Consejos para ahorrar en la ducha

Ahorrar en la ducha es algo que todos nos proponemos constantemente, pero a menudo no sabemos cómo hacerlo. Por este motivo, hoy te daremos varios consejos y recomendaciones. Todos estos pequeños gestos te resultarán muy útiles y te ayudarán a ahorrar.

¿Por qué es importante ahorrar en la ducha?

Hay dos motivos principales por los cuales ahorrar en la ducha es importante, y un gesto que todo el mundo debería realizar. Por un lado, el medio ambiente te agradecerá que tomes pequeñas medidas para ahorrar en la ducha, puesto que el alto consumo de agua es perjudicial para nuestro planeta.

Por otro lado, ahorrar en la ducha también te supondrá un importante ahorro económico. A final de mes, te alegrarás de haber seguido estos consejos para ahorrar en la ducha, puesto que el importe de las facturas disminuirá.

Hábitos que te ayudarán a ahorrar agua en la ducha

Sabemos que ahorrar en la ducha es importante pero, ¿cómo podemos conseguirlo? Estos consejos que te damos a continuación consisten en pequeños gestos y hábitos que tal vez no parecen gran cosa. Sin embargo, si te acostumbras a ellos, ahorrarás una cantidad de agua realmente importante. ¡Sigue leyendo!

  • Evita los baños y opta por las duchas. A todos nos gusta darnos un relajante baño de vez en cuando. Sin embargo, estos suponen un consumo de agua significantemente mayor al agua que consumimos durante una ducha. Por este motivo, es recomendable que optes por la ducha, en lugar de la bañera.
  • Enciende el grifo solamente cuando sea necesario y apágalo mientras te enjabones. De este modo, ahorrarás importantes cantidades de agua que supondrán una importante diferencia, tanto para ti como para el medio ambiente.
  • No tomes duchas muy largas. Una ducha de cinco o diez minutos es más que suficiente, y de este modo ahorrarás varios litros de agua cada día.
  • Escoge la temperatura adecuada. Otra medida de ahorro económico es disminuir ligeramente la temperatura del agua. Esto supondrá una diferencia importante.
  • Elige la potencia del grifo adecuada. Es habitual abrir el grifo al máximo, sin darse cuenta de que esto supone un gasto de agua innecesario. Si controlas la intensidad del agua, podrás ahorrar en la ducha de forma considerable.

Accesorios que te pueden ayudar a ahorrar en la ducha

Ahorrar en la ducha es, principalmente, cuestión de hábitos. Sin embargo, hay ciertos accesorios y utensilios que pueden ayudarte a cumplir tu objetivo.

Por ejemplo, ¿te habías planteado instalar una ducha o grifo de bajo consumo? El proceso es sencillo, y se trata de un accesorio económico. Además, será una gran inversión. Te ayudará a ahorrar de una forma muy eficaz: disminuirá el consumo de agua y, a largo plazo, supondrá un importante ahorro económico.

También puedes optar por un cabezal de ducha de poca intensidad. De este modo, también reducirás los litros de agua usados a diario.

Ahorrar mientras te duchas es mucho más sencillo de lo que parece: tan solo se requieren unos sencillos hábitos rutinarios. Y recuerda: ¡el resultado es beneficioso para todos!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.