Chocolate: mitos y realidades

Pocos se resisten al aroma y a las notas gustativas del chocolate. Es uno de los alimentos a base de cacao más difundidos en el mundo y desde hace siglos el hombre ha aprendido a disfrutar de este manjar. El chocolate ha pasado de ser una especialidad reservada para los más ricos y potentes a ser un producto de consumo habitual en nuestro día a día.

A pesar de ser un alimento muy popular, todavía son muchas las dudas acerca de las propiedades del chocolate. Mitos y verdades sobre este alimento hay muchos y hoy vamos a aclarar los más comunes. ¿Nos sigues?

5 mitos sobre el chocolate

1. Comer chocolate engorda

Este es el mito más común sobre el chocolate. Comer chocolate moderadamente no está directamente relacionado con problemas de peso.

Otra cosa es abusar de este alimento y, además, llevar un estilo de vida sedentario y una dieta poco equilibrada en general.

De hecho, hay varios grupos de investigación que estudian las propiedades del cacao, ingrediente base del chocolate y rico en nutrientes beneficiosos para la salud.

Según una investigación científica publicada en el Journal of the American Heart Association el consumo moderado de chocolate negro tendría efectos positivos para la salud cardiovascular reduciendo los niveles de colesterol LDL (considerado malo) en la sangre.

2. Las personas con diabetes no deberían tomar chocolate

Las personas con problemas metabólicos como la diabetes pueden comer chocolate, a no ser que su médico prescriba lo contrario.

En este caso, también, tiene que prevalecer el sentido común y la moderación. Es evidente que no es lo mismo tomar un trocito de chocolate negro de vez en cuando que comer chocolate con leche o praliné todos los días.

3. Aumenta el riesgo de caries

Las caries son la consecuencia de varios factores. Entre ellos, unos malos hábitos de higiene bucal y el consumo excesivo de alimentos ricos en azúcar. Sobre todo las gominolas, los alimentos dulces pegajosos y los refrescos azucarados dañan el esmalte de los dientes y favorecen la formación de caries y alteraciones gingivales.

No hay estudios que confirman la relación entre caries y el consumo de chocolate. Es más, las propiedades el cacao, rico en calcio y otros minerales, fortalece la salud y el esmalte dental.

4. ¿Es adictivo el chocolate?

Es una leyenda urbana. El chocolate no causa dependencia. ¿Alguna vez has visto alguien robando o ponerse violento por un pedazo de chocolate? Probablemente no, pero sí es cierto que a veces el deseo de comer chocolate puede ser tan fuerte y llegar a ser un vicio.

Entonces, ¿por qué nos pasa esto? Lo más lógico es que nuestro deseo de comer chocolate esté vinculado con las sensaciones de placer que nos produce.

5. El chocolate es afrodisiaco

Es una creencia popular muy difundida, pero sin bases científicas. Esto no quita que el chocolate sea un alimento sensual y pueda ayudar a relajarse.

5 verdades sobre el chocolate

1. El mejor es el chocolate negro

No podemos decir que sea el mejor para el paladar (para gustos hay colores…), pero sí es el más bueno para la salud.

El chocolate puro con altos porcentajes de cacao (a partir de 60% ya se considera un buen chocolate) es el que te ofrece más beneficios gracias a los principios activos del cacao. Pero, sobre todo, un buen chocolate debe tener menos azúcares añadidos. Si puedes elegir un chocolate negro y orgánico, aún mejor.

Otros tipos de chocolate, como el de leche o las versiones rellenas, contienen varios ingredientes añadidos, de los cuales muchos son alérgenos.

2. El chocolate contiene cafeína

El cacao, ingrediente base para la producción del chocolate, sí contiene cafeína entre sus componentes. Sin embargo, los porcentajes son muy bajos (alrededor de un 0,1-0,4%).

3. Tomar chocolate reduce el estrés

Si el estrés te afecta, ya tienes un motivo más para comer chocolate. Las investigaciones indican que tomar chocolate negro reduce los niveles de estrés.

4. El chocolate contiene antioxidantes

El cacao se considera un superalimento por sus nutrientes buenos para la salud, entre los cuales sales minerales, vitaminas y antioxidantes. Una tableta de chocolate de calidad con alto porcentaje de cacao contiene la misma cantidad de antioxidantes que dos tazas de té verde.

5. Es rico en nutrientes y nuestro cuerpo lo necesita

¿Alguna vez tu cuerpo te ha pedido chocolate? No, no es una adicción sino una necesidad, y muchas personas experimentan esta sensación con el chocolate y otros alimentos.

A excepción de las comidas ricas en sal y azúcar, con gran poder adictivo, el chocolate amargo contiene nutrientes esenciales para el organismo.

Calcio, magnesio, antioxidantes, vitamina C, son algunos de los principios activos del cacao que podemos encontrar en una tableta de chocolate amargo.

Los estados de ánimo y la salud dependen de los niveles de los nutrientes. Por eso, cuando estamos estresados, tristes o resfriados un pedacito de chocolate mejora nuestro humor y nos regala unos momentos de placer.

¿Cuál es el chocolate más sano?

En resumen, lo más importante cuando se habla de chocolate es definir de qué tipo de chocolate estamos hablando. Como sabes existen muchas variedades en el mercado y no todas las tabletas son iguales.

Además, el chocolate puede ser beneficioso para unos y menos saludable para otros. La alimentación es un factor determinante para prevenir enfermedades y para mejorar la calidad de vida de los que padecen algún problema de salud.

En términos generales, el chocolate más saludable es aquel que te proporciona los mejores valores nutricionales. Por eso, cuanto más cacao y menos ingredientes añadidos, mejor.

En todo caso, recuerda que la moderación es la clave. Porque hasta los alimentos más saludables tomados en exceso pueden dejar de serlo.

Si has llegado hasta aquí y tienes antojo de chocolate ya sabes por qué. ¿Tienes más anécdotas sobre el chocolate, mitos y verdades? ¡Te esperamos en los comentarios!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.