Cómo sobrevivir a la cuesta de enero

Sobrevivir a la cuesta de enero con todavía los turrones en la boca se hace complicado. Después de unos días de fiesta y alegría compartiendo momentos y regalos con nuestra familia y amigos llega el momento de empezar de nuevo hacer frente al mes de enero.

Con la  tarjeta de crédito aún echando humo, debes encarar el primer mes del año con todo el positivismo que se necesita para empezar con buen pie el 2018.

Para que todo esto sea posible, en este artículo te desvelaremos algunos consejos prácticos para sobrevivir a la cuesta de enero.

Trucos para la cuesta de enero

  • Planifica el mes

Prepara un presupuesto mensual y registra los gastos de tu hogar. Controla en qué gastas el dinero y calcula cuánto necesitas para que la economía familiar no se vea recortada. Hay que ser consientes sobre cómo administramos el dinero.

Puedes empezar en sumar todos los gastos de tu casa: facturas de subministro, comunidad e hipoteca. Después, sigue con los gastos de alimentación y, por último, los caprichos y gastos prescindibles.

La previsión y la anticipación a los gastos de diciembre y enero son la clave para sobrevivir a la cuesta de enero.

  • Repasa tus deudas

Prioriza aquello que debes. Piensa en los gastos fijos que sean deudas y mira qué tipo de interés te generan.

Si durante la Navidad has hecho compras a crédito, tenlas en cuenta.  Además, si puedes evitarlo, durante las próximas semanas intenta evitar adquirir más créditos.

  • Compra de forma inteligente

¿Recuerdas las listas de la compra? Pues vuélvelas a hacer para comprar lo justo y necesario. Para sobrevivir a la cuesta de enero es primordial que consumas todo aquello que compres y no caer en la tentación de hacerte con un producto que, al final, terminará en la basura.

Planea menús semanales. Te ayudará a saber qué debes comprar en el supermercado.

Compara precios y busca las mejores ofertas en alimentos.

  • Ahorra en lo que puedas y cuídate

Si  uno de tus propósitos para el 2018 es hacer deporte, ¡aprovecha la cuesta de enero! Ve andando a todos los lugares posibles y haz ejercicio mientras ahorras en combustible. 

  • Resérvate para un capricho

Todos los extremos no son  buenos y, en el tema del ahorro, tampoco. Te recomendamos que te guardes un pequeño presupuesto para darte un capricho al mes. Sal a cenar fuera, ve al cine o cómprate aquello que más te gusta. ¡Pero siempre con cabeza!

Si realizas tus pagos en efectivo llevaras una cuenta más palpable del dinero que te queda para pasar el mes

  • Implica a toda la familia

La economía familiar es cosa de todos. Todos los miembros de tu familia deberán ser conscientes que el esfuerzo deberá ser compartido para todos. Si se lo propones como un juego puede resultar divertido y todo. Marca un objetivo y motiva a tu familia para conseguirlo.

Con estos consejos no te podemos asegurar un año nuevo de éxitos,  pero sí que te ayudaremos a mejorar el estado de tu economía doméstica.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: