El estrés y sus síntomas

Decir que el estrés es el mal de las sociedades occidentalizadas ya no sorprende. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, por ejemplo, ya el 30% de las bajas laborales en nuestro país se deben al estrés. Probablemente, tú también te hayas sentido presionado por el estrés en más de una ocasión, pero ¿cuándo este se convierte en algo que afecta a nuestra salud? Y sobre todo, ¿cómo reconocer los síntomas del estrés y controlarlos?

Conoce los diferentes tipos de estrés

sintomas del estres agudo

El estrés es un estado de ánimo basado en un proceso mental que desarrollamos cuando queremos adaptarnos a una situación nueva. Es un proceso natural del cuerpo humano que se manifiesta de forma automática cuando nos encontramos frente a condiciones que nos resultan amenazadoras. Estas situaciones requieren que actuemos de una forma determinada y, al no estar acostumbrados, desarrollamos estrés.

Se distingue principalmente entre dos tipos de estrés:

  • El estrés agudo, que se presenta en situaciones de riesgo y desaparece rápidamente. Es ese sentimiento que puedes percibir si un perro de repente ladra cuando estás paseando por la calle, cuando estás conduciendo y tienes que frenar o ante una experiencia nueva que te genera emoción. En general, este tipo de estrés es el que nos permite controlar situaciones de peligro.
  • El estrés crónico, en cambio, es un sentimiento que perdura en el tiempo. Puede manifestarse, por ejemplo, cuando se tienen problemas en el trabajo, en familia o financieras.

La manifestación del estrés y sus síntomas, con el tiempo, pueden causar patologías graves en nuestro organismo. Algunos ejemplos son:

  • Síndrome del trabajador quemado, del inglés burnout
  • Depresión
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Obesidad
  • Alteraciones de la piel de origen autoinmune (eczema, acné, etc.)
  • Problemas menstruales

¿Qué síntomas provoca el estrés?

mujer con sintomas del estres laboral

Con el ritmo de vida actual, muchas personas estamos en cambio constante, por lo que las situaciones que desencadenan una respuesta estresante de nuestro organismo se multiplican. Nos esforzamos para dar lo mejor de nosotros en todos los ámbitos de nuestra vida y esto nos puede pasar factura.

El estrés puede afectar tanto nuestra esfera física, como la emocional y la conductual. Es por eso que sus síntomas pueden manifestarse de diversas formas:

  • Los síntomas del estrés en las emociones son la ansiedad, el miedo, la irritabilidad o la confusión.
  • Concentración y la dificultad para concentrarnos, olvidos, preocupación por lo que sucederá, pensamientos repetitivos e, incluso, una excesiva autocrítica, también son síntomas del estrés mental.
  • Adquirir conductas negativas como consumir tabaco y alcohol en abundancia, consumo de comida en exceso y aislamiento social.
  • Patologías físicas como jaquecas, dolores de cabeza, problemas de espalda, fatiga, bruxismo, respiración agitada, alteraciones en el sueño, aumento de la presión arterial u ocular o palpitaciones, trastornos de la alimentación.

¿Qué hacer para aliviar el estrés?

Si te encuentras frente a una situación de estrés, lo mejor que puedes hacer es tranquilizarte y respirar. Intenta mantener la mente en blanco o piensa en situaciones o aspectos que te hagan feliz.

la meditación ayuda a atenuar signos y sintomas del estres

¿Eres capaz de identificar el momento en que vas a padecer un ataque de estrés? ¿O eres capaz de saber que el malestar que sientes es debido a un episodio estresante? Si te sientes identificado, sigue estos consejos:

  • Respira profundamente. Inhala aire durante tres segundos y luego expíralo poco a poco. De este modo tu cuerpo eliminará todo el oxígeno y te ayudará a relajarte. Muchas técnicas de relajación para el control del estrés negativo, por ejemplo el training autógeno, trabajan la respiración y hacen hincapié sobre la importancia de una respiración profunda y consciente para la relajación.
  • Practica ejercicios de relajación como el yoga, el Tai Chi, o la meditación. Te ayudarán a mantener la mente relajada. ¿Quieres practicar yoga, pero no sabes cómo empezar? Echa un vistazo en nuestra guía de yoga para principiantes.
  • Mantén una alimentación saludable no abuses del exceso de grasas y azúcares. Los alimentos también pueden influir en tu nivel de energía y de concentración. Come a horas regulables y no te saltes ninguna comida.
  • Elimina cafeínas y estimulantes. Para hacer frente al estrés y sus síntomas reduce la cantidad de café. Además, evita las bebidas con un nivel alto de cafeína y cualquier estimulante. Existen muchos sustitutos del café, igual de sabrosos y mejores para tu salud.
  • Practica ejercicio con regularidad. Intenta invertir 30 minutos de tu día a andar, correr o nadar.
  • Duerme de forma regular y sin interrupciones. Si te cuesta dormir, ponte en contacto con tu médico.
  • Busca soluciones en vez de fijarte en los problemas. A veces el estrés se produce por nuestra incapacidad de ver más allá del problema. Ante una situación que te provoca ansiedad y angustia intenta buscar una solución que te permita por lo menos reducir el sufrimiento que te provoca. Cuando el sentimiento negativo se prolonga y sientes que no logras resolver la situación, puedes pedir ayuda a un profesional.
  • Piensa positivo, diviértete y regálate momentos para ti: lee, sal con amigos, relájate en un spa, pinta mandalas o cómete ese capricho que tanto te gusta (pero ojo con las cantidades, que puede ser contraproducente).

Cuándo acudir a un especialista

No siempre una persona se da cuenta de las señales del estrés. Además, puede ser difícil gestionar el estrés en determinadas situaciones, especialmente si es de tipo crónico o las manifestaciones son frecuentes, incluso ante situaciones que normalmente no deberían suponer gran estrés. Si has intentado controlar el estrés pero los síntomas persisten, un especialista puede ayudarte a buscar las causas y atenuar los efectos del estrés sobre el cuerpo, el estado de ánimo y el comportamiento.

Recuerda, si estos episodios son repetitivos, consulta a tu médico de confianza. En Medifiatc, tienes hasta 15.000 profesionales a tu disposición. ¡Confía en el experto y di adiós al estrés!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.