Cómo afrontar la vuelta a la rutina

Adaptarse a la rutina después de las vacaciones puede ser todo un reto, pero también toda una experiencia. Hay mil motivos para afrontar la vuelta al trabajo y todos ellos merecen un motivo para poner el despertador cada día. Hoy te contamos cómo llegar a ellos.

  • Organización.

Llegas de las vacaciones y la rutina viene acompañada de decenas de correos electrónicos y las tareas del hogar.

Combate la rutina organizando lo que sea más prioritario para tu supervivencia y después, poco a poco, completa todo lo secundario

Empieza por organizar tu agenda y no te presiones. Seguramente querrás tenerlo todo en orden desde el primer día, pero sabes que no podrá ser. Tómatelo con calma y no descuides tu vida social, sigue alimentando las salidas familiares y las quedadas con amigos. Hay tiempo para todo y durante el mes de septiembre aún puedes aprovechar los atardeceres al exterior.

  • Márcate objetivos.

Como ya te hemos avanzado en el punto anterior, una de las principales causas de la aparición del estrés cuando volvemos a nuestra rutina diaria es el hecho de intentar abarcar con todo a la vez, y eso no es posible.

Analiza qué es lo que te hará más feliz y ve a por ello. Imagina lo bien que te sentirás el día que cumplas con tu objetivo y, una vez conseguido, saborea el éxito.

No nos referimos a grandes cosas. Un objetivo puede ser  terminar ese documento que tanta pereza te da, regalarte media hora todas las noches para hacer lo que más te apetezca, conseguir que tus hijos se vayan a la cama a la hora que les toca, por ejemplo.

  • Cuídate.

Resérvate tiempo y haz deporte. El que sea y el que más te guste, pero muévete. El deporte es salud. Te sentirás mejor.

Compagina el deporte con una buena alimentación. Durante el verano se cometen excesos pero, con la vuelta a la rutina, debemos volver a la comida sana y equilibrada.

  • Actitud positiva.

Muéstrate positivo y convierto todo lo negativo en positivo.

Adaptarse a la rutina puede suponer todo un reto si tu actitud no es la correcta. Piensa que todo lo que vivas en estos momentos forma parte de la experiencia posvacacional y que será la base de lo que vivirás el próximo año. Vívelo y disfrútalo con una sonrisa.

El mejor antídoto para la rutina es tu actitud

  • Piensa en el futuro.

La parte positiva de volver a la rutina es que ya falta menos para volver a disfrutar de las vacaciones. Una actividad que te será de ayuda es pensar y planificar cómo serán tus próximas vacaciones y ahorrar para ello.

Sabemos que todo lo bueno se acaba pero, con una actitud positiva, la vuelta a la rutina será solo un paso más que te ayudará a encarar las mil aventuras personales y profesionales que te depara esta temporada. ¡Disfrútalas como te mereces, todo tiene su lado positivo!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.