Cómo elegir tu seguro de salud ideal en 15 minutos

Si estás aquí es porque lo tienes muy claro: un seguro médico privado te facilita la vida. Además, te permite cuidar mejor tanto de tu salud como del bienestar de tu familia con un alto nivel de calidad y servicios, y muchas comodidades. Pero ¿cómo elegir tu seguro de salud ideal sin perderte en el intento?

¿Buscas el mejor seguro de salud o el seguro de salud ideal para ti?

Si ya tienes un seguro privado o estás pensando en contratar uno, con una simple búsqueda en Internet te habrás hecho una idea de la gran cantidad de propuestas que existen.

Encontrar ofertas de seguros de salud es la parte más fácil del trabajo. Sin embargo, como habrás visto, no todos son iguales y a veces resulta complicado entender los diferentes tipos de tarifa y cobertura que ofrecen y alguna terminología. También, cuesta saber qué te ofrece cada uno de ellos.

Guía definitiva para elegir tu seguro de salud ideal

A continuación, te ayudamos a entender qué hay que tener en cuenta para seleccionar el mejor seguro de salud. O, mejor dicho, el seguro de salud ideal para ti.

Para elegir el seguro médico ideal, además de conocer tus necesidades y preferencias, tienes que saber qué puede ofrecerte cada uno de ellos. Por eso, hemos recopilado un listado de posibles opciones que te simplificará la vida.

Guía para comparar seguros médicos

Los seguros de salud contemplan una serie de aspectos que pueden variar según el plan. Son estos los elementos que hacen que las tarifas varíen y las condiciones sean diferentes. Por eso, antes de contratar tu seguro médico tendrás que informarte y comparar estos factores:

  • Amplitud de cuadro médico. Este aspecto contempla qué centros y profesionales incluye el seguro. Aquí podrás saber si comprende tus médicos de confianza, y verificar si en la guía médica se encuentran los centros de referencia de tu zona. También, te dice si dispones de centros y profesionales cerca de casa o del trabajo. Si la mutua dispone de centros propios y si son exclusivos para sus clientes.
  • Especialidades. Los seguros médicos privados pueden incluir todas las especialidades o solo algunas. Averigua si la oferta que tienes entre manos tiene limitaciones en este sentido.
  • Servicios que ofrece. Pruebas, intervenciones, visitas y tratamientos. Consulta esta sección del seguro para saber si existe alguna exclusión o límites. Por ejemplo, ¿incluye asistencia a domicilio y centros de urgencias?  ¿Ofrece seguro dental? ¿Presta servicios de prevención y bienestar? ¿En qué condiciones? ¿Están incluidos, existe copago o franquicias para estos?
  • Ámbito territorial. Si existe o no cobertura en el extranjero y si esta comprende prestaciones más allá de las médicas (traslado, viaje y estancia de acompañantes entre otras).
  • Condiciones. ¿Existen límites totales o por cobertura? Los límites pueden ser de tiempo (tiempo durante el cual se incluye un servicio), de número de servicios (sesiones de rehabilitación, por ejemplo) o económicos. Antes de la contratación, la mutua querrá conocer el estado de salud de los asegurados para comprobar que no existen enfermedades o problemas de salud previos. Para ello suelen realizarse encuestas médicas a cargo de profesionales. Si en la encuesta se detecta alguna enfermedad es posible que esta sea excluida de cobertura o que la póliza no pueda realizarse.
  • Períodos de carencia. También, conviene informarse sobre si existen períodos de carencia. Es decir, si es preciso esperar un tiempo después de la contratación para acceder a determinados servicios, como partos o intervenciones. En algunas ocasiones, las compañías eliminan estos períodos si el cliente estaba asegurado con anterioridad en otra mutua.
  • Servicios de asistencia, información y atención a disposición de los clientes. Los seguros de salud suelen incluir un teléfono 24 horas para la consulta de dudas médicas por teléfono, la posibilidad de realizar trámites con el móvil vía app, internet o correo electrónico, y la consulta de su guía médica online actualizada.
  • Modalidad del seguro. Nos encontramos con distintos tipos de seguro en el mercado según su nivel de cobertura, normalmente la distinción se realiza entre aquellos que incluyen servicios hospitalarios y los que no. Estos últimos son seguros básicos y por tanto más económicos, pero que no ofrecerán este tipo de servicios (intervenciones, ingresos y todo lo que exija servicios hospitalarios). Luego, hay seguros que van más allá en la oferta de centros y profesionales y, además de ofrecer el cuadro médico de la compañía, permiten a sus asegurados acceder al centro o profesional que deseen, aunque no se encuentre en dicho cuadro médico, en modalidad de reembolso de gastos. En este caso, la aseguradora devuelve el importe (total o parcial) de los servicios a los que accede el asegurado en el centro que ha elegido.
  • Aplicación de la tarifa. También es importante conocer qué sistema de tarificación tiene el seguro. Lo más habitual es que la tarifa dependa de las edades de cada asegurado y, en muchas ocasiones, incluso se ve incrementada con el paso del tiempo. Es importante tener en cuenta que, si existe un cambio en la tarifa, este se aplicará a partir de principio de año y para toda la anualidad.
  • Copago. Por otra parte, puede ser que todos los servicios se incluyan en la prima o que, en cambio, exista un copago. Esto significa que además de la prima, el asegurado debe abonar un importe adicional si utiliza los servicios. En ese caso el importe de la póliza suele ser más económico ya que se complementa con estos copagos. El seguro con copago puede tener distintos niveles y permite adaptar el seguro al presupuesto del cliente.
    En cualquier caso, la mutua debe dejar muy clara la existencia de dicho copago, en qué casos se aplica, bajo qué condiciones y con qué importes. También, pueden existir límites o condiciones especiales en el copago. Por ejemplo, algunas compañías no empiezan a aplicar el copago hasta que el asegurado no ha consumido un número de servicios determinado.
  • Tarifas especiales. Finalmente, en lo referente a precios conviene informarse sobre si la compañía ofrece descuentos por número de asegurados.

Todas las características anteriores determinan la calidad y comodidad de un seguro en relación a las exigencias del cliente. Por eso, el mismo plan puede resultar perfecto para una persona y no para otra.

Guía definitiva para elegir el seguro de salud ideal

Tus 5 finalistas

Repasa bien lo que te ofrecen las opciones que tienes a tu disposición en relación con los elementos que hemos destacado y evalúa los beneficios que más te interesan antes de mirar las tarifas. Después, crea un listado de 5 seguros de salud ordenándolos de más a menos atractivos para ti.

Ante cualquier duda, ponte en contacto con las compañías pertinentes. El feedback que recibirás será otro aspecto determinante, del que podrás evaluar la rapidez de respuesta y el trato con el cliente de la mutua. Comprueba cuál es la mejor manera de contactar con las compañías de seguros, cuáles de ellas te lo ponen más fácil.

Si cuentas con un asesor de seguros de confianza, habla con él, él conoce tus necesidades y qué producto puede adaptarse más a lo que necesitas.

Una vez resueltas todas tus dudas, llegará el momento de decidir y finalmente contratar.

Mientras tanto, si lo deseas, puedes calcular tu seguro de salud FIATC, en menos de un minuto y sin compromiso para encontrar la fórmula que mejor encaja con tus necesidades.

CÓMO ELEGIR TU SEGURO DE SALUD
5 (100%) 4 votes

Compartir: