guía para esquiar todo el año

En nuestra mente asociamos la nieve al frío y al invierno. Las montañas y laderas nevadas aptas para la práctica del esquí son una maravilla que los amantes de este deporte echan de menos el resto del año.

Sin embargo en los últimos años las posibilidades para practicar el esquí o el snowboard fuera de la temporada invernal se han multiplicado. Uno de los motivos es el crecimiento de estaciones punteras en los glaciares que todavía existen en el mundo. Lugares donde la nieve permanece sin importar las estaciones.

El otro motivo es la aparición de cada vez más pistas de esquí cubiertas en países como Alemania, Holanda, Reino Unido o la exótica Dubái. En España podemos encontrar el fantástico Madrid Snowzone, un complejo abierto los 365 días del año.

Vamos a conocer un poco más estas opciones para disfrutar de la nieve también en primavera y verano. Ponte los esquís, ¡y a disfrutar!

Pistas de esquí en glaciares de Europa

Los Alpes son una de las mecas de la cultura de la nieve en todo el mundo. Esta cadena montañosa que atraviesa Europa ofrece múltiples posibilidades para esquiar durante el invierno… pero también durante el resto del año.

Francia es el país que abarca un mayor territorio de estas espectaculares montañas. Y en el país galo se encuentra el glaciar de Los 2 Alpes, con la estación que lleva el mismo nombre. Este enorme complejo de nieve, con alrededor de 120 hectáreas de terreno esquiable, se ubica en el mayor glaciar esquiable del continente. Un lujo de montañas y laderas que permanecen parcialmente abiertas durante junio, julio y agosto y que en algunos casos superan los 3.000 metros de altura. Los 2 Alpes cuenta además con un snowpark (también apto para el esquí freestyle) ideal para los amantes de la tabla.

Otra opción interesante en el país vecino es la estación de Tignes, ubicada en el glaciar de la Grande Motte, y generalmente abierta entre finales de junio y comienzos de agosto. Además los precios del forfait de este complejo situado casi en la frontera con Italia son más asequibles que en otras estaciones francesas. También cuenta con instalaciones para la práctica del snowboard en los meses más cálidos.

Austria es otro de los lugares emblemáticos para la nieve en Europa. Al contar con algunas de las montañas más altas del continente, este país ofrece varias estaciones aptos para el esquí durante todo el año. Entre ellas destacamos el complejo de Hintertux, ubicado en el estado del Tirol. Estas completísimas instalaciones no cierran ningún día del año, lo que las convierte en un lugar de peregrinación para esquiadores de la región y de todo el continente cuando el sol más aprieta. Aun así, se recomienda comprobar los horarios de apertura antes de acudir.

Finalmente, para acabar este repaso europeo, no podíamos dejar pasar las preciosas montañas alpinas de Italia. Allí se encuentra el complejo de esquí y snowboard Breuil-Cervina, quizás el lugar más reconocido par la práctica de deportes de nieve durante los meses de verano. El teleférico que lleva hasta este glaciar alcanza los 3.500 metros cuando llega a las pistas y remontes abiertos en los meses más cálidos. Ojo, porque es común encontrarse a equipos profesionales de esquí entrenando cuando la nieve escasea en el resto de Europa.

Pistas de esquí cubiertas

Hasta hace unos años parecía una locura pensar en pistas de esquí alejadas de altas montañas. Pero en la última década la afición por este deporte ha llevado a muchas ciudades y países a apostar por infraestructuras con un alto coste pero que, en los casos que mencionaremos, han probado ser rentables. Es una manera de acercar las actividades de nieve a poblaciones muy alejadas de las cadenas montañosas aptas para el esquí, sin importar el mes del año en que nos encontremos.

Hace ya más de una década que Madrid vio nacer a la primera y hasta ahora única pista de esquí cubierta de España. El Madrid SnowZone, ubicado en el complejo comercial de Madrid Xanadú, se ha convertido con los años en punto de referencia para los amantes de los deportes de nieve del centro de la península, más alejados de las estaciones de los Pirineos y de Sierra Nevada.

Abierta durante los doce meses del año, esta particular estación de esquí, cuenta con 18.000 metros cuadrados esquiables divididos en dos pistas. Una dirigida a esquiadores más experimentados, de 250 metros, un desnivel al 25% y un telesilla para cuatro personas; y otra destinada a esquiadores principiantes, de unos 100 metros y un desnivel menor.

Este complejo deportivo tiene más de 10.000 plazas de parking y diversas tarifas para su forfaits, dependiendo si quieres disfrutar de las pistas por dos horas, cuatro horas o durante un día entero.

Fuera de España la fiebre por las pistas de esquí cubiertas también ha crecido enormemente. Uno de los países que cuenta con más instalaciones de este tipo es Alemania, un país muy aficionado a la nieve pero sin grandes cadenas montañosas en su territorio. Entre ellas destacan las localizadas en Hamburgo, Bottrop y Neuss.

Algo parecido ocurre en Holanda, con instalaciones cubiertas y abiertas todo el año como Snowworld y Snowplanet. O Reino Unido, donde es posible disfrutar de la nieve sin preocuparse del tiempo que hace fuera en lugares como Manchester, Castleford y Glasgow.

Para acabar no podíamos dejar de mencionar el que sigue siendo a día de hoy el parque de nieve cubierto más grande del mundo. El Ski Dubai, ubicado en la ciudad-Estado del mismo nombre, tiene cinco pistas diferentes de diferentes niveles, incluyendo la única negra del mundo en un complejo de este tipo. ¡Y todo ello en medio del desierto!

A pesar de todo lo bueno que trae consigo la nieve, la práctica del esquí también entraña sus riesgos, como caídas e imprevistos de otro tipo. Por ello recomendamos siempre acudir a la nieve con un seguro de esquí completo que te cubra en cualquier estación del mundo.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: