Hombre feliz y orgulloso de sí mismo

La autoestima es la opinión que cada persona tiene de sí misma. Se conoce también como amor propio y es algo que puede tener mucho peso en nuestra manera de ver las cosas y en nuestro estilo de vida en general. Si no te sientes muy seguro de ti y quieres saber cómo mejorar la autoestima puedes practicar algunas de las estrategias que te proponemos en este post.

Cómo es una persona con autoestima baja

Una persona puede ser alta o no, de cabello oscuro o rubio, con ojos azules o castaños.

Todas estas características son parte de nuestra persona y las adquirimos al nacer, mientras la autoestima es algo que construimos a lo largo de nuestra vida.

Esa opinión que tenemos de nosotros mismos es algo subjetivo, es el resultado de las experiencias, pensamientos y sensaciones que hemos tenido y vivido. A la vez, es influenciada por las opiniones que los demás tienen de nosotros.

Todo lo anterior hace que, a diferencia de otros elementos que nos caracterizan como personas, la autoestima sea algo variable. En otras palabras, cuantas más experiencias vivamos, más oportunidades tendremos de modificar la percepción que tenemos de nuestros méritos y utilidad.

A veces, las experiencias vividas pueden ser negativas y es normal que algunas acaben afectando la opinión que tenemos de nosotros mismos. “No soy suficientemente bueno para ese trabajo” o “tal persona no confía en mí” son frases que pueden asaltar nuestra mente como resultado de episodios puntuales.

La autoestima baja se convierte en un problema cuando la actitud negativa hacia uno mismo es constante y llega a condicionar la vida de una persona.

Un individuo que no tiene una buena opinión de sí mismo puede:

  • Tener dificultad para expresar sus deseos, opiniones y necesidades.
  • Sentirse incapaz de asumir determinadas tareas
  • Llegar a sentirse culpable por sus logros o pensar que no los merece
  • Ser muy crítico y siempre negativo hacia sí mismo
  • Temer las opiniones de los demás

Estos son algunos síntomas de una autoestima frágil, que puede afectar la vida de una personas frenando sus acciones en la vida cotidiana y alimentando sentimientos negativos como la frustración o la inseguridad.

una mujer insegura esconde su cara detrás de una carpeta

¿Cómo se trabaja la autoestima?

La causas que llevan a una persona a percibirse de una forma negativa pueden ser muchas. Sobre todo, hay que tener en cuenta que esta percepción que todos tenemos de nosotros mismos se empieza a formar en la infancia cuando las opiniones de los demás inciden más sobre nuestra manera de pensar y nuestros sentimientos.

No obstante, reforzar la autoestima es un trabajo que podemos empezar a cualquier edad. Podemos optar por la ayuda de un profesional que nos indique unas pautas personalizadas para enfrentar nuestros miedos y bloqueos.

Por otro lado, es buena idea practicar algunos ejercicios para mantener una autoestima sana y aprender a acoger positivamente las experiencia negativas que la vida, inevitablemente, nos presenta.

7 estrategias para mejorar la autoestima

Muchas personas son conscientes de que el amor propio es algo que se puede reforzar y hay que cuidar a lo largo de toda la vida. Pero lo que te interesa saber es ¿cómo puedes mejorar tu autoestima?

Te proponemos algunos ejercicios y técnicas que te ayudarán a trabajar el concepto que tienes de ti mismo y ganar más seguridad.

1. Practica la autocompasión

¿Qué harías si uno de tus mejores amigos estuviera sufriendo por haber metido la pata en el trabajo? Probablemente intentarías levantarle el ánimo y le ayudarías a mirar el lado positivo. Practicar la autocompasión significa tener esta misma empatía hacia uno mismo. La autocompasión es un concepto muy relacionado con la autoestima y si eres capaz de ser comprensivo contigo mismo en vez de criticar y castigarte, lograrás mantener un nivel de autoestima sano.

La próxima vez que te enfrentes a una situación negativa, pregúntate si no estás siendo demasiado duro contigo mismo.

2. Utiliza la meditación

La meditación y el mindfulness son técnicas que ayudan a relajar y permiten profundizar el autoconocimiento. Tener conciencia de uno mismo es algo que se logra con la observación de los pensamientos sin juzgarlos. No es algo que se aprende de la noche a la mañana, pero meditar con cierta constancia puede ser muy útil para tomar consciencia de lo que piensas de ti, tus emociones, y lo que te provoca los sentimientos negativos. Toma nota de estos 5 ejercicios mindfulness para empezar bien el día.

cuidar de uno mismo es un ejemplo de cómo mejorar la autoestima

3. Haz ejercicio

La mente y el cuerpo a menudo se tratan como dos entidades distintas de una persona, sin embargo están más conectadas de lo que se podría imaginar. Por ejemplo, ¿sabías que lo que comes puede mejorar tu humor? Otro factor físico que influencia nuestra mente es la práctica de deporte. Hacer ejercicio es bueno para prevenir enfermedades y también es clave para mantener nuestra mente en forma. Incluso una caminata o la práctica de ejercicios como el yoga te ayudarán a mirar la vida con una actitud más positiva.

4. Haz un listado de tus puntos fuertes

Recordar las cosas buenas y de las que te sientes orgulloso es algo que al principio cuesta. A todos nos pasa porque por naturaleza estamos predispuestos a recordar las experiencias negativas, ya que es sobre todo a través de estas que nuestro cerebro aprende. Las experiencias negativas en la vida sirven, pero con este ejercicio el objetivo consiste en quitarles peso intentando fijarnos más en las positivas.

Puedes apuntar varios listados: uno con los elogios que hayas recibido a lo largo de tu vida; uno con las fortalezas que tú mismo te atribuyes; otro con las cosas que hayas hecho y por las que te sientas orgulloso. Incluso, puede ser una buena idea tener un diario y apuntar cada día tres cosas positivas. ¡Nada mejor para mejorar la autoestima!

5. Cambia las críticas negativas por pensamientos negativos

“Qué idiota soy”, “es que siempre meto la pata”, “soy lo peor”… si te fijas y tomas nota de todas las veces que diriges algún insulto hacia ti mismo el resultado de este ejercicio podría ser desalentador. Pero la intención de esta técnica es justamente de ayudarte a tomar consciencia de tus actitudes y corregirlas.

Darse cuenta es el primer paso en el trabajo para aumentar la autoestima. Para desarrollar este punto, te sugerimos seguir estos consejos para cambiar las actitudes destructivas en pensamientos positivos.

6. Cuida tu salud

Hemos mencionado anteriormente la importancia de la alimentación y del ejercicio para reforzar la autoestima. Y es que cuidar el cuerpo es el primer acto de amor hacia uno mismo que solo puede traer beneficios para la salud y el bienestar a todos los niveles. ¿Quieres cuidar mejor tu cuerpo? En nuestro blog encuentras más consejos para una alimentación sana y un estilo de vida más activo.

7. Haz cosas que te hacen feliz

Y ¿qué hacer cuándo no logramos superar un examen o nuestro cliente se queja por algún error en el trabajo? Que queramos o no, estos acontecimientos ponen a prueba nuestra autoestima y durante algunos minutos o horas los pensamientos críticos estarán dando vuelta en nuestra cabeza. Es algo normal y en cierto funciona como estímulo que nos empuja a ser más atentos o mejores la próxima vez. Pero castigarse sirve solo para bajar nuestra autoestima, por lo que no tiene sentido luchar.

En estos casos será de ayuda ser proactivos y buscar soluciones, sin olvidar hacer algo que nos haga felices para que ese día no quede grabado en nuestra memoria como “el día en que fallé el examen”, sino como “desde entonces, no he vuelto a fallar esa prueba”.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.