propiedades de los aceites esenciales

Los aceites esenciales son extractos naturales de las plantas con un vasto abanico de propiedades. Por poner tan solo unos ejemplos, los podemos aprovechar en nuestro día a día para el cuidado de cuerpo y mente o para el hogar. Sin embargo, puesto que existen muchos tipos de aceites esenciales con propiedades distintas, puede ser difícil elegir.

En este post te proponemos un listado de los aceites esenciales más comunes y sus usos, para guiarte en su elección. Si es la primera vez que los utilizas, al final del post te recordamos algunas pautas para un uso responsable de los aceites esenciales.

1. Árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es uno de los más populares por las innumerables aplicaciones que ofrece. Este aceite se obtiene por destilación de las hojas del árbol de Melaleuca alternifolia que crece en Australia.

Propiedades: Posee un efecto antiséptico y antiinflamatorio. Además, es eficaz contra bacterias y hongos.

Usos: Se aplica en el tratamiento de inflamaciones y otros problemas de la piel causados por hongos y bacterias. Esta esencia es útil también para reducir la caspa, aliviar la inflamación provocada por las picaduras de insectos, purificar el aire, higienizar superficies. Estos son solo algunos ejemplos de cómo utilizar el aceite de árbol de té, si quieres saber más te sugerimos este post sobre las propiedades del árbol de té.

difusor de aceites esenciales

2. Bergamota

En la piel de este cítrico se encuentran los componentes químicos de su aceite esencial, que también son los responsables de su aroma intenso.

Propiedades: El aceite que se obtiene de este cítrico se utiliza en aromaterapia por sus efectos antisépticos, calmantes y cicatrizantes.

Usos: Se utiliza en la elaboración de desodorantes, perfumes, cremas y productos cosméticos para combatir el acné. También se emplea como remedio natural contra el estrés y en el tratamiento de trastornos digestivos causados por ansiedad.

ergamota, cítrico que se utili

3. Clavo de olor

En oriente esta especia se utiliza desde hace miles de años en la preparación de alimentos, pero también se considera un remedio medicinal. Para saber más sobre el origen de esta especia puedes leer aquí.

Propiedades: Es un aceite con efecto analgésico, antiséptico, expectorante y digestivo.

Usos: EL aceite de clavo de olor posee un sin fin de beneficios para la salud de nuestro aparato digestivo, en el tratamiento de infecciones de la piel y de las vías respiratorias, entre otros. También se utiliza como compuesto en los anestésicos dentales. Es un aceite que puede causar irritaciones si no se utiliza de modo correcto, por lo que es muy importante seguir las indicaciones de un profesional cuando aplicamos este extracto.

4. Lavanda

El aceite que se obtiene de esta planta se caracteriza por un aroma floral y fresco muy agradable. Es muy utilizado en la industria cosmética y es posible que se encuentre entre los ingredientes de algún producto de higiene personal o para el hogar que ya tienes en casa.

Propiedades: El de lavanda posee acción antiséptica. Sin embargo, uno de los motivos por los que la lavanda se utiliza tan a menudo en cosmética es por sus propiedades calmantes.

Usos: Aplicado sobre la piel, el aceite de lavanda alivia la tensión muscular, sirve para el tratamiento de quemaduras y picaduras de insectos. Su perfume en el ambiente contribuye a mejorar la calidad del sueño, reduciendo el insomnio.

5. Menta

El aroma de la menta es inconfundible y se debe a sus aceites esenciales. Estas sustancias químicas que se obtienen por destilación de las hojas de menta se utilizan en muchos sectores, desde el farmacéutico hasta la industria alimentaria.

Propiedades: A los aceites esenciales de la menta se les atribuye sobre todo un efecto beneficioso para la digestión. Además, utilizado en la piel, el aceite esencial de esta planta medicinal reduce el picor y posee efecto analgésico.

Usos: Tiene innumerables aplicaciones en la preparación de aceites para masaje, champús anticaspa, geles de ducha y otros productos de higiene personal con efecto vigorizante. También se utiliza como saborizante alimentario, principio activo calmante en la elaboración de pomadas y en otros fármacos tópicos para aliviar el picor cutáneo.

6. Eucalipto

El árbol de eucalipto también es originario de Australia, pero se cultiva en el resto del mundo. Su aroma es muy característico e intenso y el aceite esencial se obtiene de las hojas por destilación.

Propiedades: De este aceite se valoran sobre todo sus efectos antiséptico y expectorante. Varios estudios han comprobado la acción antibacteriana de esta sustancia ante una gran variedad de hongos y bacterias.

Usos: Se utiliza para descongestionar las vías respiratorias afectadas por catarros y gripes.

Pautas para un correcto uso de los aceites esenciales

mujer aplica aceite esencial en la piel para un masaje.

Los aceites esenciales son sustancias naturales que nos pueden aportar propiedades beneficiosas para la salud si las utilizamos correctamente.

Estos son algunos aspectos que deberías tener en cuenta si vas a utilizar aceites esenciales por primera vez:

  1. Los aceites esenciales son sustancias que se obtienen de las plantas, pero no por esto son inocuos. Antes de utilizar cualquier aceite esencial infórmate sobre sus posibles efectos secundarios, modo de empleo y dosis recomendadas. Lo más prudente es seguir las indicaciones de un profesional.
  2. Para la producción de un litro de aceite esencial puede ser necesaria hasta una tonelada de planta. Esto nos indica la fuerte concentración de sustancias químicas presentes en una gota de aceite esencial. Es por eso que lo ideal es diluirlos en aceites de base, como el aceite de coco o de almendras, antes de aplicarlos sobre la piel.
  3. Algunos aceites esenciales como la menta son buenos para el alivio de irritaciones e inflamaciones de la piel, pero esto no significa que son aptos para ser aplicados en otras partes del cuerpo como las mucosas, por ejemplo.
  4. Se desaconseja la aplicación directa sobre la piel de aceites esenciales como el de canela o de comino porque son irritantes.
  5. Asegúrate de comprar aceites esenciales de calidad y lee los ingredientes en el envase. Algunos productos que se venden como aceite esencial podrían contener otros compuestos y producir reacciones alérgicas.
  6. Los aceites esenciales son sustancias muy volátiles y que pueden deteriorarse si no se conservan correctamente. Intenta guardarlos en un lugar de la casa donde no haya humedad y puedan mantenerse a una temperatura inferior a los 25 grados. Tampoco deberían recibir la luz directa del sol.
  7. Si el aceite está abierto desde hace más de tres años lo más recomendable es que lo tires, puesto que con el tiempo sus propiedades podrían haberse alterado y podría producir irritaciones. También, es oportuno deshacerse de un aceite cuando han habido importantes alteraciones en su aroma y aspecto.
  8. El aceite esencial de bergamota, y de los cítricos en general, se tiene que utilizar con especial cuidado porque es fotosensibilizante. La aplicación sobre la piel combinada con la exposición a los rayos del sol puede producir irritaciones, manchas, alergia y hasta quemaduras.
  9. Si tomas algún medicamento o quieres utilizar los aceites esenciales para reducir la ansiedad, es oportuno consultarlo con tu médico.
  10. Evitar su uso en los niños, mujeres embarazadas o durante la lactancia. En estos casos se deben aplicar solo bajo indicaciones de un profesional de la salud.

Los aceites esenciales que te hemos presentado en este post pueden ser una buena opción para cuidarte de forma natural. Eso sí, hacer un uso correcto de estas sustancias es clave para poder aprovechar al máximo sus propiedades y prevenir riesgos para la salud.

Compartir: