seguridad vial infantil dentro y fuera del vehículo

Como ya hemos comentado en otros artículos recientes, los niños son uno de los eslabones más vulnerables en la cadena de la seguridad vial. Los padres o tutores han de tener un especial cuidado a la hora de proteger y también educar a los más pequeños con el objetivo de minimizar los riesgos mientras transitan por zonas urbanas o viajan dentro de un vehículo.

En este artículo haremos un resumen de las principales recomendaciones para circular con niños pequeños en el coche. Y además daremos unas cuantas pinceladas sobre qué consejos básicos dar a nuestros hijos para que eviten riesgos al caminar por las ciudades y otros lugares con tránsito habitual de vehículos.

Dentro del coche, bien seguros

Llevar a los niños al cole o viajar con ellos en el coche durante las vacaciones son actividades de lo más comunes en cualquier familia. Esto no quita que en dichos trayectos no debamos extremar siempre las precauciones y evitar riesgos.

Cuando hablamos de bebés o niños muy pequeños, la ley es muy clara. El actual reglamento de circulación obliga a los padres o tutores a que los niños de una altura igual o inferior a 1,35 metros viajen en los asientos traseros del coche con una silla especial. Este sistema de retención infantil (SRI) debe estar además homologado y adaptado a la altura y al peso del pequeño.

Si esta norma no se cumple, la multa (de aproximadamente 200 euros, acompañada de la retirada de tres puntos del carnet) recaerá sobre el conductor del vehículo o en sus padres o tutores, según los casos.

Decálogo del sector automovilístico

Con el objetivo de reducir a cero las víctimas infantiles en la carretera por imprudencias, la Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil (AESVI) presentó el pasado marzo un decálogo de normas de seguridad imprescindibles, consensuadas por los principales actores del sector automovilístico español, entre ellos la Dirección General de Tráfico (DGT) y las grandes asociaciones de conductores. Aquí un resumen del mismo.

  1. Lleva siempre al niño en un sistema de retención infantil adecuado, por corto que sea el trayecto. Y nunca lo dejes solo en el interior del coche.
  2. Para comprar acude a un comercio especializado, donde te asesorarán sobre las necesidades del niño, las características de la silla y su instalación.
  3. Comprueba que el SRI esté homologado y que en su etiqueta se especifique el peso y la talla para la que el producto se ha diseñado.
  4. Compra una silla nueva, nunca de segunda mano ni aceptes las que no se han utilizado durante mucho tiempo. Después de un accidente la silla siempre debe ser substituida.
  5. Antes de comprarla comprueba que el sistema de anclaje de tu vehículo es compatible con el modelo de silla (iSize, ISOFix y/o cinturón de seguridad,…).
  6. Para los niños algo más mayores es aconsejable utilizar sillas con respaldo al menos hasta los 1,35 metros. Aumenta su protección en los impactos laterales y mejora las funciones del cinturón de seguridad.
  7. Instala la silla en los asientos traseros del vehículo (preferentemente en el central). Sube y baja al niño del coche por la parte segura de la vía (acera). Si únicamente puedes colocar el SRI en la plaza delantera, desconecta el airbag delantero cuando la silla se instale en sentido contrario a la marcha.
  8. Es más seguro que el menor viaje en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante. Ajusta bien los arneses o cinturones al cuerpo del niño, sin holguras.
  9. Nunca dejes mascotas, objetos o equipajes sueltos en el vehículo. En caso de frenazo o impacto pueden provocar lesiones graves al niño.
  10. En caso de accidente saca al niño en su sistema de retención. Nunca sacarlo en brazos (salvo en situaciones de riesgo inminente).

Caminar con seguridad como peatón

Además de viajar con ellos de forma segura, resulta vital que los niños conozcan por sí mismos unas reglas básicas para circular como peatón en las ciudades o cerca de calzadas. De esta manera cuando comiencen a ir solos al cole o a quedar con amigos por el barrio podrán caminar minimizando los riesgos.

A continuación mostramos un resumen de los consejos que el Real Automóvil Club de España (RACE) ofrece para enseñar a niños de temprana edad.

Caminar seguros como peatones

  • No caminar cerca del bordillo de la acera.
  • No jugar ni llevar a nuestras mascotas sueltas cerca de la calzada.
  • No situarnos detrás de coches que estén aparcados, sobre todo si estos son grandes.
  • Especial cuidado con las entradas y salidas de los garajes.
  • Una idea fundamental: no sólo hay que ver, ¡sino también ser vistos!

Consejos para cruzar la calzada

  • Antes de cruzar fijarnos en la velocidad y la distancia que hay con los coches de la carretera.
  • Al llegar frente al paso de peatones, mirar directamente a los coches y sus conductores. Una vez se han detenido, comenzamos a cruzar.
  • No llevar la mochila colgada de un solo hombro o brazo. Un coche o una moto se puede enganchar a ella y tirarnos al suelo.
  • Tener especial cuidado con las calles de doble sentido: asegurarnos antes de dar el primer paso de que los coches de ambos sentidos se van a detener.

Caminar al lado de la carretera o en calzadas sin acera

  • Evitarlo siempre. Excepto en casos excepcionales en los que no sea posible circular por otro sitio.
  • En esos casos caminar siempre por el lado izquierdo de la calzada, para poder ver a los coches que vienen de frente.
  • Caminar siempre en filia india por el arcén, nunca en paralelo.
  • En caso de que tengamos que cruzar, hacerlo siempre por el lugar de mayor visibilidad. No cruzar nunca cerca de una curva.
  • Está estrictamente prohibido caminar o atravesar autopistas.

La mejor manera de evitar sustos mayores es contar con un seguro adecuado y adaptado a tus características. Échale un vistazo a las opciones que te ofrecemos.

LA SEGURIDAD VIAL DE LOS MÁS PEQUEÑOS (DENTRO Y FUERA DEL VEHÍCULO)
¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: