apio propiedades

¿Quieres perder peso y cuidar tu salud? Tienes que descubrir las propiedades del apio y todos los beneficios que te puede aportar. En este post te contamos por qué consumirlo y te proponemos algunas recetas para que incorpores el apio a tus menús semanales.

Características de la planta

Algunas de las características que podemos destacar del apio (Apium graveolens) son las siguientes:

  • El apio pertenece a la familia de las apiáceas en la que se pueden encontrar la zanahoria, el perejil o el eneldo.
  • Tiene un tallo largo y verde con hojas al final.
  • Su aporte calórico es muy reducido porque está compuesto en un 92% de su peso, por agua.
  • Contiene vitamina C y sales minerales como hierro, fósforo, calcio y manganeso.
  • Se cultiva en toda la zona del Mediterráneo.
  • Su utilización, desde el punto de vista medicinal, es antigua, en una orden emitida por Carlo Magno ya se habla del apium.
  • Otros de sus componentes son: ácido fenólico, flavonoides, vitamina K, potasio, vitamina A y fibra.

¿Qué beneficios nos aporta el apio?

propiedades del apio

Las características del apio nos dan una idea de todos los beneficios que puede aportar a la salud, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Es diurético. Debido a su contenido en potasio y sodio, alcaliniza la sangre y favorece que el organismo se depure porque ayuda a eliminar el ácido úrico y otros elementos tóxicos.
  • Favorece una buena digestión. Es un alimento que contiene mucha fibra por lo que ayuda a hacer la digestión y previene los gases y la hinchazón del abdomen.
  • Previene el insomnio. Tiene efectos sedantes y se recomienda ingerirlo antes de dormir para prevenir el insomnio.
  • Ayuda a prevenir problemas de corazón. Contiene sustancias vasodilatadoras que ayudan a prevenir la hipertensión. Además, se puede utilizar sal de apio como sustituto de la sal marina para ayudar a las personas con alta presión arterial.
  • Normaliza la menstruación. El apio contiene vitamina C y ácido fólico por lo que ayuda tanto en casos de menstruación escasa, como en casos de menstruación excesiva.
  • Produce sensación de saciedad. Su alto contenido en fibra permite sentir sensación de saciedad, de forma que el apio se utiliza en las dietas de pérdida de peso.

No obstante, si padeces alguna enfermedad o alergia alimentaria, consulta con tu médico antes de utilizar el apio en tu dieta.

¿Cómo se puede consumir el apio?

propiedades del apio crudo

Introducir el apio en el menú diario es sencillo, te damos algunas recetas en el siguiente apartado, pero es importante también conocer las formas en las que se puede consumir que son las siguientes:

  • Crudo. Es la forma más saludable de consumir apio porque conserva el 100% de sus propiedades, en especial, las vitaminas y los minerales. Se puede incorporar a ensaladas y a zumos de frutas, por ejemplo, aunque conviene recordar que tiene un sabor fuerte y ligeramente amargo.
  • Cocido. Al igual que otros vegetales, el apio se puede cocer, pero cuando se cuece pierde minerales y vitaminas. En este sentido, el apio se puede utilizar para sopas y guisos.
  • Pulverizado. Se trata de la llamada sal de apio que se suele usar como un sustituto de la sal común.

6 recetas con apio

recetas con apio

El apio se puede incorporar de muchas formas a las recetas, pero, antes de utilizarlo, conviene cortar un poco el tallo para eliminar la parte deteriorada y lavarlo bien para quitar los restos de tierra o las hojas secas.

Ya está listo para que lo utilices, así que te proponemos varias recetas:

1. Ensalada de tomate y apio

Para esta receta vas a necesitar:

  • 1 tomate pelado.
  • 2 ramas de apio.
  • 2 patatas cocidas.
  • 4 hojas de lechuga.
  • 1 cebolleta.
  • 2 huevos duros.
  • Sal.

Corta la lechuga, el huevo, el apio, la patata y la cebolleta. El tomate lo puedes cortar en rodajas finas. Una vez que tengas todo picado lo colocas en una fuente y lo aliñas con una vinagreta y con la sal.

2. Humus con zanahoria, pepino y apio

comer apio crudo

Los ingredientes para esta receta con apio son los siguientes:

  • 200 gramos de garbanzos cocidos (pueden ser envasados).
  • 3 zanahorias.
  • 1 cucharada de tahín.
  • 1 pepino.
  • 4 ramas de apio.
  • comino
  • zumo de limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Tritura los garbanzos con el tahín y a continuación añades el comino, la sal y el aceite de oliva.

Pela las zanahorias y el pepino, y los cortas junto con el apio en bastones para acompañar el hummus.

3. Crema de apio

Se puede consumir fría o caliente y sus ingredientes son:

  • 1 rama de apio.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 puerro.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • Sal y pimienta

Pica el al apio, el puerro y la cebolla y los rehogas con la mantequilla. Echa un poco de sal y pimienta y deja que se doren. Cuando estén hechos, añades la nata y dejas cocinar durante unos 20 minutos.

4. Barquitos de apio

Otra receta refrescante para el verano pueden ser estos barquitos de apio. Los ingredientes para cocinarlos son:

  • 100 gramos de queso en crema.
  • 1 cucharada de cebollino.
  • 3 tallos de apio.
  • Lechuga cortada en tiras.
  • Sal.

En un bol mezcla el queso, el cebollino y la sal. Rellena los tallos de apio con la mezcla y alisa. Corta los tallos en trozos de unos 5 centímetros y colócalos sobre una cama de lechuga.

5. Batido desintoxicante con apio

jugo de apio

Tal y como decíamos antes, el apio crudo conserva todas sus propiedades y una forma perfecta de consumirlo es en batido.

Los ingredientes para este batido son:

  • 1 rama de apio.
  • 2 tallos de hinojo.
  • 1 pepino
  • 4 hojas de menta.
  • 1 trozo de jengibre.

Pela el pepino y corta todos los ingredientes para triturarlos en un robot o con una batidora. Lo podrás conservar en la nevera durante unos días.

6. Batido para evitar la retención de líquidos

Si quieres evitar que tu cuerpo retenga líquidos este batido será el aliado perfecto. Los ingredientes necesarios son:

  • 4 espárragos verdes.
  • 1 taza de brotes de espinacas.
  • 3 ramas de apio.
  • 1 manzana.
  • 1 limón.
  • 150 ml de agua.

Pela la manzana y el limón y añades todos los ingredientes en un vaso para batirlos. Si quieres que el batido quede más líquido añade más agua.

Cocinar el apio, tal y como has visto, es sencillo, así que ya no tienes excusa para incorporar este ingrediente saludable a tu dieta.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.