Estar en forma

Estar en forma es un concepto que está muy presente en nuestros días pero, ¿qué es estar en forma? ¿Qué significa? ¿Se refiere a tener el cuerpo atlético, trabajado? La realidad es que la idea de “estar en forma” engloba tener un óptimo nivel físico combinado con una dieta saludable. Una cosa va ligada a la otra, ya que el ejercicio físico aporta masa muscular, tonicidad y fuerza que al ir acompañados de una buena dieta derivan en una pérdida de exceso de peso mientras se mantiene el cuerpo sano.

¿Qué hacemos para estar en forma?

Para lograr el equilibrio de las diferentes estructuras corporales es recomendable realizar diferentes tipos de ejercicios e irlos combinando regularmente; por ejemplo, se pueden alternar ejercicios cardiovasculares como correr o la natación con técnicas de estiramiento para una correcta relajación de los músculos, y algunos ejercicios que impliquen más fuerza para fortalecer la musculatura.

Uno de los ejercicios más recomendables para llevar a cabo es la natación. Considerado el deporte más completo, permite la ejercitación de la mayoría de músculos sin actuar agresivamente sobre ninguno. Al encontrarse el cuerpo en constante suspensión se reduce la carga y el impacto sobre las articulaciones. Además, el contacto con el agua produce un estado de relajación que puede incluso llegar a ser meditativo.

¿Cómo lo hago?

Para estar en forma no es necesario pasarse el día en el gimnasio. Simplemente con realizar algún tipo de actividad durante unos 30 minutos al día ya conseguiremos mantenernos. Es importante tener en cuenta que cuando uno decide ponerse las pilas y empezar una vida sana debe empezar a realizar deporte de una manera progresiva, es decir, aumentando los tiempos y la intensidad sin forzar el organismo.

Siempre que se vaya a realizar un deporte, sea del tipo que sea, es muy importante calentar y estirar bien el cuerpo. Los músculos y los huesos deben prepararse para el ejercicio. Requieren de un proceso de adaptación para poder entrar en tensión con la práctica física. Si se pasa por alto, el riesgo de lesionarse aumenta notoriamente. Los estiramientos deben llevarse a cabo antes de realizar el deporte pero también después, para evitar el recargamiento de los músculos y permitirles una gradual adaptación al estado de reposo.

Siempre en forma

Estar en forma no siempre es fácil ya que la vida que llevamos actualmente nos deja poco tiempo para realizar este tipo de actividades pero si conseguimos dedicarle un poco de tiempo al día, acompañando al deporte de unos buenos hábitos alimenticios y descansar las horas suficientes, con toda probabilidad nuestro cuerpo y nuestra mente se sentirán bien y en equilibrio. Cuando todos los sistemas del cuerpo humano funcionan en armonía y todos los órganos trabajan con normalidad podemos considerar que estamos en forma. También nuestro organismo se mantendrá más tiempo fuerte y resistente si ha estado acostumbrado a realizar algún tipo de actividad física con frecuencia.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.