Consejos para empezar a correr y no perder la motivación

Ha llegado el momento de poner en práctica los propósitos de año nuevo, como empezar a hacer deporte u otros hábitos saludables.

Para empezar el 2018 con buen pie, te traemos algunos consejos prácticos para empezar a correr y hacer tu vida más activa.

6 consejos para empezar a correr

  1. Asegúrate acerca de tu estado de salud. Pasar del sofá a la pista sin hacer un mínimo de preparación no es recomendable. Basta un poco de sentido común y de precaución para encontrar tu ritmo y medir tus límites. Pero si llevas mucho tiempo llevando un estilo de vida sedentario, antes de dar el primer paso, es recomendable que hagas un chequeo médico. De este modo, podrás practicar deporte con más tranquilidad y prevenir lesiones.
  2. Empieza marcando pequeñas metas. Como cualquier actividad en la vida, antes de adquirir cierta confianza y disfrutar de un deporte como el running, necesitarás practicar y practicar. Para no perder la motivación rápidamente, lo ideal es que vayas marcando metas reales. Por ejemplo, si al principio correr representa un gran esfuerzo, empieza caminando. Poco a poco tu cuerpo irá cogiendo el ritmo.
  3. Escucha siempre a tu cuerpo. Cuando llegue el día, una vez te pongas tus zapatillas y empieces a andar, olvídate de los demás que corren a tu alrededor y del reloj. Es más importante (para tu salud y el entrenamiento) que logres mantener un buen ritmo de respiración y sentir lo que te comunica tu cuerpo. Parar en el momento adecuado puede ahorrarte las consecuencias poco agradables del desgaste físico.
  4. Elige el equipamiento adecuado. Muchas personas eligen este deporte porque se puede practicar en cualquier momento y no requiere de una gran inversión económica. No obstante, te recomendamos que utilices unos buenos zapatos de running y elijas ropa cómoda para practicar con más seguridad y sentirte confortable en cualquier momento del día y bajo cualquier condición climática.
  5. Selecciona los mejores recorridos y altérnalos para no aburrirte. Ya lo hemos dicho, el running se puede practicar en cualquier momento y lugar, o casi. Si vives en la ciudad, busca zonas verdes o instalaciones deportivas con pistas. Podrás practicar con más seguridad, evitarás áreas demasiado contaminadas y, quizá, practicar deporte en grupo.
  6. Fíjate en la constancia más que en los objetivos alcanzados. A pesar de que calcules los tiempos o las distancias, ponte pequeñas metas. Luego, siempre podrás ajustarlas, pero la sensación de cumplirlas será mucho más halagadora y un incentivo más para seguir adelante.

¿Por qué es importante el tipo de zapato?

La inversión para un deporte como el running es mínima, sobre todo al principio. Por eso, es muy recomendable que los pocos elementos que necesitas los selecciones con mucho cuidado. Primero de todo, las zapatillas.

No se trata de comprar el último modelo de las mejores marcas de running, sino de encontrar los zapatos ideales para tu pie. Por eso, el primer paso es conocer cuál es tu pisada:

  • Pronación neutra
  • Supinación
  • Pronación excesiva

Si tienes dudas o no sabes cuál es tu pisada puedes pedir ayuda en tiendas especializadas. Algunas incluso pueden realizar el estudio biomecánico de tu pisada y ayudarte a elegir los zapatos más indicados. Eso sí, intenta acudir a las tiendas entre semana y cuando dispongas de tiempo para poder elegir con calma.

Si ya tienes unas zapatillas de pisada neutra, puedes acudir a un podólogo para que haga unas plantillas a medida, que te permitirán pisar de la mejor manera mientras corres y evitar lesiones y problemas.

Los alimentos recomendados antes y después del entrenamiento

Cuidar la alimentación es otro factor clave para que el ejercicio sea eficaz y disfrutes practicando. Actividades como el running pueden provocar desgasto a nivel físico y mental, si no son acompañadas por una dieta equilibrada.

La mejor forma de correr contempla una alimentación específica antes y después del entrenamiento.

  • Antes del entrenamiento: se recomiendan alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción lenta. Pasta, arroz, patatas, legumbres y cereales integrales se caracterizan por su absorción lenta. Van proporcionando energía a nuestras células a través de la liberación de glucógeno y evitan el desgaste durante los entrenamientos.
  • Después de un entrenamiento: para recuperarse, es recomendable comer alimentos que aporten sales minerales y vitaminas. Elementos que perdemos con la sudoración y que nuestro cuerpo necesita para relajar y reparar los tejidos. Frutos secos, pasas, frutas frescas (sobre todo plátanos) y el cacao en cantidades adecuadas son alimentos saludables que no deberían faltar después de tus carreras.

Como superar la inercia y aprender a ser constantes

¿Has leído todas las guías para empezar a correr y lo más difícil para ti sigue siendo la constancia en los entrenamientos?

Te proponemos probar algunas de estas estrategias para ir alimentando tu motivación y no abandonar antes de haber experimentado los beneficios de correr:

  1. Apps de running. Existen muchas y para cualquier tipo de sistema operativo. La mayoría son gratis y te ofrecen funcionalidades extra en modalidad de pago. Lo bueno de estas apps es que te permiten monitorear tus progresos fácilmente y de forma visual. Son una herramienta útil para medir tus objetivos y te dan ese empujoncito para seguir adelante cuando la pereza te atrapa.
  2. Foros virtuales o clubs de runners. Compartir, aprender y conocer personas que practican la misma actividad es, desde luego, una buena manera de aumentar la motivación y perfeccionar la práctica.
  3. Música. La banda sonora hará tus entrenamientos aún más agradables. No solo tu cuerpo, sino que tu mente disfrutará de los beneficios de esta actividad.

Por último, si crees que eres mayor para empezar a correr y llevas muchos años siguiendo hábitos sedentarios, hay algo que deberías saber. Algunas investigaciones científicas han encontrado que empezar a practicar ejercicio regularmente, incluso en la mediana edad, borraría años de vida sedentaria. Además, sería fundamental para prevenir enfermedades relacionadas con el estilo de vida sedentario.

Los motivos que te han llevado a tomar la decisión de empezar a correr pueden ser muchos, así como son los beneficios que te trae este deporte. Eso sí, recuerda practicar con precaución siempre escuchando las necesidades de tu cuerpo.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.