Guía para comprar un coche de segunda mano

La compra-venta de coches entre particulares se ha convertido en los últimos años en una opción muy popular. Uno de los motivos es sin duda la aparición de intermediarios en Internet –empresas que ponen en contacto a particulares y que cobran una pequeña comisión– que facilitan la búsqueda o la venta del vehículo que necesitamos.

Sin embargo este proceso de compra-venta puede resultar engorroso. Sobre todo si decidimos hacerlo sin la ayuda de una gestoría u otra compañía que se encargue del papeleo asociado a la transacción. Con todo, también es posible resolver dichos trámites por uno mismo. Presta atención al siguiente artículo: aquí van los principales pasos y consejos a seguir si estás pensando en comprar un coche de segunda mano.

El papeleo previo a la compra

Una vez sabemos el vehículo que queremos comprar, el primer paso consiste en asegurarnos de que todo está en regla (lo último que queremos es llevarnos una sorpresa después de que hayamos pagado por el producto). Para ello resulta fundamental contar con el Informe de Antecedentes que suministra la Dirección General de Tráfico (DGT). En dicho documento se indica por ejemplo si hay multas u otras sanciones vinculadas al coche y pendientes de pago. También si los impuestos asociados al vehículo están abonados y al día.

Podemos obtener este informe de dos maneras diferentes:

  • Vía telemática. Si cuentas con un certificado digital en tu dispositivo, sólo tienes que acceder a la web de la DGT, indicar los datos del coche y hacer la solicitud. Rápidamente se te enviará el documento a tu equipo.
  • Presencialmente. En este caso recomendamos descargar en casa el impreso de solicitud, al mismo tiempo que solicitamos una cita previa (obligatoria para este tipo de trámites) en la oficina de la DGT más cercana. De este modo nos ahorraremos alguna que otra cola el día que nos toque acudir.

Un segundo documento imprescindible para regularizar la compra-venta es el Impreso de Cambio de Titularidad del Vehículo. Este papel también se puede obtener a través del portal de la DGT, aunque se habrá de entregar cumplimentado y firmado tanto por el vendedor como por el comprador del vehículo. De ahí la importancia de contar con él antes de la entrega de las llaves y el cierre de la transacción. Ten en cuenta además que este trámite tiene un coste de 54,60 euros que habrán de ser abonados por el comprador.

Un contrato para evitar sorpresas

Como en cualquier transacción de un producto de estas características, a la hora de comprar un coche de segunda mano es importante firmar un contrato que recoja toda la información legal necesaria. En el caso concreto del contrato de compra-venta, muchas personas optan por hacerlo a través de una gestoría. También cada vez más se ofrecen en Internet (incluidas las empresas que actúan de intermediario en la operación) modelos para crear un contrato personalizado.

contrato comprar coche segunda mano
En todos los casos este contrato de compra-venta deberá de ir acompañado de la documentación identificativa del vehículo que estamos adquiriendo: ficha técnica con todos los detalles del turismo, permiso de circulación, etc. Además de la identificación (DNI, Pasaporte) del vendedor. Igualmente es aconsejable que junto a estos documentos figuren los recibos o justificantes de pago de las tasas asociadas al coche, como el Impuesto de Circulación o el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Todos ellos con su correspondiente sello y fecha oficial de pago.

Antes de quedar físicamente con el vendedor para la firma de los documentos y la entrega de las llaves aconsejamos encarecidamente revisar todos los datos de la documentación, especialmente en el caso del Impreso de Cambio de Titularidad del Vehículo, que habrá de ser aceptado por las autoridades de Tráfico.

Formalizar la compra y pagar las tasas correspondientes

Una vez que las dos partes cuentan con la documentación necesaria –es recomendable entregar al vendedor un duplicado de los documentos que le impliquen- llega el momento de formalizar la transacción. Es en este instante, y no antes, cuando comprador y vendedor han de firmar el documento que acredita el cambio de titularidad del vehículo y la notificación de la venta.

Relacionado con esto último, y una de las cosas que primero ha de hacer el nuevo dueño del coche, es liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Ten en cuenta que esta tasa depende directamente de las Comunidades Autónomas, por lo que los detalles para su pago pueden variar entre los diferentes territorios de España. Aun así, ya es habitual poder abonar el impuesto por vía online, o sino en alguna entidad bancaria asociada. Por lo general se da de plazo en torno a unos 30 días hábiles para el pago desde la fecha del contrato de compra-venta.

Finalmente sólo queda una última visita a la oficina de la DGT. Ahí es el momento de entregar la documentación requerida por la administración, incluido el recibo de pago del ITP y el Impreso de Cambio de Titularidad del Vehículo perfectamente cumplimentado y firmado.

Una vez registrada la transacción, y si todo el papeleo ha sido hecho correctamente, el funcionario te hará entrega del Permiso de Circulación imprescindible para sentarte al volante de tu nuevo coche. Ha costado llegar hasta aquí, ¡pero ya es hora de que disfrutes de tu nuevo vehículo!

Siéntete seguro en la carretera con un seguro adaptado a tus circunstancias y las de tu vehículo

GUÍA PARA COMPRAR UN COCHE DE SEGUNDA MANO
¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: