hacer la maleta perfecta

Ah, ¡la ardua tarea de hacer las maletas! Probablemente, uno de los momentos menos deseados cuando te preparas para irte de viaje. Si hace unos días, te dábamos algunas ideas para preparar tu equipaje, ahora te dejamos con estos cinco trucos para que puedas hacer la maleta perfecta y sin imprevistos.

Siempre hay algo que termina dando problemas: que no cabe todo el equipaje, que pesa demasiado, que se arruga la ropa o, lo peor, darse cuenta a última hora que nos hemos olvidado alguna cosa. Todos nos hemos encontrado alguna vez en esta situación pero, por suerte, hay formas de hacerla más sencilla.

1. Planifica el viaje

Antes que nada, si vas a viajar en avión, es indispensable revisar las medidas para maletas que tu compañía aérea acepta. Seguidamente, es momento de analizar el tipo de viaje que vas a hacer para, así, poder pensar lo que necesitarás. Infórmate sobre la ciudad o zona que vas a visitar, la duración de la estancia y el clima que hará. Debes ir más allá y pensar en el tipo de salidas que harás, por si necesitarás algún equipamiento especial para ellas.

2. Haz una lista

Sabiendo ya las características del viaje, es hora de confeccionar una lista con los elementos que vas a necesitar para hacer la maleta perfecta. Lo recomendable es comenzar por lo más básico, como la ropa interior, los utensilios de aseo personal y los complementos electrónicos que vayas a necesitar. A partir de aquí, puedes ir ampliando a ropa adicional o para salidas de ocio, a artículos de entretenimiento y demás. Apúntalo todo en una lista, priorizando. Esta lista te servirá para organizar bien qué llevar y qué no. También para revisar que no te dejes nada y hacer la maleta perfecta.

3. Prepara los elementos de la maleta

Con la lista ya preparada, toca empezar a buscar los artículos que se han anotado. Poco a poco, los colocas sobre la cama o una mesa. Así verás la cantidad de elementos que quieres llevarte y hacerte una idea del espacio que ocuparán. También es una forma de revisar por segunda vez la lista que has hecho, y así eliminar lo que no sea necesario.

6. Coloca las cosas en la maleta

Ha llegado el momento clave: ir metiendo las cosas en la maleta. En esto también hay truco para poder meterlo todo (si nuestra lista es realista) y que nada se arrugue. Mete primero la ropa que menos se arrugue, como zapatos, pantalones y jerséis. También el neceser y cualquier artículo rígido, como libros. Si quedan rincones, es lugar idóneo para poner cinturones o bolsas pequeñas con cargadores, pañuelos, etc. El resto de ropa más delicada, se colocará encima, bien doblada. Y siempre está bien dejar algo de espacio para posibles compras y recuerdos.

7. Revisión final

Si vas a viajar en avión, pesa tu maleta en casa para asegurarte de que entra en la normativa de la compañía aérea. Coloca también la documentación y papeles en un bolsillo delantero que sea accesible. Y, si vas a facturar la maleta, lleva una bolsa como equipaje de mano y reparte el contenido entre ambas.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.