultos. Por este motivo, los menores deben estar expuestos al sol con protección muy alta y sombreros o gorras. Los menores de dos años no deberían estar bajo el sol durante mucho rato. Es recomendable llevarse a la playa una tienda de campaña o una sombrilla para tenerlos a resguardo.
  4. Recomendamos que uses gafas de sol, a ser posible, homologadas. Los rayos del sol también pueden dañar tus ojos, produciéndoles quemaduras y lesiones en la córnea que podrían ser irreversibles. Las gafas homologadas son las que te garantizan una protección segura. Cuando vayas a comprar unas, busca el distintivo.

Controla cuándo y cuánto tomas el sol

  1. No excedas tu tiempo de exposición solar. Evita el exceso de sol. Busca una sombra si llevas demasiado rato expuesto a los rayos de sol. Dale un respiro a tu piel y no permitas que se sature. Las cremas te darán mayor margen de exposición solar.
  2. Evita las horas del mediodía. Aproximadamente desde las 12 hasta las 16 horas es cuando el sol es más fuerte. Es muy importante evitar la exposición a estas horas.

La hidratación, tu fiel compañera

  1. Bebe mucha agua. El sol y el calor deshidratan nuestro cuerpo y nuestra piel. En verano es importante beber agua constantemente para mantenernos hidratados.
  2. Cuida tu piel después de la exposición solar. Aplícate una loción aftersun después de haber tomado el sol, aunque tu piel no se haya quemado. También es muy recomendable aplicarse aloe vera o algún gel que contenga aloe vera

Pero lo mejor para cuidar de tu salud es confiar en los expertos, los clientes de Medifiatc, nuestro seguro de salud, disponen de acceso a los mejores profesionales de dermatología.

9 CONSEJOS PARA PROTEGERTE DEL SOL EN VERANO
5 (100%) 1 vote

Compartir: