La subida constante del precio de la luz se ha convertido en un problema recurrente para muchos hogares españoles. En enero pasado arrancamos el curso con un alza del 24% respecto al mismo mes de 2018.

A estas subidas se une el hecho de que muchas viviendas cuentan todavía con sistemas de iluminación poco eficientes. Una combinación que acaba por disparar las facturas de la luz.

Para evitar estos contratiempos es conveniente optar por un sistema de iluminación de bajo consumo con bombillas LED. ¿Pero en qué consiste exactamente esta tecnología? ¿Y qué ahorro supone? ¿Cuáles son las soluciones más avanzadas en el mercado para iluminar nuestra casas? Vamos a tratar de responder a estas preguntas.

Menor consumo y mayor eficiencia

Para empezar esta pequeña guía es interesante dejar claro cómo funciona el sistema de iluminación basado en LEDs. A diferencia de otras tecnologías más clásicas, como por ejemplo las luces halógenas o los fluorescentes, este tipo de bombillas cuenta con uno o varios chips (luces led) que emiten luz a diferentes niveles.

La principal ventaja sobre sus predecesoras es que estas luces consumen menos energía que los sistemas lumínicos tradicionales. De acuerdo con los estudios más recientes una bombilla LED de consumo diario en el hogar tiene un gasto un 80% inferior a los dispositivos incandescentes, una de las bombillas más comunes en los hogares hasta hace bien poco.

tipos de bombillas LED para casa

El otro gran punto a favor tiene que ver con su eficiencia y con la duración de su vida útil. Ésta se sitúa en un rango entre las 15.000 y las 50.000 horas de uso, una cantidad que puede variar según la calidad que escojamos en nuestra compra.

Pero en términos económicos, ¿cuánto nos ahorraremos si hacemos una transición entre un sistema y otro? Según un estudio realizado por la oficina comunitaria Eurostat el año pasado si un hogar español cambiase todas sus bombillas tradicionales de 60 vatios por luces LED con una capacidad similar, el ahorro en la factura al final de año sería de 11,42 euros.

Consejos para elegir la bombilla LED adecuada

Una vez convencidos de la idoneidad del sistema LED es fundamental escoger bien el dispositivo que necesitamos. Un consejo habitual entre los expertos es elegir marcas conocidas y con experiencia, como pueden ser Philips u Osram, o productos de compañías que se han incorporado más recientemente al sector como Ikea o Amazon.

Al tratarse de una tecnología todavía más cara que si recurrimos a los modelos clásicos de bajo consumo, puede existir la tentación de optar siempre por los modelos más baratos. Esto es un error, ya que corremos el riesgo de que se utilicen materiales de peor calidad y de que la tecnología falle más de lo debido.

Además de todo lo dicho, a la hora de ir a la tienda debemos fijarnos específicamente en las siguientes características de las bombillas LED:

  • La potencia en vatios: esta cifra nos indicará lo que consume la bombilla; cuanto más baja sea, menos gasto de luz supondrá.
  • Eficiencia en lúmenes/vatio: al combinar ambas cifras podremos saber exactamente la cantidad de luz que proporcionará la bombilla.
  • Etiqueta de eficiencia energética: igual que ocurre con los electrodomésticos, las bombillas LED más recientes ya llevan esta información sobre el nivel de eficiencia del producto.

Otro consejo muy útil para hacer la transición hacia un sistema de luces LED es priorizar siempre las luces o lámparas que utilicemos durante más tiempo en el hogar. De esta manera la inversión en luces nuevas se acabará amortizando antes, gracias a un mayor ahorro.

Igualmente es interesante aprovechar los descuentos que muchas marcas y tiendas especializadas ofrecen en forma de packs con varias bombillas. Así resultará más barato cambiar de una tacada varias luces de nuestra casa.

Bombillas LED inteligentes

Dentro de la familia de las luces LED en los últimos años ha surgido un modelo que cambia la manera de ver la iluminación del hogar. Hablamos de las bombillas LED inteligentes, dispositivos de bajo consumo que se pueden controlar a través de un dispositivo móvil o mediante algún equipo automatizado de la vivienda (domótica).

Esta es una tecnología que se encuentra aún en plena evolución, pero que ofrece enormes posibilidades desde el punto de vista del ahorro: reducir o elevar la iluminación a horas determinadas del día, regularse de manera automática según el clima y la luz natural del momento o asegurarse de que todas las bombillas de una vivienda estén apagadas una vez la hayamos abandonado son sólo algunos de sus usos potenciales.

bombilla led inteligente Xiaomi

Bombilla LED inteligente de la marca Xiaomi

Dentro de un mercado todavía relativamente reducido –y de precios altos- el fabricante Xiaomi presentó en febrero pasado Mi LED Smart Bulb, una bombilla LED inteligente de 19,99 euros que permite, entre otras funcionalidades, regular los colores, la intensidad y la temperatura de la luz a través del móvil o mediante los asistentes de voz Alexa (Amazon) y Google Assistant.

En una gama más alta del mercado aparecen las soluciones inteligentes de Philips, con su gama de Philips Hue. Estos modelos, también compatibles con los asistentes de voz más populares (incluido Siri, de Apple) ofrecen además una gran variedad de servicios de sincronización con todo tipo de dispositivos. Eso sí, el precio de cualquier pack se sitúa por encima de los cien euros.

Otras bombillas de este tipo son la línea Lightify de Osram o las IKEA Trådfri, de una gama más baja pero con un precio también más económico.

¿Pensando en un cambio? Si necesitas ayuda para cambiar tu sistema de iluminación, recuerda que el seguro de hogar FIATC incluye servicio bricohogar.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.