Buen uso del aire acondicionado

Llega el verano y, con él, el calor. Te vistes con ropa más ligera para soportar las altas temperaturas. Pero, aun así, tienes calor. La solución más fácil es encender el aire acondicionado y dejar que refresque tu casa. Pero, ¿sabes hacer un buen uso del aire acondicionado? A continuación te contamos algunos consejos prácticos para que este electrodoméstico no se convierta en tu peor pesadilla y sea un mal aliado para tu salud.

Cómo hacer un buen uso del aire acondicionado

Evita las corrientes y las temperaturas extremas

Las oscilaciones de temperatura pueden provocar desde catarros, a tos, dolores de cabeza, contracturas musculares o faringitis, por ejemplo. Para evitar estas consecuencias te aconsejamos que programes adecuadamente la temperatura. Mantén el termostato a una temperatura entre 23 y 25 grados. Además, si lo modificas, también puedes ahorrar en tu factura de electricidad. Ten en cuenta que es uno de los electrodomésticos que más gasta.

Evita tener la corriente de aire directamente sobre ti

La ventaja de que se trate de un climatizador es que tiene que aclimatar el habitáculo, no lo mantengas enfocado hacia ninguna persona o esta podrá padecer alguna molestia.

Durante la noche, programa el climatizador para que se apague

No te aconsejamos que duermas con el aire acondicionado o el ventilador encendido ya que durante la noche la temperatura del cuerpo disminuye y nos volvemos más vulnerables para desarrollar algún tipo de catarro o resfriado. Además, recuerda que también puedes programar el aire para que se encienda antes de ir a dormir y, de esta forma, encontrar la habitación con una temperatura agradable para ir a dormir.

  • Ventila tu casa todas las mañanas para hacer que el aire circule y renueve el existente. Durante las noches frescas de verano, opta por abrir las ventanas en lugar de encender el climatizador.
  • Cuando entres en el coche durante las horas de sol espera un rato para empezar la marcha. Enciende el climatizador y espera unos minutos para que el vehículo se aclimate. Luego, del mismo modo que te aconsejamos hacer en casa, evita la corriente directa para evitar cualquier tipo de dolencia.

Si haces caso a estos consejos podrás evitar futuros daños para tu salud.

Recuerda que si haces un buen uso del aire acondicionado evitarás sufrir mareos, dolores de cabeza, irritación oculares, o complicaciones pulmonares. También esquivarás problemas musculares como contracturas o tirones en la espalda.

Un mal uso del aire acondicionado puede ser perjudicial para nuestra salud

No olvides que también tienes que hacer el mantenimiento de este aparato. Asegúrate que los filtros siempre estén limpios para evitar alergias o complicaciones respiratorias, como el asma. Limpia los ventiladores exteriores, estos son la salida del aire caliente, si se obstruyen, todo ese aire puede ir dentro de tu casa y también es perjudicial para tu salud y la de tu familia.

¡Haz un uso responsable del climatizador y disfruta del verano!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.