Test de intolerancia alimentaria: síntomas, precio y tratamientos

¿Estás pensando en hacer un test de intolerancia alimentaria para saber si hay algún nutriente que tu organismo no tolera bien? Ya no es una novedad que algunos alimentos o sustancias utilizadas en la industria alimentaria pueden ser la causa de malestares puntuales como dolor de cabeza, dolores e hinchazón abdominal, náuseas, picor y urticarias.

Si padeces estos síntoma periódicamente, tu cuerpo podría haber desarrollado una hipersensibilidad, o intolerancia a los alimentos. ¿Cómo detectar aquellos alimentos que te provocan malestar?

Un test de intolerancia alimentaria prescrito por un especialista es el punto de partida para una correcta diagnosis, para encontrar alivio inmediato y restablecer el buen funcionamiento del metabolismo sin el riesgo de incurrir en carencias nutricionales.

Sigue leyendo si quieres saber en qué consiste una prueba de intolerancia alimentaria y cuándo es recomendable hacer un test de intolerancia a los alimentos.

Los test son un ejemplo de análisis de intolerancia alimentaria. Existen varios tipos y solo un especialista en nutrición, un dietista o un endocrinólogo podrá indicarte los más adecuados.

En qué consiste el test de intolerancia alimentaria

Las pruebas de intolerancia alimentaria se hacen para detectar los alimentos que provocan efectos secundarios en el organismo.

Cómo se hacen los diferentes tipos de test de intolerancia alimentaria

Un especialista te guiará en la realización de las pruebas necesarias para detectar o descartar eventuales intolerancias a los alimentos.

Los test de intolerancia reconocidos por la OMS y otras organizaciones sanitarias son aquellos realizados por profesionales de la salud:

  • El test de hidrógeno espirado utilizado para medir la tolerancia a la lactosa y otros azúcares como fructosa y sorbitol. La prueba consiste en la medición de los niveles de hidrógeno en el aire espirado después de la administración de un determinado azúcar. Una alta presencia de hidrógeno indica la mala absorción del azúcar.
  • Test de tolerancia a la lactosa. El especialista prescribe esta prueba cuando hay una sospecha de deficiencia de la enzima lactasa. Se basa en la medición de la presencia de azúcares en la sangre cada media horas después de dos horas de la ingesta de lactosa. Altos niveles glucémicos y síntomas gastrointestinales podrían confirmar el diagnóstico de intolerancia a la lactosa.
  • Biopsia de intestino delgado. Se realiza una extracción de una pequeña muestra de tejido intestinal para valorar su estado y detectar posibles alteraciones relacionadas con la intolerancia a la lactosa. Es un método invasivo menos utilizado.
  • Test DAO. Se realiza a través de una prueba de sangre que se analiza para detectar un posible déficit de la enzima DiAminoOxidasa y diagnosticar la intolerancia a los alimentos que contienen histamina.

Test de intolerancia alimentaria: síntomas, precio y tratamientos

¿Dónde hacer las pruebas de intolerancia a los alimentos?

Los test de intolerancia alimentaria se pueden realizar en clínicas y centros autorizados. Para un diagnóstico y tratamiento correcto del problema y, sobre todo, ahorrar tiempo y dinero, lo más recomendable es seguir las recomendaciones de tu médico o las pautas de un especialista.

Test de intolerancia alimentaria en Barcelona

¿Conoces las pruebas de intolerancia alimentaria incluidas en el seguro de salud Medifiatc? Utiliza nuestra guía médica online si quieres saber, por ejemplo, dónde hacer un test de intolerancia alimentaria en Barcelona o encontrar un nutricionista para una consulta.

Test de intolerancia alimentaria en Madrid

¿Estás en Madrid y deseas saber dónde puedes hacer una prueba de intolerancia alimentaria? Te recomendamos ponerte en contacto con uno de nuestros especialistas en  endocrinología y aparato digestivo para que pueda estudiar tu caso y profundizar el diagnóstico con un examen para el correcto diagnóstico de intolerancias a los alimentos.

¿Cuánto cuesta un test de intolerancia alimentaria?

El precio de un test de intolerancia a los alimentos puede variar según el sitio dónde lo hagas. Normalmente el coste varía según el centro que propone la prueba. Un test de hidrógeno espirado, por ejemplo, puede costar entre 35€ y 350€.

Test de intolerancia alimentaria gratis

Es posible que en alguna página online y en centros de terapias alternativas ofrezcan pruebas de intolerancia alimentaria gratis y ofertas para realizar exámenes que no solo no tienen base científica sino que podrían afectar tu equilibrio psicofísico con resultados poco fiables.

Si tienes un seguro privado de salud, pregunta a tu asesor si tu póliza incluye el test de intolerancia alimentaria y acude a un profesional para que pueda analizar tu estado de salud, detectar qué es lo que desencadena la aparición de tus síntomas y ayudarte a encontrar el tratamiento más eficaz.

Test de intolerancia alimentaria en la Seguridad Social

Muchas de las pruebas de intolerancia que se comercializan en farmacias prometen detectar las intolerancias alimentarias a través de una simple muestra de sangre. Sin embargo, estos exámenes no cuentan con ninguna base científica. Algunos pueden llegar a ser muy caros y lo resultados suelen indicar la intolerancia a un largo listado de alimentos.

El autodiagnóstico y la eliminación de la dieta de los alimentos “culpables” podría causar efectos aún peores para tu salud. Por eso, la Seguridad Social, así como la OMS y otras entidades que promueven la salud del ciudadano, no recomiendan y no cubren este tipo de pruebas.

Esto no significa que las intolerancias a los alimentos no existan, pero el diagnóstico tiene que ser escrupuloso y tener en cuenta varios aspectos de la salud y hábitos de la persona. Lo más indicado, en caso de padecer los síntomas típicos de una intolerancia alimentaria, es de acudir a médicos especialistas para un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Test de intolerancia alimentaria: síntomas, precio y tratamientos

¿Cuál es el mejor test de intolerancia alimentaria?

¿Son fiables los test de intolerancia alimentaria? La respuesta es sí, pero no todos son precisos.

Las organizaciones de salud alertan sobre el proliferar de pruebas de intolerancia alimentaria para el autodiagnóstico y recomiendan la consulta con un especialista frente a la sospecha de una intolerancia a los alimentos.

Por lo que el mejor test de intolerancia alimentaria es aquel que es prescrito y revisado por un profesional.

¿Qué es una intolerancia alimentaria?

Una intolerancia a los alimentos es una reacción adversa del organismo causada por una hipersensibilidad a determinados nutrientes. Las intolerancias alimentarias se clasifican en:

  1. Intolerancias alimentarias por causas desconocidas, provocada por la presencia de aditivos en los alimentos procesados. Se trata sustancias utilizadas durante las fases de procesamiento y presentes en cantidades mínimas en el producto final.
  2. Intolerancia alimentaria de causa enzimática, se manifiestan por la deficiencia de enzimas digestivas (factores genéticos).
  3. Intolerancia alimentaria de causa farmacológica o química, debidas a la presencia de sustancias químicas (histamina, sulfitos, etc.) en los alimentos.

Tipos de intolerancia alimentaria

Dentro de los diferentes tipos de intolerancia a los alimentos las más comunes son:

  • Intolerancia a la lactosa, un azúcar presente en la leche de vaca, que causa sensibilidad cuando hay un déficit de la enzima lactasa o el cuerpo desarrolla una hipersensibilidad.
  • Intolerancia a la fructosa, que causa reacciones por déficit de la enzima fructasa presente en la fruta.
  • Intolerancia a la sacarosa, presente en el azúcar común, es provocado por la carencia del enzima sacarasa.
  • Intolerancia al sorbitol, una sustancia edulcorante utilizada en muchos alimentos sin azúcar.
  • Intolerancia a la histamina, o DiAminoOxidasa (DAO). Es la hipersensibilidad a esta sustancia presente en una variedad de alimentos (embutidos, bebidas alcohólicas, quesos, judías, etc…) y causada por una alteración del metabolismo que dificulta la digestión y provoca los síntomas típicos de la intolerancia alimentaria.

Síntomas de la intolerancia alimentaria

La hipersensibilidad a los alimentos posee efectos mucho más moderados comparados con una alergia alimentaria. Por lo que es poco común confundir la una con la otra. Sin embargo, la intolerancia alimentaria a veces pasa desapercibida porque sus síntomas se pueden asociar a trastornos temporales.

Los signos y síntomas de intolerancia a los alimentos, de hecho, son muy parecidos a los efectos del síndrome del intestino irritable:

  • Diarrea: provocada por la mala absorción de los nutrientes a nivel intestinal.
  • Gases, hinchazón y dolor abdominal: causados por la fermentación en el colon de los nutrientes no procesados.
  • Digestión pesada: debida a la dificultad de procesar determinados nutrientes en diferentes momentos del proceso de digestión.
  • Estreñimiento: en algunos casos el déficit enzimático reduce los movimientos intestinales causando estreñimiento.
  • Dolor de cabeza: es una consecuencia de la mala absorción de los alimentos.
  • Cansancio, dolores musculares y en las articulaciones: es la respuesta del cuerpo a los demás síntomas causados por la intolerancia alimentaria.
  • Pérdida de peso y desnutrición: se manifiesta sobre todo en los niños y es un síntoma bastante común de la intolerancia a la lactosa.

Estos síntomas no solo se producen después de ingerir determinados alimentos, sino que pueden provocar el desarrollo de otros problemas si la intolerancia no es detectada a tiempo.

Test de intolerancia alimentaria: síntomas, precio y tratamientos

Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), aproximadamente un 20% de la población presenta durante su vida una reacción adversa alimentaria.

La diagnosis del tipo de intolerancia y la reducción en la dieta de las sustancias que causan estas reacciones adversas que no involucran el sistema inmunitario es fundamental, según los especialistas en nutrición.

¿Cómo detectar una intolerancia alimentaria?

Las consultas periódicas con tu médico de cabecera son muy importantes para el chequeo de tu salud y para la prevención de patologías. La hipersensibilidad a los alimentos, a lo largo, puede desencadenar otros problemas más allá de las molestias gastrointestinales causando. Por ejemplo, patologías a cargo de:

  • Aparato respiratorio, rinitis, asma e incluso problemas cardiorrespiratorios.
  • Piel, urticaria, acné, psoriasis y otras molestias.
  • Sistema endócrino, problemas de sobrepeso.
  • Sistema neurológico, dolor de cabeza, mareos, vértigos, etc.

Incluso algunos problemas como ansiedad, hiperactividad, depresión, fatiga y otros trastornos psicológicos podrían tener su origen en una intolerancia a los alimentos no diagnosticada.

Mantener bajo control la tu salud y el bienestar de tus familiares es el primer paso hacia el diagnóstico de una hipersensibilidad a los alimentos.

Si tienes la sospecha de padecer algún tipo de intolerancia, lo más recomendable es que consultes un profesional médico que te indicará las pruebas de intolerancia alimentaria necesarias para un correcto diagnóstico.

De hecho, cada caso necesitará de un seguimiento individualizado con el fin de detectar las causas del malestar y definir el mejor tratamiento que garantice el alivio de los síntomas y aporte una solución.

Los test son un ejemplo de análisis de intolerancia alimentaria. Existen varios tipos y solo un especialista en nutrición, un dietista o un endocrinólogo podrá indicarte los más adecuados.

Intolerancia a los alimentos: tratamientos

La intolerancia alimentaria se cura. El tratamiento en caso de hipersensibilidad a los alimentos o sustancias presentes en sus ingredientes suele ser bastante simple y consiste en la reducción de los elementos que causan malestar. Normalmente, en caso de intolerancia el tratamiento contempla diferente fases:

  • Eliminar los síntomas. El primer objetivo es frenar la aparición de los síntomas eliminando de la dieta el alimento o ingrediente que causa las molestias.
  • Cuando los síntomas hayan desaparecido, el terapeuta indicará la pautas para introducir de nuevo esos alimentos en la dieta.
  • Se realizarán pruebas y controles para evaluar el estado de salud del paciente.

Para que el procedimiento sea eficaz, la precisión, la constancia y los controles periódicos son muy importantes. Sobre todo los más pequeños tendrán que seguir las pautas nutricionales recomendadas por el médico especialista para evitar carencias que pueden afectar al crecimiento y desarrollo.

Tras la realización de los test de intolerancia alimentaria más oportunos y confirmar el diagnóstico, tu nutricionista o endocrinólogo podrá indicarte las pautas para aliviar los síntomas reduciendo determinados alimentos en la dieta sin producir desequilibrios que pueden afectar a tu salud.

CUÁNDO Y CÓMO REALIZAR UN TEST DE INTOLERANCIA ALIMENTARIA
5 (100%) 3 votes

Compartir: