Cómo empezar un huerto en casa: consejos útiles para principiantes

La pasión por los huertos urbanos contagia cada año a más personas. ¿Estás pensando el tuyo? Que lo hagas por seguir la tendencia, por dar color y vida a tu balcón, decorar tu casa, dedicarte a un nuevo hobby o producir tus propios alimentos, seguramente disfrutarás de cada momento de este proceso.

Si es la primera vez y no tienes mucha práctica con los cultivos, hoy te enseñamos cómo empezar un huerto en casa paso a paso.

Primera fase: elementos básicos antes de empezar

La idea de tener un huerto en la terraza o en el balcón atrae cada vez más personas en las ciudades. Quizá porque representa una oportunidad de conexión con la naturaleza. Además, en la práctica te ofrece la oportunidad de tener a disposición hierbas aromáticas y hortalizas ecológicas, sostenibles y recién cosechadas. Nada mal, ¿verdad?

Si lo que buscas es poder pasar un rato al aire libre, relajarte y estar más en contacto con la naturaleza, crear un huerto en tu casa puede ser una idea saludable y es al alcance de todos. Con pocos materiales (incluso reciclados) y unos conocimientos básicos, en poco tiempo, disfrutarás al ver tus plantas crecer.

Pero, antes de ponerte manos a la obra, te sugerimos planificar bien tu huerto en casa. No te preocupes, no es necesario ser un experto para empezar un huerto urbano, pero estos detalles básicos te ayudarán a tener una experiencia positiva:

  1. Iluminación: Observa la zona donde quieres realizar tu huerto. ¿Cuál es su exposición? Lo ideal es que sea orientado hacia el sur (orientación norte si vives en el hemisferio sur) y reciba los rayos del sol durante unas horas a lo largo del día. Si no es así, tampoco desesperes. Hay hortalizas que no requieren de mucha luz y son bastante resistentes. Lo que te interesa es conocer las condiciones de luz en el espacio de cultivo para elegir las variedades vegetales que mejor crecerán en tu huerto.
  2. Espacio: Cuando se habla de huerto, quizás pienses en una extensión de tierra que no encaja con los pocos metros cuadrados de tu balcón. Si el espacio es tu preocupación, piensa que existen soluciones para todos los gustos y necesidades. ¿Te estás preguntando cómo empezar un huerto en tu balcón de medio metro cuadrado? La solución es fácil: puedes optar por un huerto vertical o cultivar en un macetero. Ya lo hemos dicho, un huerto urbano no tiene que ser muy extenso, sobre todo al principio, te sugerimos empezar gradualmente.
  3. Agua: El acceso al agua en casa no es un gran problema, pero es importante que tomes alguna medida para regar tus plantas de la mejor forma. Es recomendable que el agua del grifo se deje descansar unos días en un recipiente abierto para que el cloro evapore y puedas regar con agua a temperatura ambiente. Si puedes recoger el agua de lluvia, mejor aún.

Segunda fase: definiendo espacio y tipo de cultivo

A este punto, si has podido verificar los elementos anteriores, tendrás claro qué tipo de huerto queda mejor en tu casa y qué plantas podrás cultivar en base a sus necesidades de luz.

Aquí te dejamos algunos consejos prácticos para acabar de diseñar tu huerto urbano:

  • Para inspirarte y cultivar de forma eficiente, además de pasar un rato al aire libre, puedes buscar información e ideas en blogs especializados o en libros sobre cultivos de este tipo.
  • Si te faltan ideas para definir la disposición de las macetas o quieres saber qué tipos de jardines verticales hay, te sugerimos echar un vistazo en los tableros de Pinterest. Seguro encontrarás muchas propuestas originales.
  • Con relación al tipo de cultivo, lo más indicado es que pidas asesoramiento en una tienda de jardinería cuando vayas a comprar semillas y planteles. Solo tendrás que explicar las condiciones de luz y de espacio de tu huerto para que te puedan sugerir las combinaciones ideales.
  • Si compras las semillas por Internet, puedes hacer una primera búsqueda de hortalizas que requieren más o menos luz. También, tendrás que fijarte en la temporada de cultivo y que sean plantas de ciclo corto (tipo lechuga, acelga, rúcula). Son más fáciles de cuidar y podrás ver los resultados más rápidamente.

Cómo empezar un huerto en casa: material básico

Este es el momento más creativo en el proceso de empezar tu huerto en casa. Ahora tienes que elegir los materiales necesarios para realizarlo:

  • Sustrato: Este es un elemento delicado y tienes que elegir la mezcla más adecuada. Elige un sustrato para huerto urbano que pueda garantizar todos los nutrientes para tus plantas. Puedes, por ejemplo, realizar una mezcla con 65% de fibra de coco, 30% de humus de lombriz y 5% de vermiculita. Como abono puedes aprovechar las cáscaras de huevo, los fondos de café, estiércol, etc. Si tienes espacio en tu balcón o terraza, puedes optar por crear tu compost de lombriz aprovechando los restos vegetales de tu casa.
  • Maceteros: Para el cultivo de hortalizas lo recomendado es utilizar maceteros de unos 20-30 cm de profundidad. Puedes reciclar cajas de frutas y botellas del agua y otros contenedores que tengan el tamaño ideal para tu espacio de cultivo. También puedes hacer tu propia mesa de cultivo o comprar una.
  • Semillas o planteles. Elige la variedad de hortalizas que deseas cultivar y empieza a dar forma a tu huerto en casa. Recuerda que puedes mezclar las variedades, pero antes estudia las combinaciones más adecuadas e inteligentes para evitar plagas y hacer que ciertas plantas no impidan el crecimiento de otras. Una combinación ideal podría ser: lechugas, cebolla, fresas y caléndula. De este modo, además de variedad en tu huerto urbano, tendrás color y sabor en tus ensaladas.
  • Regador: Elige un regador que te permita regar las plantas de forma homogénea y delicada, sin crear charcos.
  • Guantes: Recuerda manejar la tierra y las plantas con guantes para jardinería. Así evitarás dañar tu piel y podrás dedicarte a tu pasatiempo de modo más seguro.

Este es el momento ideal para empezar un huerto en casa y disfrutar de las primeras cosechas en primavera. ¿Ya has pensado qué te gustaría cultivar en tu huerto urbano?

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.