buddha bowls, más que una tendencia gastronómica

Comer sano es aún más divertido desde que se han puesto de moda los Buddha bowls. Estos platos son una auténtica tendencia que se ha difundido rápidamente a través de blogs y revistas de cocina, salud y bienestar, y en redes sociales. Quizá no amas las modas y prefieres platos tradicionales, pero los Buddha bowls no dejan indiferente a nadie y pueden ser una solución muy práctica para el día a día.

¡Descubre cómo prepararlos en casa de forma fácil y creativa!

¿Por qué “Buddha” bowls?

Cuando se habla de Buddha bowls (también conocidos con el nombre de macro bowls o hippie bowls en los países anglosajones) técnicamente se hace referencia a unos boles llenos de ingredientes sanos y coloridos.

El secreto del éxito está seguramente en la apariencia irresistible de estos platos, pero el sabor y la variedad son los verdaderos puntos fuertes de un Buddha bowl.

Color, variedad, sabor… pero ¿por qué se les llama “Buddha”?

En algunos blogs se lee que el origen del nombre de este plato procede de la costumbre del Buddha, que cada día dejaba su bol por las calles de las localidades por donde pasaba y esperaba que la gente del sitio donara algún tipo de alimento. Luego comía cualquier cosa hubiese sido ofrecida.

Ideas para crear tus Buddha bowls en casa

Más allá de su origen místico, estos platos son muy populares porque completos y saludables a la vez.

Además, son muy fáciles de preparar y versátiles. Existen infinitas combinaciones y los puedes montar con lo que tengas en la nevera. Incluso podrían ser la solución ideal para llevar al trabajo.

¿Te atreves a preparar tu primer Buddha bowl? Si no sabes por dónde empezar, aquí te damos algunos consejos para montar un bol nutritivo, sabroso, sano y, como no, muy atractivo.

Consejos para preparar un Buddha bowl de rechupete

Para preparar este plato completo y sano no es necesario ser un experto en cocina. Solo necesitarás algunos trucos para obtener resultados sabrosos y atractivos.

Ingredientes base en un Buddha bowl

Un Buddha bowl se caracteriza por ser un plato muy versátil, que satisface los gustos de muchos. Por eso, es recomendable dejarse llevar por la creatividad. Sin embargo, para que sean equilibrados a nivel nutricional siempre deberían contener estos grupos de alimentos:

  • Carbohidratos. Se encuentran en los cereales integrales, que además contienen vitaminas, minerales y fibra. Te ofrecen una fuente de energía de alta calidad. Si prefieres evitar los carbohidratos para un almuerzo más ligero y menos calórico, puedes utilizar alternativas como el cuscús de coliflor o pseudocereales como la quinoa, el amaranto o el trigo sarraceno, igualmente nutritivos, pero con menos calorías.
  • Vitaminas y fibra. Las verduras son el ingrediente clave de este plato. Aportan color y texturas diferentes, además de vitaminas, fibra y sales minerales esenciales para alimentar tu organismo. Cortadas en pedazos y salteadas en una sartén con un hilo de aceite de oliva y las especias que más te gusten añadirán un toque especial a tu bol.
  • Proteínas. Las legumbres aportan proteínas y otros nutrientes esenciales para la salud. Puedes elegir entre lentejas, garbanzos, soja, frijoles de cada tipo… Prepara hummus o cremas a base de legumbres y añádelos en tu Buddha bowl para una comida nutritiva e irresistible. Como alternativa, puedes utilizar la proteína animal (carne, huevos o pescado).
  • Verduras crudas. Para un Buddha bowl equilibrado y más sano recuerda añadir siempre una parte de verduras frescas. Comer vegetales crudos te garantiza un buen aporte de esas vitaminas y minerales que pueden perderse durante la cocción.
  • Hierbas aromáticas. Para dar un toque fresco y único a tu plato completo, añade hierbas aromáticas, posiblemente frescas y de temporada. Las hierbas y especias, además, hacen que los platos sean más digeribles.
  • Ácidos grasos insaturados. Las semillas son ricas en ácidos grasos insaturados que contribuyen a mantener tu cuerpo en forma. Prepara un mix con pipas, sésamo, semillas de calabaza y de amapola, y linaza. Puedes añadir una cucharada en tus boles para que sean más sanos y nutritivos. Para variar puedes sustituir las semillas por frutos secos como las nueces ricas en selenio, y utilizar el aceite de oliva virgen extra para aliñar.

Mejor con ingredientes de temporada

Siempre que sea posible, utiliza verduras de temporada. Así tendrás garantizada una fuente de vitaminas y sales minerales más completa puesto que los vegetales de temporada son aquellos que contienen los nutrientes más indicados para nuestra salud en los diferentes períodos del año.

Menos es más, sobre todo al principio

Elige tus ingredientes favoritos para montar un Buddha bowl personalizado. Si es la primera vez que experimentas con este tipo de plato, lo ideal es empezar con pocos ingredientes y poco a poco ir experimentando y añadiendo más variedad.

Paso a paso para crear tu Buddha bowl

  1. Elige los ingredientes incluyendo alimentos de cada una de las categorías que te hemos indicado para un plato más equilibrado.
  2. Cocina los granos (cereales integrales o pseudocereales).
  3. Cocina las proteínas (legumbres, huevos, pescado o carne al gusto).
  4. Corta los vegetales frescos y las hierbas aromáticas.
  5. ¡Listo para montar tu Buddha bowl! Si la presentación no es lo tuyo, busca inspiración por internet o en las redes sociales para crear unos boles más atractivos.

Nuestra receta de Buddha bowl para el verano

Ingredientes:

  • Verduras frescas de temporada (tomates, zanahorias, pimientos, pepinos, etc.)
  • Hummus
  • Filete de pechuga de pollo a la plancha
  • Un aguacate
  • Mix de semillas
  • Cebollino fresco
  • Pan tipo pita
  • Nueces

Preparación:

Lava las verduras. Cocina la pechuga de pollo y corta todo en tiras. Tritura las nueces y el cebollino. Monta tu bol como en la imagen que te proponemos añadiendo un ingrediente a la vez, o utiliza tu creatividad.

Los Buddha bowls son un plato equilibrado y fácil de preparar, ideal para quien quiere comer sano sin gastar mucho tiempo en cocina.

Su preparación simple y creativa te permite involucrar también a los más pequeños en la preparación de las comidas y de las cenas. Además de jugar con ingredientes de varias texturas y colores, aprenderán a combinar las diferentes categorías de alimentos y se acostumbrarán a comer más variado.

BUDDHA BOWLS, MÁS QUE UNA TENDENCIA GASTRONÓMICA
¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: