Cláusula suelo en la Declaración de la Renta

La devolución de la cláusula suelo se fijó a través de la sentencia del Tribunal Supremo que determinaba que a partir del 9 de mayo de 2013 todos los bancos responsables de cláusulas suelo deberían devolver el dinero; por lo tanto, todas las personas que compraron una vivienda y se vieron afectadas por las cláusulas suelo en la hipoteca pueden reclamar a los bancos emisores retirarlas de los contratos que tenían y pedir la devolución del dinero cobrado de más. La cuestión es que si el banco te ha devuelto el dinero, o parte del dinero, de la cláusula suelo, deberás comunicarlo a hacienda para que se aplique el impuesto pertinente sobre dicha devolución.

¿Qué es lo que me toca devolver?

Existen muchos puntos a tener en cuenta a la hora de tramitar la devolución. Para empezar, depende de si la propiedad era vivienda habitual, segunda residencia o habitáculo en alquiler. En realidad, los que se verán más afectados por la devolución y el pago a Hacienda serán los que compraron su vivienda antes del 1 de enero de 2013, siendo esta su vivienda habitual, ya que en este caso, los contribuyentes dedujeron por su vivienda en el IRPF y parte del importe de dichas deducciones deberá ser retornado. Los que no dedujeron por vivienda no deberán abonar nada.

La cantidad que deberás de volver a Hacienda es la que desgravaste de más. Si desgravaste; por ejemplo, un 15% del total de lo que pagaste por tu vivienda, deberás tramitar la devolución que te ha hecho el banco y calcular el porcentaje para devolverle a Hacienda la desgravación de más que te hicieron en su día, equivalente a la devolución que te ha hecho el banco. No tributan las cantidades que la entidad bancaria pueda devolverte en efectivo o los intereses que pueda darte a modo de indemnización, ni otras medidas compensatorias. Solo tributa la cantidad que pagaste de más y la desgravación que se te aplicó sobre esa cantidad.

¿Cómo tramito con Hacienda mi devolución de la cláusula suelo?

Para devolverle a Hacienda el dinero desgravado deberás tramitar una declaración complementaria a la que ya presentaste en su momento para cada ejercicio fiscal; es decir, una para 2013, otra para 2014… Para hacer la declaración complementaria debes disponer de la declaración del ejercicio al que se te imputan las rentas. Después entra en Renta Web y dentro del apartado de “Más trámites” encontrarás la opción de “Modificación de la Declaración”, donde podrás realizar las modificaciones pertinentes.

¿Qué pasa si no hago la declaración complementaria?

Si en su momento dedujiste más por tu casa, el banco te ha devuelto el dinero que te impuso por la cláusula suelo y decides no presentar la declaración complementaria a la Agencia Tributaria te expones a una multa, además de tener que pagar el dinero de la devolución; por lo tanto, infórmate de tu situación y regularízala cuanto antes, saldrás ganando.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.