El bruxismo también se llama enfermedad silenciosa y es que las personas que lo padecen no suelen darse cuenta, sino que lo averiguan en una revisión dental o porque una persona cercana escucha el rechinar de los dientes.

Según un informe elaborado por el Hospital Ruber Dental de Madrid, el 70% de la población adulta en España padece bruxismo.

La gran incidencia del bruxismo hace necesario detectarlo cuanto antes para evitar que los efectos se agraven y que el desgaste de los dientes aumente. Pero comencemos por el principio, la definición del bruxismo.

¿Qué es es bruxismo?

El bruxismo es una parafunción mandibular que consiste en rechinar los dientes. Es más frecuente por la noche aunque también puede producirse de día.

Si se produce mientras dormimos es más difícil de detectar y controlar. Los pacientes que lo padecen aprietan con fuerza los dientes y los mueven de adelante hacia atrás, de forma inconsciente, lo que produce desgaste.

Ahora que ya sabes qué es el bruxismo, llega el momento de analizar sus causas, síntomas y consecuencias.

Causas y síntomas del bruxismo

causas y síntomas del bruxismo

Existen diversas causas del bruxismo entre las que podemos destacar las siguientes:

  • El estrés, suele ser la causa en la mayoría de los casos. La intensidad del bruximo va a depender de la intensidad del estrés de cada persona.
  • Las alteraciones en los dientes hacen que no encajen bien y que el organismo intente desgastar esas alteraciones para conseguir una mejor oclusión.
  • En algunos casos también influyen factores genéticos.
  • Los hábitos de sueño.
  • La postura corporal.

Para evitar problemas adicionales, es importante saber cómo se manifiesta el bruxismo. Entre los síntomas del bruxismo podemos destacar los siguientes:

  • Ansiedad.
  • Estrés.
  • Dolor de oído.
  • Cefaleas.
  • Sensibilidad en los músculos.
  • Sensibilidad en los dientes a los alimentos fríos o calientes.
  • Trastornos relacionados con la alimentación.
  • Inflamación de la mandíbula.
  • Problemas de sueño.

En cuanto a los síntomas del bruxismo en niños o bruxismo infantil, son los mismos que en los adultos y suele aparecer entre los 6 y los 10 años, en el momento en que se caen los primeros dientes de leche.

Podemos distinguir varios tipos de bruxismo:

En función de la manera de rechinar los dientes:

  • Céntrico, es el que consiste en apretar los dientes.
  • Excéntrico, es el que consiste en frotar los dientes.

En función del momento en que se produce:

  • Nocturno o del sueño, aparece cuando el paciente duerme.
  • Diurno o de vigilia, se manifiesta durante el día en momentos de estrés o ansiedad.

Según el grado:

  • Grado I, se presenta de forma ocasional.
  • Grado II, se convierte en un hábito del paciente.
  • Grado III, es un hábito muy arraigado en el paciente y las lesiones en los dientes son mayores.

En algunos pacientes se pueden ver varios tipos de bruxismo a la vez.

Bruxismo, soluciones

Tal y como decíamos anteriormente, puede ocurrir que el paciente no se dé cuenta de que tiene bruxismo hasta que se manifieste en una revisión del odontólogo, por lo que si las lesiones son mínimas solo requerirá ser consciente del hábito y controlar el estrés.

Si las lesiones en los dientes son más profundas pueden indicarse por el odontólogo tratamientos dentales con férulas que se utilizan cuando el paciente duerme.

Las férulas de descarga están hechas de resina y a medida de nuestros propios dientes. Nos ayudan a liberar la tensión en los dientes y son personales e intransferibles, ya que cada dentadura es diferente.

La férula puede ser superior o inferior y será el dentista el que realice los ajustes necesarios a medida que pase el tiempo.

Además de lo anterior, se pueden seguir los siguientes consejos:

  • No ingieras alimentos duros o dulces.
  • Haz ejercicios de relajación que reduzcan el estrés.
  • Si sientes dolor aplica hielo en la zona.
  • Date un masaje en donde te duela.
  • Duerme 8 horas al día.
  • Bebe 2,5 litros de agua cada día.

En algunos casos es necesaria la cirugía para el tratamiento del bruxismo, pero siempre será el último recurso para casos graves.

Aprender a gestionar las emociones para evitar bruxismo

practicar yoga bruxismo

El estrés y la ansiedad son las principales causas del bruxismo, por lo que gestionar nuestras emociones puede ser la clave para evitar los efectos negativos del bruxismo en nuestros dientes.

La rutina diaria nos sumerge en situaciones de estrés al querer hacer muchas cosas a la vez sin tener tiempo para nosotros mismos. Lo mismo les ocurre a nuestros hijos que madrugan, acuden a la escuela y hacen actividades extraescolares.

Para luchar contra el estrés y cuidar nuestra salud emocional, podemos tomar medidas como las siguientes:

  • Haz ejercicio físico, al menos una hora al día, te ayudará a relajarte y a estar en forma. Evita hacerlo justo antes de irte a dormir.
  • Realiza actividades relajantes como escuchar tus canciones favoritas, leer o darte un baño caliente con sales de baño de olores agradables, es decir, utiliza la aromaterapia.
  • Si es necesario, acude a un psicólogo para tratar el estrés.
  • Practica yoga. Te ayudará a relajarte, a estirar tus músculos y a cuidar tu salud.
  • Pinta mandalas. Se utilizan como herramientas para la meditación y, por lo tanto, son perfectas para lograr reducir la ansiedad y el estrés.
  • Descubre el entrenamiento autógeno para relajarte. Puedes practicar las primeras sesiones en grupo o de forma autodidacta. Los pasos a seguir son los siguientes:
    • Busca una postura cómoda sentado o tumbado y cierra los ojos.
    • Repite las frases cortas que se recomiendan para cada aspecto de la relajación: pesadez, calor, pulsación, respiración, regulación abdominal y mente.
    • Haz estiramientos de brazos y piernas y respira profundamente antes de abrir los ojos.
  • Cuida tu sueño y empieza a dormir mejor. Prepárate para dormir siguiendo las siguientes pautas:
    • No realices actividades estresantes antes de irte a dormir. Relájate y lee un rato o date un baño.
    • Vete a dormir todos los días, más o menos, a la misma hora.
    • Cuida que tu habitación esté limpia, ordenada y ventilada, que tenga una temperatura agradable.

En definitiva, aprende a gestionar tus emociones y a saber controlar el estrés para que no afecte a tu salud ni a tus dientes.

¿SABÍAS QUE EL ESTADO EMOCIONAL PUEDE SER LA CAUSA DEL BRUXISMO?
5 (100%) 1 vote

Compartir: