Creatividad, definición y técnicas para mejorarla

Para explicar lo que es la creatividad podemos partir de una bonita historia que cuenta Ken Robinson en su libro “El elemento”.

Una profesora da una clase de dibujo a niños de primaria. Al fondo de la clase hay una niña que dibuja durante unos 20 minutos. La maestra le pregunta qué dibuja y la niña dice que está dibujando a Dios, la maestra le dice que nadie sabe qué aspecto tiene Dios y la niña responde “lo sabrán enseguida”.

Esta historia nos demuestra que nacemos con una gran creatividad, imaginación y confianza en nosotros mismos, pero, en ocasiones, se reducen debido a distintas circunstancias. En este post queremos que sepas qué es la creatividad y cómo se puede mejorar la creatividad que ya tenemos. ¿Empezamos?

¿Qué es y qué nos permite la creatividad?

La creatividad se puede definir como la capacidad de generar nuevas ideas y conceptos o asociaciones entre ideas y conceptos que ya existen para llegar a nuevas conclusiones, o para resolver problemas.

Ser creativo significa percibir el mundo de otra forma, tener una visión personal de la realidad que nos rodea y guiarnos por esa visión. Si quieres ampliar la información, mira este vídeo:

Sin embargo, no solo los grandes artistas (pintores, músicos, escritores) son creativos, sino que cualquiera de nosotros también lo es. Solo hay que recuperar la imaginación que teníamos de niños.

La creatividad permite tener una visión más amplia de la realidad, dar solución a los problemas que existen de formas que no se han utilizado antes, innovar, y, sobre todo, reinventar nuestra vida.

¿Por qué es importante mantenerse creativos a lo largo de la vida?

¿Por qué es importante mantenerse creativos a lo largo de la vida?Todos tenemos a nuestro alcance la creatividad a lo largo de nuestra vida y es importante mantenerla por varios motivos:

  • Aumenta la autoestima. Crear cosas nuevas o generar ideas innovadoras nos ayudará a creer en nosotros mismos y a reforzar la confianza.
  • Ayuda a salir de la rutina diaria. En nuestro día a día realizamos tareas de manera mecánica y la creatividad nos puede ayudar a romper esa rutina y divertirnos.
  • Te permite adaptarte a los cambios. El entorno que nos rodea cambia continuamente, surgen cosas nuevas y la creatividad nos puede ayudar a adaptarnos a ese entorno cambiante.
  • Enriquece tu mente. Una persona creativa es una persona que tiene una mente abierta a nuevas ideas y, por lo tanto, observa todo y aprende.

La creatividad no solo es importante en el trabajo, sino también en tu vida privada. Se puede empezar por cosas pequeñas, ¿Qué te parece cambiar la forma en la que te haces el desayuno o el trayecto por el que vas al trabajo cada día?

La vida sana no solo depende del cuidado del cuerpo, la mente también es fundamental y saber cómo desarrollar la creatividad es la clave.

cómo desarrollar la creatividad

Algunos consejos para desarrollar la creatividad

La anécdota que cuenta Ken Robinson nos muestra como todos los niños son creativos. Pero ¿Qué ocurre después?, ¿Dejamos de ser creativos?, la respuesta es un rotundo no. Simplemente dejamos de desarrollar la creatividad, pero podemos seguir una serie de consejos para volver a incrementar nuestra capacidad de imaginación.

consejos para desarrollar la creatividad

¿Cuándo fue la última vez que te divertiste creando algo nuevo? ¿Lo recuerdas? Ha llegado el momento de volver a sentir esa sensación. Estos son los consejos que puedes seguir:

  • Aprende a asociar objetos diferentes. La imaginación no tiene límites y nos permite crear asociaciones que pueden hacer surgir algo distinto que no existía antes. Recuerda la asociación de una cámara de fotos y un móvil, o de de una linterna y un tornillo en un casco, para ver en la oscuridad sin sujetar la linterna.
  • Desarrolla tu pensamiento crítico. Es decir, cuestiona todo, hazte preguntas y elabora respuestas creativas para mejorar tu vida. Puedes comenzar por cosas sencillas como preguntarte de qué forma mejorar tu día a día, por ejemplo.
  • Permite que tu mente divague. Muchas ideas creativas se nos ocurren cuando estamos tranquilos descansando o durmiendo. Deja de lado el estrés y la ansiedad, permite que tu mente divague y pregúntate ¿Qué pasaría si…? Ejercita tu creatividad, tu imaginación y tu memoria.
  • Crea mapas mentales. Por ejemplo, puedes elegir una palabra y escribirla en un papel. Alrededor puedes colocar palabras o conceptos relacionados para elaborar un dibujo lleno de conexiones entre ideas diferentes.
  • Relaciona conceptos. Muchas frases de la literatura y de la poesía nacen de la asociación de conceptos distintos, incluso contradictorios. Por ejemplo, una cadena de flores, una piedra de humo.
  • Desarrolla tu pensamiento lateral. En el colegio nos suelen enseñar a pensar de forma vertical o lógica, pero para desarrollar la creatividad es importante utilizar el pensamiento lateral, por lo tanto, no descartes ideas por muy locas que sean.
  • No dejes de aprender. La creatividad se desarrolla con los cinco sentidos por lo que es importante que estés siempre atento para aprender. Sal ahí fuera, lee, viaja, baila, prueba nuevas recetas, conoce a gente nueva, escucha música, piérdete caminando por tu ciudad.
  • Apunta las ideas que se te ocurran. Cuando te surja una idea, aunque parezca imposible, apúntala, quizás más tarde te ayude a crear algo nuevo y sorprendente.
  • Siente pasión por lo que haces. Dedicar el tiempo a algo que nos guste mucho hacer nos motiva y nos ayuda a ser más creativos. ¿Te gusta cocinar? Apúntate a un curso de cocina o crea tus propias recetas. ¿Te gusta el bricolaje? Diseña y crea un mueble para el salón de tu casa.
  • Rodéate de personas creativas. La creatividad también se desarrolla escuchando a personas que nos inspiran. Acude a charlas de personas a las que admires, queda con amigos que sean creativos, experimenta.
  • Suma ideas. Escribe una idea en tu cuaderno de ideas y saca 10 ideas a partir de esa idea, de cada nueva idea saca otras 10. Seguro que se produce una gran explosión de creatividad.
  • Aléjate del móvil y del ordenador. No permitas que te interrumpan cuando creas. Apaga el móvil y el ordenador o déjalos en un lugar donde no los escuches. Protege tu momento creativo.
  • Descansa. Dormir bien y descansar es fundamental para desarrollar la creatividad. Practica el nesting y relájate.

Como ves, la creatividad no se pierde, simplemente se deja de ejercitar, pero con los consejos que te hemos dado podrás volver a ser creativo, imaginar y divertirte.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: