como afecta el movil a los ojos

Aunque a veces no seamos conscientes las nuevas tecnologías tienen una presencia constante en nuestras vidas. Por lo general estas herramientas nos facilitan las tareas del día a día, pero su uso excesivo puede acabar siendo contraproducente. Incluso para nuestra salud.

En el siguiente artículo hablaremos precisamente de cómo un uso abusivo de las pantallas digitales (sea un teléfono, la televisión, un ordenador o cualquier otro dispositivo) puede acabar repercutiendo negativamente en nuestra vista.

Esto es debido a la sobreexposición a un tipo de luz (luz azul) que en determinadas circunstancias causa molestias oculares y fatiga. ¿Cuál es el origen de estas molestias? Y lo que es más importante, ¿cómo podemos evitarlas siguiendo unos consejos sencillos?

¿Qué es la luz azul?

luz azul afecta vista

La luz azul es uno de los componentes lumínicos que nuestros ojos son capaces de ver. Es decir una pequeña parte del espectro de las longitudes de onda (en concreto la parte más baja) abarcables por el ojo humano.

La luz que nosotros detectamos la componen rayos de diferentes colores y de longitudes. Por poner un ejemplo sencillo, los rayos infrarrojos tienen una longitud más larga y los ultravioletas una más corta -tan corta que resulta indetectable para el ojo humano-. Por tanto la luz azul no es más que uno de esos componentes necesarios para ver toda la gama de colores que percibimos.

Dentro de la luz azul existen diferentes tonos. Uno de ellos es la luz azul violeta (o luz azul morada), con una longitud de onda muy corta y una gran cantidad de energía. Este es el tipo de luz azul que, según la mayoría de expertos, puede provocar estrés y fatiga a los ojos o incluso patologías más graves.

El otro tipo de luz azul (luz azul turquesa), en cambio, carece de esos efectos negativos. Más bien al contrario: su presencia es vital para regular correctamente los ciclos del sueño o la temperatura corporal, entre otros aspectos de nuestro metabolismo.

Por qué el uso abusivo del móvil afecta a la vista

Cuando la tecnología LED o LCD se introdujo en la fabricación de pantallas para móviles o en las lámparas de uso frecuente se destacaron por encima de todo sus ventajas. Por ejemplo el hecho de que estas pantallas sean más ligeras y más delgadas o que dichas lámparas sean más eficientes desde el punto de vista energético.

Sin embargo es menos conocido que este tipo de tecnología emite una cantidad enorme de luz azul. Esto no es un problema siempre que estos dispositivos se utilicen de un modo razonable y no excesivo. Pero cuando abusamos de ellos, sí puede serlo.

Esto se ve agravado por el hecho de que, principalmente en el uso de dispositivos como smartphones o tabletas, la distancia con el ojo de esta fuente de luz acostumbra a ser muy pequeña.

¿Qué daño real provoca la luz azul?

En los últimos años se ha generado una cierta alarma en torno a los daños causados por la luz azul. ¿Pero qué daño provoca realmente la luz azul a la vista?

Tal y como hemos mencionado antes, diversos estudios han demostrado los efectos nocivos que la luz azul puede tener sobre la estructura celular del ojo. Estos efectos se demuestran generalmente a través de síntomas a corto plazo tan conocidos como el cansancio ocular, la irritación, el picor o el dolor de cabeza.

Otros expertos incluso llegan a afirmar que los efectos de esta sobre-exposición pueden ir más allá, en forma de enfermedades degenerativas más graves como cataratas. Aun así respecto a esto último hay que ser mucho más prudentes, ya que la evidencia científica no es tan clara.

¿Por qué la luz azul te quita el sueño?

Uno de los efectos demostrados causados por una exposición continuada y excesiva a la luz azul tiene que ver con nuestros ciclos de sueño. Concretamente con una menor producción de una hormona conocida como melatonina, lo cual acaba degenerando en un estado de vigilia más prolongado.

Otro factor relevante a tener en cuenta es que los niños más pequeños son especialmente sensibles a los efectos nocivos de luz azul. Esto se debe a que durante la etapa de formación las pupilas son más grandes y por tanto la cantidad de luz que llega a la retina también es mayor. Así se explica su sensibilidad especial (en forma de cansancio o irritación ocular) cuando pasan demasiadas horas frente a una pantalla.

Trucos para dormir mejor si te pasas el día entre pantallas

Para evitar que un uso excesivo de las pantallas nos quite el sueño, trata de seguir los siguientes consejos:

  • Compensa el exceso de luz azul con luz natural saliendo a la calle al menos un par de veces al día. Si no es posible, trata al menos de ubicarte en tu lugar de trabajo cerca de una ventana u otra fuente de luz natural.
  • No acerques demasiado los dispositivos electrónicos a tus ojos. Esto es especialmente importante en las horas finales del día: usar mucho rato el móvil tirado en la cama antes de dormir no es nada recomendable.
  • Cuando estés viendo la televisión, no lo hagas completamente a oscuras. Utiliza una luz indirecta de poca potencia que compense la fuente de luz principal de la habitación.
  • Atenúa lo más posible el brillo de la pantalla de tu dispositivo electrónico, adaptándolo al tipo de luz que tengas en cada contexto.
Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.