Ejercicios para hacer en la oficina para desperezar el cuerpo y despejar la mente

Con el otoño los días se hacen cada vez más cortos, las temperaturas bajan gradualmente y se reducen las horas de luz. Sobre todo si pasas la mayor parte del día en la oficina, la vuelta a la rutina podría empujarte hacia hábitos pocos saludables como el sedentarismo. Piensa que la OMS considera la inactividad física el cuarto factor de riesgo cuando se habla de mortalidad a nivel mundial. Por eso, hacer ejercicio se considera tan importante para la salud.

Si pasas muchas horas sentado en el trabajo y no logras encontrar el tiempo para hacer actividad física, no esperes más. Empieza hoy mismo a practicar estos ejercicios en la oficina. ¡Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán!

El ejercicio físico está en nuestro ADN

El cuerpo humano está diseñado para moverse. En él se reflejan las características genéticas heredadas de los primeros homínidos que han sobrevivido adaptándose a un entorno difícil y peligroso gracias al movimiento.

Aunque hoy en día las condiciones de nuestro entorno han variado notablemente, el ejercicio sigue siendo indispensable para tu organismo. De hecho, el sedentarismo, con el tiempo, puede generar un sin fin de consecuencias negativas para el ser humano:

  • Es un factor directamente relacionado con la obesidad.
  • Aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares.
  • Es la causa principal de entre un 21-25% de los cánceres de mama y de colon
  • Se relaciona con las causas de la diabetes de tipo II.
  • Puede generar insomnio.
  • Se considera una de las causas de la depresión.

Hacer actividad física para mantenerse en forma se debería ser una prioridad en la rutina de cada uno. En cambio, muy a menudo, se queda en segundo plano. Volvemos a valorar la importancia de hacer actividad física solo cuando aparece algún síntoma.

Las personas que trabajan delante del ordenador, por ejemplo, sufren a menudo de dolor de espalda, Síndrome del Túnel Carpiano y otras afecciones que suelen interesar hombros, ojos, dedos de las manos, columna, circulación y, cómo no, los niveles de estrés.

Para el correcto funcionamiento y la salud de huesos, músculos, tejidos y los miles de reacciones químicas que se realizan continuamente en nuestras células, mantenerse activos es fundamental.

Eso no significa que tengamos que ser atletas o pasar 2 horas al día en el gym. Pequeñas pautas como hacer pausas para descansar los ojos y realizar ejercicios fáciles en la oficina ya son suficientes para prevenir los efectos del sedentarismo.

Empezar a hacer ejercicios en la oficina es el primer paso. Te proponemos los más eficaces, ¡toma nota!

10 ejercicios para hacer en la oficina, fáciles y eficaces

A lo largo del día, realiza alguno de estos ejercicios. Se trata de actividades simples que te llevarán pocos segundos, pero traen grandes beneficios:

  1. Torsiones laterales. Es un ejercicio perfecto para estirar y fortalecer los músculos abdominales y prevenir el dolor de espalda. Apoya las manos en tu escritorio, estira bien la columna y lentamente realiza una torsión del tórax hacia un lado, luego hacia el otro. Mantén la cabeza alineada con el tórax y repite este movimiento 10 veces alternando lado izquierdo y derecho.
  2. Saltos de tijera. Aléjate del escritorio unos centímetros para poder levantar brazos y rodillas sin hacerte daño. Realiza saltos de tijera desde la silla, levantando brazos y rodillas a la vez. Ayúdate con la fuerza de los músculos del abdomen. Repite 10 veces.
  3. Estiramientos laterales. Este ejercicio es muy agradable y te permite aliviar tensiones. Desde tu silla, levanta los brazos hacia arriba, junta las manos y, lentamente, lleva los brazos hacia un lado, luego hacia el otro, para estirar la musculatura lateral. Repite durante unos 20 segundos.
  4. Movimientos con la cabeza. Es un ejercicio muy sencillo y a la vez eficaz para descontraer el cuello. Desde tu silla, asegúrate de mantener la columna recta y empieza a dibujar un círculo con la punta de la nariz, muy lentamente. 5 veces hacia un lado y 5 hacia el otro.
  5. Prevención del Síndrome de túnel carpiano. De vez en cuando, a lo largo del día, ponte de pie y apoya el dorso de las manos en tu mesa haciendo una leve presión. Luego estira los brazos hacia delante y realiza círculos con las manos.
  6. Presionar piernas. Este ejercicio también se realiza sentados. Tendrás que estirar una pierna y tensionar los músculos durante 5 segundos. Luego relajar y repetir con la otra. Repite al menos 5 veces por pierna.
  7. Aliviar las lumbares. Para descargar las tensiones en la zona lumbar, desde tu silla, agáchate hacia adelante hasta tocar los pies con las manos e intenta relajar toda la musculatura: tórax, brazos, cuello. Quédate unos segundos en esta posición y vuelve a levantarte despacio.
  8. Refuerza los glúteos. Si tienes una silla con reposabrazos, apoya las manos y aplica un poco de presión como si quisieras levantar el cuerpo. Tensiona los glúteos y aguanta 5 segundos. Repite 5 veces. Si tu silla no tiene reposabrazos, puedes hacer lo mismo apoyando las manos en el asiento.
  9. Relajar la espalda. Un movimiento tan simple como apoyar las manos detrás de la cabeza con los codos apuntando hacia los lados puede reducir las tensiones y activar los músculos. Mantén esta postura mientras tomas 5 respiraciones profundas y lentas.
  10. Relaja las mandíbulas. Durante el día acumulamos tensión en varias partes del cuerpo. Aunque no estés consciente de ello, incluso las mandíbulas se ven afectadas. Algo tan sencillo como poner un lápiz entre los dientes por unos segundos puede aliviar la presión en esta zona.

Estos ejercicios te llevarán menos de 5 minutos y te ayudarán a desperezar el cuerpo y despejar la mente. Seguro que si se lo propones a tus compañeros también se apuntan y hasta tus jefes podrían animarse a crear algún programa de ejercicios para hacer en la oficina. Al fin y al cabo, la salud de los empleados es un elemento vital para el éxito de la empresa.

El ejercicio es parte fundamental de una vida sana, mejora el estado de ánimo y reduce el estrés físico y mental. Además, nos permite mantenernos jóvenes. ¡No faltan razones para ponerse en movimiento y salir de la rutina sedentaria ya!

Si tu trabajo te exige estar sentado muchas horas, es indispensable aprovechar cualquier ocasión para hacer ejercicio. ¿Por qué no empezar con algunos pequeños ejercicios en la oficina?

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.