Cuándo y por qué recargar el aire acondicionado del coche

El coche es una herramienta fundamental en nuestra rutina diaria. Por este motivo es imprescindible realizar revisiones periódicas y pequeños ajustes que nos ayuden a mantenerlo en perfecto estado el mayor tiempo posible.

En épocas de calor, una de las preguntas más comunes entre los conductores es saber cada cuánto tiempo hace falta recargar el aire acondicionado del coche. Una pregunta que no tiene una respuesta fácil ni única para todos los vehículos. En el siguiente artículo trataremos de dar respuesta a las principales dudas en torno a esta cuestión.

Principales utilidades del aire acondicionado del coche

Para empezar es importante dejar clara la importancia vital que el sistema climatizador tiene en nuestro vehículo. Esto resulta obvio en pleno verano, cuando las altas temperaturas que acostumbramos a tener en España obligan a refrigerar el interior del vehículo. Sin embargo, en contra de lo que piensan muchos usuarios, este sistema también resulta fundamental durante el invierno. El motivo es que el aire frío que suministramos al interior del vehículo elimina el vaho de los cristales provocado por el contraste de temperatura que hay entre dentro y fuera del coche.

Volviendo a épocas veraniegas, los expertos advierten de la importancia de arrancar el periodo estival con un sistema de aire acondicionado en perfectas condiciones. Esto nos permitirá utilizar el coche sin problemas en los días más calurosos del año: lo ideal es mantener la temperatura interior del vehículo por encima de los 20 grados y nunca más allá de los 24 o 25.

Funcionamiento del aire acondicionado del coche

Para saber bien cuándo necesitaremos revisar o recargar el aire acondicionado es muy útil conocer mínimamente su funcionamiento. En esencia nuestro climatizador funciona a través de un circuito cerrado de tubos flexibles por los que fluye el gas refrigerante, elemento clave para mantener el interior del coche en una temperatura agradable (en este circuito se realiza el intercambio de aire caliente por aire frío).

Uno de los problemas más comunes en este sistema es la presencia de pequeñas fugas entre conductos y las juntas que los unen. Se calcula que, de manera natural, este circuito pierde aproximadamente entre un 15% y un 20% del gas refrigerante cada dos años. Una cifra que se eleva exponencialmente si existen roturas o perforaciones en el sistema. De ahí la importancia de mantener en buen estado las piezas interiores del sistema climatizador y recargar cada cierto tiempo el gas refrigerador que lo alimenta.

Si el climatizador funciona con una carga insuficiente de gas puede desencadenar dos graves consecuencias.

  1. La más obvia es que el sistema no enfriará lo suficiente el aire que luego expulsa al interior del coche.
  2. La otra es que bajo estas circunstancias el circuito trabajará de manera forzada, aumentando así el uso de combustible y, al mismo tiempo, deteriorándose con mayor rapidez.

¿Cuándo es necesario recargar el aire condicionado del vehículo?

Algunos conductores aseguran desconocer cuándo es necesario revisar el funcionamiento de nuestro aire acondicionado y, llegado el caso, realizar una recarga de gas refrigerante. Para reconocer esta circunstancia los expertos señalan hasta tres indicios diferentes que nos pueden dar pistas sobre el estado del climatizador.

Uno de los más habituales es la aparición de un olor desagradable al activar el aire acondicionado, lo cual suele estar provocado por un error en el sistema eléctrico del climatizador. Este problema requiere de una visita al taller lo más rápida posible, para así averiguar qué pieza está dañando el circuito y proceder a su cambio.

Otro síntoma bastante común es la dificultad para desempañar los cristales del vehículo, algo habitual si el circuito carece de suficiente gas refrigerante que lo haga funcionar correctamente. Ten en cuenta que esta deficiencia pueda derivar en problemas mayores o directamente romper el aire acondicionado del vehículo.

Relacionado con este último punto también están los problemas para regular la temperatura del interior del coche de manera eficiente. Este mal funcionamiento, advierten los expertos, también puede estar provocado por la obstrucción del filtro anti-polen del sistema, debido a un exceso de suciedad o a que éste se encuentre dañado. En el primero de los casos valdrá con proceder a su limpieza, mientras que en el segundo habrá probablemente que cambiar dicho filtro.

Mantén en perfectas condiciones el aire acondicionado del coche

El precio para revisar o recargar el aire acondicionado del coche varía enormemente entre marcas. Un vistazo a los servicios técnicos de los principales fabricantes de vehículos muestra tarifas que van desde los 60 euros hasta más de 200, dependiendo también del tipo de problema al que se enfrente el climatizador.

Con todo, desde aquí recomendamos encarecidamente consultar con tu taller habitual si aparecen alguno de los síntomas mencionados. Del mismo modo desaconsejamos realizar recargas del climatizador en casa, sin la presencia de un profesional. Ten en cuanta que el gas refrigerante es una sustancia muy contaminante.

Con el ánimo de mantener en perfectas condiciones el aire acondicionado del coche –y por tanto el confort dentro del vehículo- recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Encender al menos una vez al mes (incluidos los meses de invierno o en etapas de poco uso del vehículo) el aire acondicionado durante aproximadamente 15 minutos.
  • Hacer una limpieza anual del circuito del sistema, que se puede realizar en la visita rutinaria al taller. Esta limpieza debería incluir algún tratamiento anti-bacteriano que garantice el buen estado del circuito interno del climatizador.
  • Aproximadamente cada dos años -en los vehículos más nuevos y bien cuidados este plazo se puede elevar hasta los 4 o 5 años- asegurarse de que los filtros del aire acondicionado están en buen estado y que hay suficiente gas refrigerante en el sistema. En caso contrario, proceder a su substitución y/o su recarga.

Y, por último, te recomendamos contar con un seguro específico para tu vehículo. La manera más sencilla de evitar sustos y grandes gastos ante imprevistos en la carretera. 

RECARGAR EL AIRE ACONDICIONADO DEL COCHE: ¿CUÁNDO Y POR QUÉ?
¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: