protege tus ojos

Haces actividad física dos o tres veces por semana para mantener tu peso ideal y mejorar tu salud, cada semana dedicas un tiempo para mimar tu piel, en verano utilizas filtros solares para proteger la piel, aceites para hidratar el cabello… Y para tus ojos, ¿qué estás haciendo para proteger los ojos? No importa la edad, si llevas gafas o no, si sientes molestias o tienes una vista de águila, los ojos se merecen el mismo cuidado que reservas al resto de tu cuerpo. Para evitar problemas en los ojos, la prevención es muy importante.

Estarás de acuerdo con nosotros que la vista es uno de los sentidos más preciosos, que nos permite explorar y relacionarnos con el mundo exterior. Por eso, hoy queremos dedicarle este artículo donde te proponemos un repaso de las buenas prácticas para la salud de los ojos.

Prevención para unos ojos sanos

La prevención empieza temprano. Enseñar a los niños las pautas para proteger los ojos es la mejor forma de mantener una buena salud visual a lo largo de la vida.

Agenda controles periódicos. Una revisión oftalmológica anual permite detectar con tiempo posibles problemas oculares. Tanto en los defectos de visión como en las enfermedades degenerativas del ojo, la prevención es muy importante y permite actuar con tiempo para mejorar el estilo de vida de la persona y la salud de sus ojos. Los controles periódicos son recomendados también en niños pequeños, puesto que los profesionales disponen de las técnicas adecuadas para detectar posibles problemas. Si tienes miopía o cualquier otro tipo de defecto de visión, sigue las recomendaciones de tu oftalmólogo para un mejor cuidado ocular.

Cuida la alimentación. La alimentación es un factor muy importante para mantener los ojos sanos y prevenir el envejecimiento precoz. De la misma forma que el resto de órganos y tejidos de nuestro organismo, los ojos pueden verse afectados por el tipo de alimentación. Comer de modo equilibrado y variado es muy importante para el buen funcionamiento de la vista y para prevenir enfermedades ligadas a la edad. Los alimentos más indicados para la salud de los ojos son aquellos de origen vegetal, ricos en vitaminas, sales minerales y oligoelementos, los frutos secos y el pescado fuentes de omega 3.

Lo primero, protección

Utiliza gafas de sol o lentes fotosensibles para proteger los ojos de los rayos UV. Las gafas de sol poseen filtros que absorben las radiaciones ultravioletas e impiden que entren en contacto con el ojo. Si usas lentes todos los días, las gafas fotosensibles podrían ser la solución más cómoda e ideal para protegerte. Este tipo de lentes, de hecho, se oscurece en contacto con la luz solar limitando las molestias producidas por el deslumbramiento y absorbiendo los rayos UV.

Aplica el maquillaje y las cremas correctamente. ¿Sueles maquillarte todos los días? Además de elegir productos seguros, posiblemente sin ingredientes tóxicos, recuerda limpiar los pinceles y revisar tu maquillaje al menos una vez al mes. Mantenerlos en buen estado te permitirá prevenir irritaciones e infecciones. Y, aunque ames maquillarte, de vez en cuando deja que tu piel y tus ojos respiren. ¡Te lo agradecerán!

Descanso y cuidados

Respeta las pausas y los descansos a lo largo del día. Las personas que utilizan el ordenador por trabajo y pasan muchas horas frente a la pantalla deberían hacer una pausa cada hora. Levantarse, caminar o estirarse durante 5-10 minutos es bueno para todo el cuerpo y ayuda a descansar los ojos. Mientras trabajas al ordenador, de hecho, estás utilizando solo una parte de los músculos oculares y, a menudo, poniendo tensión en los hombros y el cuello. La regla de los 20-20-20 (hacer un descanso cada 20 minutos para visualizar un punto situado a 20 pies durante 20 segundos) ayuda a evitar el Síndrome Visual Informático y otras molestias que afectan a quién desempeña trabajos al ordenador.

Utiliza las medidas correctas en el lugar de trabajo. Cuidar los ojos es, sobre todo, sinónimo de prevención. No solo las personas que trabajan en ambientes peligrosos en contacto con sustancias químicas y partículas de varios materiales, luces intensas o bajo el sol, tienen que seguir determinadas medidas de protección. Los estudiantes, por ejemplo, están poniendo en riesgo su visión cuando quedan horas sobre los libros en ambientes escasamente iluminados. Los deportistas, también, deberían proteger los ojos con lentes especiales para reducir las consecuencias de los impactos y los efectos negativos de los rayos UV. Por lo general, nuestros ojos se mantienen en forma si trabajamos en ambientes bien iluminados, utilizamos protecciones para evitar el contacto con elementos tóxicos o partículas, y respetamos los intervalos de descanso recomendados.

Ejercicios para fortalecer los ojos

  1. Siéntate cómodamente en un lugar tranquilo, con la espalda y la cabeza apoyadas hacia una pared o el respaldo de una silla o el sofá.
  2. Sin mover la cabeza, empieza a mover los ojos hacia arriba y luego hacia abajo, lentamente. Repite unas 10 veces.
  3. Ejecuta el mismo ejercicio, pero con un movimiento lateral. Hacia la izquierda y ha
  4. Ahora, mueve los ojos en círculos. Primero por un lado, luego hacia el otro. 5 repeticiones en cada lado.
  5. Por último, coge un objeto con las manos (puede ser una manzana, por ejemplo). Estira los brazos y fija la mirada en el objeto. Poco a poco, empieza a acercar el objeto hacia tu nariz sin dejar de mirarlo. Aléjalo otra vez y repite el ejercicio una 10 veces más.

Sea cual sea tu profesión, ejercitar los ojos para relajar los músculos es una acción que todos deberíamos hacer a diario. Te llevará solo algunos minutos y lo estarás haciendo por el bien del único par de ojos que tendrás en tu vida, ¡protegerlos vale la pena!

Pero, si de todas formas, sientes alguna molestia o problema con tus ojos, acude al oftalmólogo. Un especialista incluido en las diversas modalidades del seguro de salud que te ofrece FIATC. Un seguro adaptado a tus necesidades.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.