Una de las grandes transformaciones que está viviendo actualmente la sociedad española tiene que ver con la vivienda. Hasta hace poco tiempo la opción de vivir de alquiler era minoritaria en nuestro país (siempre se ha dicho que España era un país “de propietarios”). Pero en los últimos años la percepción frente a este modelo de vivienda ha cambiado sustancialmente: vivir de manera permanente como inquilino ya se contempla como una alternativa de vida real y estable en el largo plazo.

En este cambio sin duda ha tenido mucho que ver la crisis económica. Muchas familias se han visto obligadas en la última década a alquilar ante la imposibilidad de hacer frente a una hipoteca. Sin embargo, los expertos y las cifras señalan que esta transformación ha llegado para quedarse, y que se sostendrá en el tiempo más allá de las etapas de recesión económica. En España cada vez hay más interés por alquilar… y esta demanda no proviene solo de las capas de población más joven, sino también de perfiles de mayor edad y mayores ingresos.

Precisamente el aumento de la demanda interna de alquileres es uno de los factores (aunque ni mucho menos el único) que ayuda a explicar el notable aumento de los precios experimentado en los últimos años. Esto es especialmente significativo en las dos principales ciudades del país, Madrid y Barcelona. Con todo, el mapa español del alquiler es mucho más complejo. Así que vamos a tratar de descifrarlo en este artículo.

Las calles y zonas de alquiler más caras de España

Entre los diversos estudios que analizan el panorama del alquiler destaca el realizado anualmente por el tasador inmobiliario Tecnitasa. En su informe más reciente, publicado hace escasos meses, sus analistas señalan los lugares en España donde resulta más caro alquilar una vivienda.

En lo más alto de la lista se sitúa el Paseo de Gracia de Barcelona. El metro cuadrado en una de las avenidas emblemáticas de la capital catalana tiene un precio de 35,5 euros mensuales, por lo que el alquiler de un inmueble amplio, de unos 150 metros cuadrados, cuesta más de 5.300 euros al mes. Por detrás del paseo barcelonés aparece la calle Serrano de Madrid, con tarifas similares y un coste siempre superior a los 5.250 euros en pisos de al menos 150 m².

En tercer lugar de esta lista encontramos una de las capitales de provincia más distinguidas del país. En San Sebastián, en la Avenida Libertad, el precio del suelo de alquiler ha subido un 15% en un año, hasta alcanzar los 22,7€/m². Rondando también los 20 euros el metro cuadrado aparecen otras zonas de postín como Puerto Banús en Marbella o Las Canteras, en Gran Canaria.

La Comunidad Valenciana comanda las zonas de alquiler más baratas

Si viajamos al otro extremo del mapa del alquiler en España el panorama cambia de manera radical. Según muestran los datos recogidos por Tecnitasa, la Comunidad Valenciana cuenta con varias de las zonas más baratas para alquilar en todo el país. Resulta paradójico que esto ocurra en una de las regiones más visitadas por extranjeros y nacionales, aunque hay que tener en cuenta que hablamos de áreas alejadas de los grande polos de atracción turística.

Nos referimos por ejemplo al Barrio de Carrús en la ciudad alicantina de Elche, donde el metro cuadrado tiene un precio mensual de 1,9 euros. En la capital de la misma provincia, en Alicante, zonas como el barrio Juan XXIII mantienen tarifas similares: un piso de 70 m² en esta zona no supera los 140 euros al mes.

Viajando un poco más al sur nos encontramos con otras zonas especialmente económicas. Este es el caso por ejemplo del Barrio de la Pescadería en Almería o la zona de Palma-Palmilla en Málaga, donde el coste del metro cuadrado para alquiler es de 2,5 euros. Precios también por debajo de los 3€/m² aparecen en algunas zonas de ciudades como Huesca o Murcia.

Pamplona o Huesca, el alquiler que más baja

A pesar de que en los dos o tres últimos años los precios del alquiler han subido notablemente –especialmente, como ya hemos mencionado, en las grandes ciudades y sus áreas metropolitanas-, los precios medios del mercado todavía se sitúan, de media, bastante por debajo que en los años pre-crisis.

Al mismo tiempo, la tendencia generalizada en España es de subidas, sobre todo en zonas urbanas, de ahí que llamen tanto la atención los lugares donde la dinámica es la opuesta. Esto es lo que ocurre por ejemplo en una ciudad como Pamplona. Los alquileres en la capital navarra descendieron de media un 35% en los últimos doce meses, incluidos aquellos de las zonas más exclusivas, como el Paseo Sarasate (15,9€/m²).

La misma tendencia se reproduce en Huesca, antes mencionada como una de las ciudades con los alquileres más económicos del país. En el último año los precios en las zonas más baratas de la ciudad han descendido más de un 30%. Un descenso también notable, aunque menor, se está experimentando en Cuenca, donde el descenso de precios ronda el 10% en el último ejercicio.

Sentirse seguros también como inquilinos

Aunque por lo general vivir de alquiler supone un menor esfuerzo económico, eso no implica que tengamos que exponernos a riesgos innecesarios. De ahí la importancia de contar con un seguro que se adapte a nuestra posición como inquilinos de la vivienda y no propietarios. Para ello existen productos como el Seguro de hogar para inquilinos que ofrece FIATC.

Esta póliza permite asegurar las pertenencias en tu inmueble de alquiler hasta los 8.000 euros, incluyendo los muebles, los aparatos electrónicos y otros objetos de valor. Esta cobertura responde ante daños por escapes de agua, daños eléctricos, roturas de cristales, robos y reclamaciones a terceros.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.