limpieza coche

La crisis sanitaria del coronavirus está cambiando nuestros hábitos. La llegada de este virus nos ha hecho conscientes de la importancia de limpiar y desinfectar de manera exhaustiva los lugares donde pasamos buena parte del día.

En este sentido nuestro vehículo no es una excepción. Aunque a veces no seamos conscientes, el coche es un lugar donde es sencillo que se acumule una gran cantidad de bacterias y virus. Por ello es fundamental mantener una limpieza constante en su interior, evitando que se conviertan en un foco de contagio. En este post vamos a dar una serie de trucos y consejos para conseguir este objetivo. ¡Toma nota y aplícalos antes de ponerte al volante!

coche limpio

Consejos para el día a día

Para empezar, la misma regla que impera en otros espacios de nuestro día a día también funciona en nuestro coche: antes de entrar lávate bien las manos con agua y jabón. Si habitualmente no llevas contigo un gel hidro-alcohólico, un consejo muy útil es tener uno de estos geles en la guantera del coche, listo para ser utilizado cuando accedas al vehículo.

Otro principio fundamental es limpiar diariamente los puntos del coche que tocamos y con los que estamos en contacto con más frecuencia. Aquí se incluyen por ejemplo el volante, la palanca de cambios o los tiradores de las puertas del vehículo. Para limpiar estas zonas sólo es necesario un líquido desinfectante y un trapo seco para repasar las superficies después de aplicar el producto. También es recomendable limpiar diariamente otros puntos del vehículo como la radio o la pantalla táctil desde donde accedemos al GPS; el freno de mano; los cinturones; los reposabrazos; y los ajustes de posición de asientos y ventanillas.

Otra de las zonas donde se concentran más virus y bacterias dentro de un coche es el salpicadero. Aunque muchas veces no nos demos cuenta, el contacto con esta parte del vehículo es constante: ponemos encima objetos como llaves y papeles, tosemos encima, apoyamos los brazos, etc. Por tanto es fundamental mantenerlo desinfectado con un producto especial para esta zona del coche, al mismo tiempo que nos ayudamos de una bayeta o un trapo seco para evitar dañar esta superficie.

Las rejillas de ventilación también son un punto crítico desde el punto de vista de la higiene. Es importante limpiar con frecuencia el polvo que se acumula en su parte exterior para evitar que se obstruyan. Así garantizamos que pueden cumplir su función de renovar y mantener la calidad del aire en el interior del vehículo.

Para limpiar esta zona podemos utilizar la misma aspiradora que usamos en otras partes del coche o un pincel que nos permita llegar a los puntos de más difícil acceso. A la hora de hacer estas limpiezas rutinaria es importante ser pacientes y dedicar unos minutos a hacerlas en condiciones. Dicho coloquialmente, limpiar por limpiar no lleva a nada. Es mejor emplear un par de minutos más a esta labor y asegurarnos de que dejamos el coche en condiciones y libre de virus.

aspiradora coche

Limpieza en profundidad

Además del mantenimiento rutinario, de manera periódica es importante hacer una limpieza en profundidad del coche. Para ello el primer paso es vaciar completamente el vehículo: saca todo lo que no sea imprescindible y repasa bien cada esquina (siempre hay alguna botella vacía u otros residuos escondidos dentro).

El siguiente paso es limpiar las alfombrillas. Sácalas del vehículo, sacúdelas y procede a aspirarlas, a ser posible con una máquina lava-alfombrillas (este tipo de productos suelen incorporar un líquido anti-bacterias). A continuación toca aspirar el interior del vehículo. Antes de esto asegúrate de hacer el máximo sitio posible para llegar a todos los rincones, por ejemplo reclinando los asientos delanteros al máximo y así poder limpiar bien la zona donde ponen los pies el conductor y el copiloto.

Para aspirar dentro de un coche existen numerosos artilugios, pero un soplador de potencia media será suficiente para retirar todo el polvo y otras sustancias que hayan quedado en el interior.

El paso definitivo para completar una limpieza en profundidad es dedicar un rato a la tapicería. Si lo quieres hacer tú mismo, antes de elegir los utensilios ten en cuenta el tipo de tapicería de tu coche. Si es de cuero natural o sintético, pulverízala previamente y luego frótala con un paño seco pasados unos segundos. Si es textil la mejor opción es aplicar una espuma seca y frotar hasta hacer espuma, después sólo habrá que pasar un paño húmedo para retirar los restos antes de dejarla secar.

Qué productos utilizar

A la hora de limpiar nuestro vehículo es importante utilizar los productos adecuados. A continuación repasamos qué tipo de productos tenemos que tener siempre con nosotros.

Para empezar, el agua y una cantidad razonable de jabón son siempre la base de cualquier limpieza. Con esta mezcla podremos limpiar buena parte del interior del vehículo sin dañar las superficies. Tampoco está de más tener siempre a mano un producto desinfectante con al menos un 70% de alcohol.

De esta forma podremos desinfectar espacios que tocamos con frecuencia, como el mencionado volante o las manillas de las puertas. Tenemos que tener cuidado de no excedernos al aplicar productos con alcohol (tanto en la cantidad como a la hora de frotar), ya que puede provocar decoloraciones o deterioros de los materiales.

Una alternativa muy útil también es guardar un paquete de toallitas con alcohol en el salpicadero. De esta forma podremos hacer una limpieza rápida y eficaz cada vez que nos subamos al vehículo.

A la hora de limpiar la tapicería lo más recomendable es utilizar productos especiales para esta zona. Generalmente los fabricantes de vehículos cuentan con productos propios de este tipo, aunque también hay marcas generales que se pueden encontrar, a un precio muy razonable, en la mayoría de supermercados.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.