Favorecer la fertilidad

La concepción no resulta fácil y rápida para todos. En algunos casos se necesita de poco más de un encuentro sexual para que se geste el embarazo, pero en un gran número de ocasiones la fecundación puede tardar meses en darse. La cuestión es que los días en que puede producirse la ovulación son muy limitados, una vez pasados no habrá nuevas ocasiones para que se produzca la fertilidad hasta el mes siguiente. Existen varios condicionantes que pueden influir a la hora de concebir y hacerlo más fácil.

¿Qué hacer para mejorar la fertilidad?

Para mejorar la fertilidad natural debemos tener claro que los días para concebir son los previos a la ovulación o durante la misma. La ovulación se produce unos catorce días después del período. Una señal inequívoca de que la mujer está ovulando es la aparición del moco fértil preovulatorio. El óvulo no vive más que un día, es decir que a partir del momento de ovular solo tenemos unas 24 horas para que se produzca el embarazo. Los espermatozoides, por su parte, pueden sobrevivir hasta 72 horas dentro del cuerpo de la mujer; por lo tanto los días previos a la ovulación también son idóneos para la concepción.

¿Por qué no se da la concepción?

En muchas ocasiones, el problema de la no concepción puede deberse al tipo de alimentación de consumimos. Es bien sabido que muchas enfermedades son consecuencia del tipo de alimentos que consumimos, especialmente en el primer mundo donde existen muchas dietas altas en contenidos grasos, azúcares y sal. La mala alimentación provoca desequilibrios en el metabolismo y alteraciones hormonales que influencian de forma directa en la capacidad de concepción y la fertilidad.

Del mismo modo es recomendable que tanto el hombre como la mujer eviten las comidas excesivas y abundantes, consuman poco café, eviten el alcohol en la medida de lo posible y dejen el tabaco en el caso de ser fumadores. La recomendación es llevar una dieta rica en frutas, verduras, nutrientes y proteínas combinado con la práctica de ejercicio, ya que al ejercitar el cuerpo regularmente mejora de forma notable el funcionamiento de nuestro metabolismo.

¿Qué hacer si nada funciona?

En el caso de que se hayan probado todas las vías y aun así siga sin producirse el esperado embarazo, lo mejor es acudir al médico o a una clínica de reproducción asistida para que nos informen de las opciones que existen para que se origine el embarazo. Si los métodos convencionales no nos resultan, quizás podremos optar por un tratamiento de fertilidad. También hay que tener en cuenta que factores como el estrés influencian de forma directa en nuestra capacidad de concebir. A veces la propia ansiedad que puede generar querer concebir bloquea la capacidad de quedarse embarazada, siendo esta una causa psicológica que debe tratarse.

FAVORECER LA FERTILIDAD
5 (100%) 4 votes

Compartir: