como curar un piercing

Las perforaciones en el cuerpo, en inglés “piercing”, son una práctica que varias civilizaciones (egipcios y romanos solo por poner un ejemplo) han practicado desde hace siglos. Aunque con otro significado, el arte de decorar el cuerpo con tatuajes y piercing sigue siendo una práctica muy común hoy día y, a pesar de que se consideren un adorno para el cuerpo, hay que recordar que se obtienen perforando la piel. Lo que significa que pueden tener consecuencias para la salud si no se realizan y cuidan correctamente.

Si estás pensando en hacerte un piercing, además de decidir en qué parte del cuerpo quieres hacerlo, deberías tener en mente algunas precauciones y medidas básicas sobre cómo curar un piercing para evitar irritaciones y otras consecuencias más graves.

Pautas a seguir después de hacerse un piercing

A continuación, indicamos cómo curar los piercings en líneas generales:

  1. Lava las manos antes de realizar los cuidados necesarios y siempre que vayas a tocar el piercing.
  2. Lava las perforaciones dos veces al día con agua y jabón neutro (o producto específico según las indicaciones del profesional que haya realizado tu piercing), evitando el roce o las fricciones.
  3. Sigue un estilo de vida sano. Después de un piercing tu cuerpo estará trabajando para cicatrizar la perforación y tanto la higiene como el estilo de vida pueden afectar al proceso de curación. Por ejemplo, podrás seguir realizando actividad física, pero toma todos los cuidados para proteger la zona y utiliza ropa transpirable para reducir el riesgo de irritaciones e infecciones.
  4. Otras medidas podrían ser necesarias según el área en la que se realice el piercing. Por ejemplo:
    1. Enjuagar la boca con colutorio después de las comidas en caso de perforación en la lengua, labios y mejillas.
    2. Sustituir la funda de la almohada cada día para evitar que el piercing realizado en las orejas esté en contacto con superficies contaminadas.
    3. En caso de piercing en el pezón, utilizar una camiseta de algodón ajustada o un sujetador deportivo para dormir por las noches ayuda a sentirse más confortables.

Para hacer un piercing, ya sea en la nariz, en el ombligo, en la oreja o en cualquier otra parte del cuerpo lo más recomendable es que acudas a un estudio especializado. En estos centros te asesorarán unos profesionales que, además de ayudarte a elegir el tipo de piercing, te indicarán todas las precauciones y pautas a seguir. En caso de dudas acerca de los cuidados necesarios, lo ideal es que acudas al profesional que la haya realizado.

chico con piercing en las cejas bien cicatrizado

¿Cómo acelerar la cicatrización de un piercing?

Los tiempos de cicatrización y curación de las perforaciones que se hacen para introducir los piercing que decorarán el cuerpo pueden variar de persona a persona y según el área perforada.

Otra variable que puede influenciar el período de cicatrización son los cuidados. O, mejor dicho, la falta o el exceso de cuidados.

Algunas personas se preguntan cómo curar un piercing rápido, pero la realidad es que no existe una fórmula para reducir los tiempos de curación. Sin embargo, es posible facilitar la curación del piercing siguiendo las pautas de higiene básicas y tomar ciertas medidas como:

  • Evitar tocar el piercing con los dedos y remover las costras que puedan formarse en la herida.
  • Desinfectar y limpiar la perforación solo con productos indicados por el profesional que haya realizado el piercing o un médico. Otros productos como aceites o ungüentos podrían irritar o aumentar la inflamación.
  • Evitar la limpieza y desinfección excesiva o el uso de jabones agresivos para la piel.
  • No cubrir el piercing con ropa apretada o cualquier otra acción que pueda producir roce o presión sobre la perforación.
  • Protege la piel en la zona y evita el contacto con cualquier sustancia sobre la zona. El sol directo, el agua de la piscina y cualquier otro fluido podría infectar la piel, retrasando la curación y causando complicaciones. Los parches a prueba de agua pueden ser una buena opción para proteger el piercing.
  • No apliques productos como cremas o maquillaje en la zona alrededor del piercing.
  • Antes de remover el piercing o sustituirlo espera los tiempos indicados y asegúrate de que la piel se haya cicatrizado correctamente.

¿Cuánto tiempo tarda en sanar un piercing?

El tiempo de cicatrización de una perforación es de al menos 6 semanas, pero puede extenderse por meses e incluso un año o más. Estos tiempos, como podrás imaginar, dependen de factores como la parte del cuerpo en la que se realiza el piercing, la reacción del mismo organismo y cómo se cura el piercing.

Así, por ejemplo, la perforación de las orejas tarda entre 6 y 8 semanas en curarse, un piercing en el ombligo puede necesitar de hasta un año para cicatrizar correctamente.

Durante el período de cicatrización es clave seguir todas las pautas sugeridas por el especialista en piercing. Sobre todo hay que respetar los tiempos porque a veces las heridas que parecen cicatrizadas podrían no estarlo.

¿Cómo saber si está curando bien un piercing?

Cada cuerpo es diferente y la perforación de la piel puede producir efectos más o menos molestos según la persona.

Por lo general, las reacciones normales tras la realización del piercing son:

  • Ligero sangrado o secreción amarillenta.
  • Hinchazón localizada.
  • Moretón.
  • Formación de costras.

¿Qué hacer cuando se infecta un piercing?

Es posible que la perforación esté infectada si tras hacer un piercing observamos reacciones como:

  • Inflamación persistente.
  • Aumento de la hinchazón.
  • Secreciones blancas o verdosas.
  • Fiebre u otras molestias.

En estos casos es muy importante que consultes lo antes posible con tu médico de cabecera para que realice un diagnóstico y te indique las medidas para curar un piercing infectado.

Ten en cuenta que la aplicación de piercing conlleva la perforación de la piel, lo que puede provocar riesgos como la contracción de enfermedades transmitidas por sangre, reacciones alérgicas, irritaciones de la piel, etc. Para evitar problemas que pueden afectar a la salud es tan importante tener claro qué hacer para cicatrizar un piercing como asegurarse de que la persona que lo realice sea un especialista y trabaje siguiendo las normas de higiene.

Quien ama los piercings puedes aprovecharlos para decorar el cuerpo y lucir un estilo propio. Eso sí, tal y como ocurre con los tatuajes hay que ser conscientes de que hay que curarlos y ser pacientes para conseguir el resultado deseado sin complicaciones.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.