Según datos de la Sociedad Española de Sueño la apnea del sueño afecta a un 6-8% de los españoles. En nuestro país como a nivel internacional los servicios sanitarios trabajan para desarrollar unidades de asistencia, mejorar la calidad del diagnóstico y tratamiento.

En este artículo explicaremos qué es la apnea del sueño, qué síntomas produce, cómo se diagnostica y los tratamientos posibles.

¿De qué se trata exactamente?

apnea del sueño simptomas

El síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño (SAHOS) es un trastorno que está caracterizado por diferentes episodios recurrentes de obstrucción total (apnea) o parcial (hipoapnea) de la vía aérea superior durante el sueño, con paradas respiratorias de unos segundos por evento.

Además, pueden aparecer síntomas como la somnolencia diurna, que puede provocar importantes consecuencias para la salud, afectando a nuestra calidad de vida. Por eso, es un trastorno potencialmente grave que hay que mantener bajo control. El correcto descanso nocturno hace que el cuerpo pueda llevar a cabo sus funciones básicas diarias. Y es que, aunque no reparemos en ello, el sueño es parte fundamental de nuestra salud.

Podemos encontrar diferentes tipos de apnea:

  • Apnea periférica: Es la más común y se produce cuando la garganta está obstruida y no puede entrar ni salir el aire por la boca ni por la nariz. La obstrucción está dada por el colapso de la vía aérea, evitando la entrada de oxígeno.
  • Apnea central: En este tipo de apnea se involucra al sistema nervioso y es menos común que se dé en los músculos respiratorios. Principalmente, el diafragma (músculo que separa el pecho de la cavidad abdominal y que permite la salida y entrada de aire a los pulmones), deja de tener movimiento, ya que recibe señales interrumpidas y confusas del cerebro. Como consecuencia, la respiración puede no llegar a producirse.
  • Apnea mixta: Se trata de una combinación de los dos tipos anteriores de apnea. Empieza siendo central y se acaba convirtiendo en periférica.

Para poder establecer la severidad de esta patología, se utiliza el índice IAH (número de Apnea e Hipoapneas por hora de sueño). Podemos distinguir diferentes tipos de grado:

  • Leve (entre 5-14 eventos)
  • Moderado (entre 15-29)
  • Severo (más de 30 eventos)

A partir de cinco eventos por hora de sueño ya consideramos que nos encontramos ante un problema de apnea del sueño.

¿Por qué se produce este trastorno?

Algunas de las causas que pueden provocar el SAHOS son los factores anatómicos como:

  • Hipertrofia amigdalar
  • Macroglosia
  • Retrognatia
  • Obesidad
  • Clase II esquelética
  • Acromegalia o micrognatia

A estos casos se pueden sumar otros factores musculares como una relajación muscular dilatadora que favorezca la obstrucción. Existen, además, otros aspectos agravantes de este trastorno como:

  • Posturas inadecuadas
  • Consumo de alcohol/tabaco
  • Sobrepeso
  • Edad
  • Sexo (es más frecuente que se dé en hombres)

Otra de las causas son las patologías nasales, como la congestión nasal, la rinitis alérgica o la desviación septal.

¿Cómo se diagnostica la apnea del sueño?

apnea obstructiva del sueño

Algunos de los síntomas más frecuentes en la apnea del sueño y que indican que podemos estar sufriendo este tipo de trastorno son:

  • Excesiva somnolencia o la sensación de sueño no reparador
  • Fatiga crónica
  • Cefalea matutina
  • Apatía
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Cierta dificultad para concentrarse
  • Pérdida de memoria

Durante el sueño se presenta un problema de ronquidos, apneas observadas, episodios asfícticos, movimientos anormales, diaforesis, despertar frecuente, nicturia en adultos y enuresis en niños, pesadillas, sueño agitado, reflujo gastroesofágico y bruxismo.

La prueba gold standard sirve para diagnosticar la apnea del sueño y consiste en realizar un estudio del sueño. La prueba diagnóstica se denomina polisomnografía, donde se realiza una medición del flujo respiratorio, del esfuerzo respiratorio que se requiere, del nivel de oxigenación de la sangre, del funcionamiento del corazón y de la calidad del sueño.

Síntomas de la apnea del sueño en niños

A diferencia del adulto, el niño, se considera roncador si ronca tres días a la semana. En estos casos, al llegar a la edad adulta presentará una predisposición a sufrir SAHOS. Las manifestaciones clínicas de la apnea del sueño en niños son:

  • Postural recto
  • Adenoides (amígdalas grandes)
  • Mordida cruzada
  • Respirador bucal
  • TDAH
  • Somnolencia
  • Talla corta. Disminución de la hormona del crecimiento
  • Obesidad

¿La apnea del sueño tiene consecuencias para la salud?

El SAHOS puede producir cambios cardiovasculares como la hipertensión arterial, la insuficiencia cardiaca congestiva, arritmias, hipertensión pulmonar o tromboembolismo venoso. También se pueden producir cambios cerebrovasculares/neurológicos y consecuencias metabólicas como agravar la obesidad.

¿Cómo se cura la apnea del sueño?

Podemos encontrarnos con diferentes opciones para tratar este tipo de patología. La presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) es una de las opciones terapéuticas más efectivas. También existe la posibilidad de someternos a ciertos tipos de cirugías, aunque en un porcentaje no despreciable de los casos, no se consigue un tratamiento eficaz.

En el caso de pacientes con SAHOS de grado leve-moderado suele indicarse medidas higiénico-dietéticas (pérdida de peso, mantener unos buenos hábitos de sueño, evitar el consumo de alcohol y sedantes y el decúbito supino durante el sueño), que muchas veces no se cumplen y por eso no son efectivos a largo plazo. Tampoco está resuelto el problema de los pacientes con un SAHOS de grado severo que no toleran el tratamiento con CPAP.

Algunos de los procedimientos terapéuticos alternativos a la CPAP son los dispositivos intraorales de avance mandibular (DAM). Estos dispositivos actúan avanzando la posición mandibular y lingual durante el sueño, incrementando de esta manera la permeabilidad de la vía aérea superior. Se fijan en ambas arcadas dentarias y permiten un avance progresivo de la mandíbula. Su efecto directo consiste en incrementar el calibre de la faringe, es decir, la disminución en la colapsabilidad de la vía aérea superior.

Su uso ha sido recomendado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en su normativa de tratamiento del SAHOS en el año 2011. Sin embargo, hay una falta de cobertura en el tratamiento con DAM por nuestro Sistema Nacional de Salud ya que su utilización ha sido muy escasa en nuestro país.

Compartir:
Escrito por: Mireia Alcaraz
La Dra. Alcaraz cuenta con cerca de 10 años de experiencia en odontología preventiva, conservadora y reconstructiva. Licenciada en Odontología General por la Universidad de Barcelona es una de las odontólogas de referencia de ADE Clínica Dental.