Certificado de retenciones

El Certificado de retenciones de IRPF es el que  muestra el capital que se nos resta de la nómina en previsión de los aportes que debemos hacer al estado, es decir, la cantidad que nos ha retenido Hacienda en función del porcentaje que  debemos abonar en nuestra declaración. Dicho de otro modo, es dinero que pagamos por adelantado al estado, que se equilibra en el momento de presentar la declaración. Si nos han retenido de más, Hacienda nos devuelve el dinero y si hemos pagado de menos, tenemos que abonarlo después.

¿Quién tramita el Certificado de retenciones?

En general, es la empresa la responsable de calcular las retenciones de IRPF que debe aportar el contribuyente, pero este último es responsable de notificar cualquier cambio, le sea beneficioso o no. Por ejemplo un aumento de sueldo  implica una subida en las retenciones, pero el tener hijos significa que la cantidad que le restarán mensualmente de su nómina va a bajar considerablemente. A más, hijos, menos retenciones durante los primeros años de los pequeños.

Para calcular el total de aportes que el contribuyente debe hacer se tiene en cuenta su nómina pero también su situación personal y los gastos de los que es responsable. Para notificar cualquier cambio la Agencia Tributaria dispone del Modelo 145. IRPF: “Retenciones sobre rendimientos del trabajo. Comunicación de datos al pagador (art. 88 del Reglamento del IRPF)” que se puede descargar directamente de la página web de la AEAT, pedir por teléfono o en una de las oficinas, y que debe presentarse cada vez que haya una modificación en la situación personal o laboral de cada individuo.

¿Qué pasa si hay errores?

Los datos a presentar deben ser siempre correctos y verdaderos. En caso de encontrarse errores, si corren de cuenta del trabajador, éste deberá hacerse cargo del abono de las diferencias. En el caso de que los errores provengan de la empresa, hecho que en general es poco común, será la misma la que deberá responsabilizarse de pagar más en el IRPF por haber habido existido una retención menor.

Desde la Administración Pública también debe recibir el Certificado de retenciones en el caso de que; por ejemplo, reciba ayudas o cobre la prestación social por desempleo, ya que la misma se considera como una nómina. De igual manera, en caso de haber tenido una baja laboral, ya sea la Seguridad Social o la Mutua la que aporte una parte de nuestros ingresos, tendrá la obligación de enviarnos nuestro Certificado de retenciones para dicho período.

Siempre al día

Es importante estar al día y enviar los certificados cada vez que haya un cambio para que la Agencia Tributaria pueda hacer el cálculo correcto a tiempo y no te lleves sorpresas a la hora de realizar tu declaración, ya que puede serte beneficioso la vez que te devuelvan pero si te toca pagar mucho de más, quizás puedas encontrarte en un apuro.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.