Corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo

La técnica conocida como Lasik permite, con una operación rápida, poco invasiva y de recuperación breve y sin dolor, corregir defectos en la visión a personas con miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Cada vez más personas sufren algún tipo de trastorno de la visión. En los últimos 50 años, en Europa y Estados Unidos se ha duplicado el número de personas con miopía. En algunos países asiáticos, el aumento es todavía más alarmante.

La miopía viene causada por un crecimiento excesivo del globo ocular, aparece en edad escolar y se agrava gradualmente hasta que este completa su crecimiento. Cuando la miopía supera las 6 u 8 dioptrías ya se considera patológica según la Sociedad Española de Miopía. La miopía patológica aumenta significativamente el riesgo de sufrir cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina y maculopatía miópica y es una de las principales causas de ceguera.

¿Prevenir la miopía?

Un incremento tan rápido en tan poco tiempo de los casos de miopía ha hecho que se descartara el factor genético y se hayan realizado estudios para detectar posibles causas ambientales.

Si inicialmente se vinculaba a un exceso de esfuerzo del ojo por las pantallas o las horas de estudio (algo que permitiría explicar que este aumento sea más importante en lugares como Shangai donde los niños dedican más horas semanales al estudio) este elemento no pudo ser concluyente.

En 2007, a partir de un estudio del optometrista Donald Mutti del Colegio de Optometría de la Universidad Estatal de Ohio realizado durante cinco años con un grupo de más de 500 niños de 8 y 9 años de edad con visión sana, pudo concluirse que los niños que habían pasado mucho menos tiempo al aire libre habían desarrollado miopía.

Una investigación posterior de la experta en miopía de la Universidad de Tecnología de Sídney, Kathryn Rose, con 4.000 niños vinculó la falta de exposición del ojo a la luz del sol con la miopía, o, dicho de otra forma, mostró que algunas horas de luz solar al aire libre pueden ser beneficiosas para prevenir la patología.

Corregir la miopía

Desde hace un tiempo, determinadas patologías oculares como la miopía, hipermetropía y astigmatismo, conocidas como defectos refractivos, pueden ser reparadas gracias a la cirugía refractiva. Esta cirugía permite a aquellas personas que sufren estas patologías conseguir una correcta visión sin necesidad de gafas o lentes de contacto.

Rápido, sin dolor y con un tiempo de recuperación breve

La intervención se efectúa en pocos minutos, sin ningún dolor, gracias a la anestesia tópica (por medio de gotas) y sin necesidad de ingreso.

Además, el curso postoperatorio de la intervención es rápido. Se recupera la visión rápidamente, tardando solamente algunos días en ser tan buena como la que se tenía con gafas o lentes de contacto antes de la intervención.

La técnica LASIK

La técnica Lasik es la más extendida de las operaciones láser de miopía; es muy segura y eficaz y corrige simultáneamente la miopía y el astigmatismo. Consiste en la modificación de la forma de la córnea mediante la aplicación del láser Excimer en su interior.

El láser, permite tallar la córnea, adecuar su curvatura eliminando las cantidades de tejido corneal necesarias y modificar la refracción ocular, y por tanto las dioptrías del ojo, para conseguir el correcto enfoque de la imagen en la retina

El láser excímer es el apropiado para tratar miopías de entre 1 y 10 dioptrías e hipermetropías de entre 1 y 5 dioptrías, con o sin astigmatismo.

La precisión y seguridad de la técnica LASIK hacen de ella el procedimiento quirúrgico de elección para la mayoría de los defectos refractivos.

Dr. Juan Ramón González Fernández, director médico FIATC Seguros

Medifiatc, el seguro de salud de FIATC, incluye en sus coberturas la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo.

CORREGIR LA MIOPÍA, HIPERMETROPÍA Y ASTIGMATISMO YA ES POSIBLE
4 (80%) 23 votes

Compartir: