que es cinetosis

Viajar es un placer y más ahora con el buen tiempo, pero si hacer un crucero es una de tus peores pesadillas, siempre pides viajar de copiloto en el coche o te mareas hasta en el autobús para ir a trabajar, puede que padezcas cinetosis o enfermedad del viajero.

La cinetosis es un trastorno que padecen las personas cuando viajan en tren, avión, coche, moto o barco, entre otros medios de transporte. También puede afectar cuando se ven películas en 3 dimensiones o se utilizan simuladores de realidad virtual.

Produce efectos que se desarrollan en varias fases:

Síntomas previos

  • Sensibilidad a los olores.
  • Malestar indefinido.
  • Bostezos.
  • Somnolencia.

Primeros síntomas

  • Malestar en el estómago.
  • Náuseas.
  • Sudores fríos.
  • Dolor de cabeza.
  • Ojeras.

Mareo

El malestar del viajero no es grave pero sí desagradable para la persona que lo padece. Sin embargo, siempre es recomendable, sobre todo cuando el problema afecta a la calidad de vida, consultar con un médico para descartar algún problema.

Aunque la cinetosis se puede producir a cualquier edad, es más frecuente en niños de entre 2 y 12 años, mujeres embarazadas o personas que toman determinados medicamentos.

Además de la edad, existen otros factores que influyen en la aparición de la cinetosis como los siguientes:

Factores externos:

  • Los olores fuertes como la gasolina o el tabaco.
  • El exceso de velocidad o los frenazos o cambios bruscos en curvas.
  • Los viajes largos.
  • La sucesión rápida de imágenes.

Factores internos: puede que tengamos miedo a viajar en avión, por ejemplo, y nos produzca ansiedad, que puede influir en la aparición del mareo.

¿Por qué algunas personas se marean al viajar?

Muchas personas no se marean al viajar y otras sí, ¿por qué? La clave está en nuestro cerebro.

Imagina que vas en el tren y a la vez estás viendo tu móvil. Por un lado, al mirar el móvil parece que estás quieto y, por otro, tu oído interno percibe el movimiento del tren hacia delante.

Tu cerebro está recibiendo información de diversos sistemas, que describimos a continuación, para establecer la posición del cuerpo en el espacio:

  • Visual. Registra cómo varía la posición del cuerpo en relación a la distancia con diversos objetivos del entorno.
  • Vestibular. Contiene un líquido que se mueve por efecto de la fuerza de la gravedad y la aceleración, y refleja la posición de la cabeza en el espacio.
  • Somatosensorial. En función de la forma en la que los músculos del cuello se relajan o se tensan, informa sobre la posición de la cabeza.

La cinetosis se produce cuando hay un conflicto entre la información que recibe de un sistema y de otros, tal y como sucede cuando miramos el móvil en un tren. Esa diferencia es la que produce el mareo.

¿Existe un tratamiento para la cinetosis?

Como decíamos antes, es importante consultar con un especialista cuando el trastorno de cinetosis es grave o muy frecuente. Para el tratamiento, existen diversos fármacos en el mercado con diversas presentaciones:

  • Pastillas. Es la presentación más frecuente y la más utilizada.
  • Parches. Se pueden usar tanto por adultos como por niños.

Generalmente, se recomienda tomar una pastilla una hora antes del viaje y repetir la toma cada cuatro horas aproximadamente.

Los medicamentos para tratar la cinetosis suelen producir sueño, por lo que si vas a conducir los debes evitar. Además, no deben tomarlos pacientes que padezcan determinadas enfermedades como trastornos del ritmo cardíaco, porque podrían agravarse.

Uno de los medicamentos más utilizados es la Biodramina. La aparición de este medicamento se relaciona con el desembarco de Normandía en la II Guerra Mundial. Los soldados tomaban el medicamento para evitar marearse.

Posteriormente, en el año 1952 comenzó a aparecer y comercializarse en España.

Otro remedio natural contra la cinetosis es tomar raíz de jengibre, pero es importante recordar que tiene un sabor fuerte.

Consejos para prevenir el mareo cuando se viaja

Además de utilizar un fármaco, bajo control médico, podemos tomar una serie de medidas para prevenir el mareo y sentirnos mejor. Por ejemplo:

  • Si viajas en coche intenta ir en el asiento delantero, o en la parte central del asiento trasero, y fija tu mirada hacia delante en la carretera.
  • En el caso en que viajes en un barco, colócate en el punto central del barco evitando los extremos, no mires las olas y sal a cubierta de vez en cuando para que te dé el aire.
  • Evita comer antes del viaje y si lo haces come de forma ligera y evita alimentos picantes.
  • Toma aire fresco y si viajas en coche abre la ventanilla o para de vez en cuando para que te dé el aire.
  • Si sientes que te estás mareando, respira profundamente varias veces para tranquilizarte.
  • En el caso de los niños es mejor que no lean o vean películas mientras viajan, puedes entretenerlos hablándoles o poniendo música y cantando.
  • No olvides hidratarte e hidratar a los niños durante el viaje con agua en pequeñas cantidades.
  • Además de las comidas abundantes, es importante que evites el alcohol.
  • No acudas a parques de atracciones si te mareas al subirte en alguna atracción.
  • Si el viaje es largo y en coche, haz paradas para sentirte mejor y descansar del movimiento.
  • Busca un punto fijo en el horizonte al que mirar, para no sentir la sensación de movimiento.
  • Intenta relajarte y dormir, es una buena forma de no marearse.
  • Evita el exceso de calor o frío durante el viaje. Si viajas en coche es aconsejable mantener una temperatura de entre 21 y 23 grados.
  • Siéntate en el sentido del desplazamiento, es decir, no vayas de espaldas.
  • No mires a los lados o a objetos que están en movimiento.
  • Si viajas en avión siéntate junto a la ventanilla, ya que se notarán menos las turbulencias.
  • Distráete, pero no leas ni mires el móvil, escucha música tranquila, habla con tus compañeros de viaje.

En el caso en que comiences a sentir los primeros síntomas del mareo es importante que tomes medidas cuanto antes y controles la respiración, escuches música tranquila para relajarte o pares el coche y des un paseo.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: