Consejos evitar contaminacion ciudad

La concentración de actividad en las grandes ciudades ha derivado en la consecuente acumulación de personas que consumen, gastan y contribuyen a su contaminación. La solución más eficaz sería redistribuir las grandes ciudades, trasladando a parte de sus habitantes a zonas rurales. ¿Cuál sería el problema? Que, como la mayor oferta laboral se encuentra en las grandes ciudades o en sus inmediaciones, muchas personas no aceptarían el traslado. Pero evitar la contaminación o, al menos, alejarse un poco de ella, sí es posible. Solamente depende de tu nivel de conciencia ecológica y del cambio en algunos de tus hábitos.

¿Qué hacer a nivel individual?

Existen opciones para reducir la contaminación y se fomentan en la reducción del consumo. Con este concepto on reducción nos referimos a que sigas haciendo lo mismo, pero evitando los envases. Por ejemplo, puedes comprar garrafas de agua en vez de botellas de 1.5 litros. Aún mejor, puedes comprar un filtro para tu grifo. Al ir a la compra puedes llevar tus bolsas reutilizables o usar tus propios envases para rellenarlos. Existen muchas tiendas de venta de productos ecológicos que utilizan el sistema de rellenado. Además, el producto te sale más económico porque evitas pagar el envase cada vez.

Es muy importante que recicles tu basura para que después pueda ser reutilizada. Otra medida que, sin duda, ayuda a reducir la contaminación, es optar por la alternativa de ir en transporte público, en bicicleta o a pie, evitando coger el coche en la ciudad. Además de ejercitar tu cuerpo también ganarás en salud mental, ya que de este modo evitarás los terribles atascos de las grandes ciudades.

Por pequeño que sea tu aporte, todo suma contra la contaminación

También es importante consumir productos menos contaminantes. Todos los alimentos y demás productos considerados ecológicos han pasado por un proceso de exposición a productos químicos mucho más bajo o inexistente. El consumo de este tipo de productos crea un ambiente menos contaminado y más ecológico, tanto a nivel de hogar, como a nivel de ciudad.

Asimismo, un consumo de electricidad y de gas responsable evita las emanaciones y el exceso de gasto enérgico que en tantas ocasiones no es necesario. Es por ello que recomendamos que la calefacción esté a una temperatura moderada en invierno, quizás entre los 20/22 grados. Al hacer frío fuera, tampoco hace falta que en casa estemos a una temperatura veraniega. Lo mismo pasa en verano con los aires acondicionados: se recomienda no ponerlos a una temperatura excesivamente baja. De esta manera, además, nos ahorraremos muchos resfriados.

Ciudad limpia, cuerpo limpio

Mantener tu ciudad limpia, evitando tirar basura en los parques y en los bosques es fundamental. Evitar el consumo de cigarrillos y, sobre todo, no tirar las colillas en cualquier lado, y menos en el suelo. También es importante elegir un coche no contaminante. Uno de los motivos es que, en un momento no muy lejano, es probable que se prohíba la entrada a las grandes ciudades a los coches contaminantes. Así que piénsalo y empieza a mejorar tu entorno para poder mejorar tu vida.

 

¿Te ha gustado? Subscríbete y te enviaremos más consejos a tu email
Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.