astenia otoñal

¿Con la llegada del otoño te sientes cansado y te parece que no tienes energía? Es posible que tengas astenia otoñal. Se trata de un trastorno bastante común que está relacionado con los cambios, de costumbres y de temperaturas, típicos de esta temporada.

En este post, te contamos en qué consiste, por qué se produce y qué puedes hacer para prevenirla.

¿Qué es la astenia?

La astenia otoñal es un síndrome que se manifiesta en otoño y se debe a la reducción de las horas de sol y a la respuesta del organismo a esos cambios. Es habitual que la astenia aparezca en primavera, pero cada vez son más las personas que la sienten también en otoño.

La astenia otoñal suele afectar al estado de ánimo y es fundamental prevenir para evitar sus efectos. Es un síndrome no una enfermedad porque se trata de una respuesta de nuestro organismo a los cambios de estación.

¿Por qué algunas personas sufren de astenia estacional?

El otoño, entre otras cosas, implica que:

  • Se reduzcan las horas solares
  • Bajen poco a poco las temperaturas
  • Nos incorporemos a los quehaceres diarios
  • El contacto con amigos y familiares disminuya debido al tiempo atmosférico
  • Tengamos menos tiempo libre

Todos estos cambios producen alteraciones en los biorritmos y en los ciclos de sueño, por lo que pueden afectar al estado de ánimo.

La serotonina es la hormona causante. Se la llama hormona de la felicidad porque cuando se reduce, se produce cansancio, sueño o tristeza.

Sin embargo, cuando la serotonina tiene unos niveles altos, produce bienestar y buen estado de ánimo.

Por otro lado, otra hormona que también influye en la astenia otoñal es la melatonina.

La melatonina regula el sueño. De hecho, nuestro cuerpo la produce cuando empieza a anochecer para que tengamos un descanso correcto. Mientras el nivel de serotonina en el organismo aumenta por la mañana.

Sin embargo, cuando las horas de luz se reducen, las señales que envía el cerebro para la producción de melatonina se adelantan y se producen cuando todavía tenemos algunas tareas que hacer. De esta manera empezamos a notar que estamos cansados y que tenemos sueño.

Los síntomas más comunes de la astenia otoñal

Lo más importante, si piensas que tienes astenia otoñal, es saber identificarla. Para ello debes conocer los síntomas de la astenia otoñal, que son los siguientes:

  • Cansancio
  • Trastornos relacionados con el sueño como somnolencia, despertarse de madrugada o dormir demasiado.
  • Bajo estado de ánimo
  • Falta de apetito
  • Falta de concentración y de interés
  • Apatía
  • Irritabilidad o humor cambiante
  • Comer más y aumentar de peso
  • Ausencia de líbido

¿Cuánto dura la astenia otoñal?

La astenia otoñal, al igual que la primaveral es temporal, por lo que suele desaparecer tras 5 o 6 días. La duración dependerá de cada persona y de sus circunstancias, por lo general, no suele durar más de 15 días.

En el caso en que los síntomas persistan, no desaparezcan o se agraven con fiebre o problemas para respirar, es aconsejable consultar con un especialista para que nos diagnostique, nos dé un tratamiento adecuado y descarte otras dolencias.

Tips para recuperar las energías

astenia otoñal remedios

La prevención de la astenia otoñal es muy importante para no perder energías y poder seguir con el ritmo de vida diario. A continuación, algunos consejos que puedes seguir:

  • Elige menús ligeros e hidrátate. Elige una dieta sana con alimentos de temporada y ligeros como frutas, verduras, carnes magras y pescados. Evita alimentos procesados y ricos en grasas o azúcares. Además, es aconsejable comer unas cinco veces al día para mantener el nivel de energía. Por otra parte, la hidratación también es importante, bebe dos litros y medio de agua al día y lleva siempre contigo una botella para poder beber cuando lo necesites.
  • Aprovecha la luz solar. La reducción de las horas de luz solar, tal y como hemos visto anteriormente, es una de las causas de la astenia, por lo que es aconsejable que aproveches al máximo las hora de luz. De esta forma tu organismo generará serotonina y te sentirás mejor.
  • Practica una actividad física. El deporte es fundamental en cualquier momento de nuestra vida y época del año, y también en otoño. Con la práctica del deporte segregamos endorfinas que nos hacen sentir mejor. Lo más aconsejable es hacer un ejercicio de intensidad moderada cada día y en horas de luz. Puedes, por ejemplo, salir a caminar. Si lo haces en un parque o en un lugar natural, será mejor para respirar aire puro y relajarte. En este post te proponemos varias apps para hacer deporte.
  • Cuida tus horas de descanso. Como ya hemos destacado, entre los síntomas de la astenia otoñal están los trastornos relacionados con el sueño. Para evitarlos, podrás acostarte y levantarte todos los días a la misma hora, intentando dormir, al menos, 8 horas diarias.
  • Busca actividades que te motiven. Piensa en lo que te gusta hacer, si te gusta el bricolaje, puedes apuntarte a clases o dedicar un momento cada día a esa actividad, si te gusta escribir puedes acudir a un curso de escritura creativa. En definitiva, piensa en actividades que realmente aumentan tu motivación y dedícales un tiempo para sentirte mejor.
  • Regula los horarios para adaptarlos a tu rutina. La rutina diaria que empieza con el otoño requiere que adaptemos nuestros horarios, por lo que puedes elaborar una tabla semanal con las actividades que quieres hacer y los horarios para tener tiempo de hacer todo lo que te propone.
  • Toma vitaminas y suplementos con control médico. En el caso en que consultes con tu médico y te diagnostique una astenia otoñal podrás preguntar por la posibilidad de tomar vitaminas y suplementos alimenticios que te ayuden a recuperar la energía. Si quieres saber más sobre los servicios FIATC consulta nuestra web.

astenia tratamiento natural

Prevenir los síntomas está en tu manos

Después de las vacaciones de verano, para muchos, llega el momento de retomar la rutina diaria, volver a trabajar y asumir las obligaciones habituales. Hacerse a la idea de todos estos cambios es difícil. Poco a poco, además, los días se harán más cortos y las horas de luz se reducirán.

Puesto que no todos reaccionamos de la misma forma a las alteraciones en la rutina, los más sensibles podrían sufrir los síntomas de la astenia en este período.

La astenia otoñal puede alterar tu ritmo de vida con el cambio de estación, pero está en tus manos prevenir los síntomas y adaptándote cuanto antes al otoño.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.