Ahorro energético: hábitos que ayudan a ahorrar

El ahorro energético es posible si tomamos ciertas medidas y seguimos ciertas precauciones. Hoy te daremos algunos consejos acerca de cómo ahorrar energía en tu hogar. También te haremos algunas sugerencias muy útiles que te permitirán ahorrar tanto energía como gastos.

Una auditoría energética: el primer paso hacia el ahorro energético

Si quieres empezar a tomar ciertas medidas de ahorro energético en tu hogar, en primer lugar es importante ser consciente del gasto eléctrico y económico que supone tu casa. Dicho de otro modo: debes conocer las condiciones de tu hogar y saber si los diferentes electrodomésticos están debidamente instalados.

Por este motivo, es recomendable que solicites a un experto que realice una auditoría energética. De este modo, sabrás si los diferentes electrodomésticos funcionan de la forma más óptima. Sabrás si hay alguna fuga de aire, si los calentadores se encuentran en el debido estado y si hay alguna zona de la casa en la que se podría modificar o realizar algún tipo de instalación para contribuir al ahorro energético.

Ahorro energético: aísla tu hogar del frío o del calor

Uno de los principales consejos que te podemos dar acerca de cómo conseguir un importante ahorro energético es aislar las principales habitaciones de tu casa del frío o del calor. Esto significa, por ejemplo, utilizar cortinas gruesas. El uso de cortinas y alfombras durante los meses más fríos terminará suponiendo un importante ahorro energético. O asegurarte de que alrededor de tus puertas y ventanas no hay ningún hueco que pueda ser causa de posibles corrientes de aire.

Al aislar tu habitación, sala de estar o comedor del frío o calor, harás un uso mucho más eficaz del aire acondicionado y de la calefacción. Gracias a esto, conseguirás un importante ahorro energético.

La energía solar como medida de ahorro energético

Por otro lado, una muy buena opción que contribuirá de manera significativa al ahorro energético de tu hogar es el uso de paneles solares.

Los paneles solares usan la luz solar como fuente de energía, convirtiéndola en electricidad. El uso de los paneles solares es muy recomendable, puesto que estos van acompañados de muchas ventajas.

Por un lado, se trata de una energía renovable. Esto significa que esta siempre estará disponible, y podremos aprovechar esta energía cuando nos sea necesario. Además, el uso de la luz solar como energía permitirá disminuir considerablemente el coste de la electricidad.

A pesar de que la instalación de paneles solares supone una inversión inicial, esta se recupera muy fácilmente: estos paneles supondrán un importante ahorro económico en cuanto a electricidad. Además, son un método mucho menos perjudicial para el medio ambiente.

Escoge los electrodomésticos y artículos de iluminación con cuidado

Es importante saber escoger los electrodomésticos y artículos de iluminación debidamente. ¿Qué significa esto?

Por un lado, asegúrate de que todos los electrodomésticos y artículos de iluminación que compres para tu hogar disponen de una certificación de eficiencia energética. Esto te ayudará a evaluar el tipo de producto que estás escogiendo para tu hogar. Si estos cuentan con una certificación de eficiencia energética, podrían contribuir a un importante ahorro energético.

Otro aspecto importante a tener en cuenta en cuanto a los artículos de iluminación es el uso que les darás. Por ejemplo, si necesitas una luz para colgar en el exterior de la entrada de tu casa, elige sabiamente: una luz con detección de movimiento se encenderá únicamente cuando sea necesario iluminar la entrada. Por lo tanto, este tipo de artículo de iluminación también te ayudará a ahorrar energía.

Por otro lado, debes optar por los artículos de iluminación adecuados para los espacios de trabajo. Opta por los fluorescentes más modernos y de mayor rendimiento. También es recomendable evitar usar lámparas que precisan muchas bombillas. Recuerda, también, que las bombillas led o de bajo consumo son una opción muy recomendable.

Desenchufa aquellos aparatos electrónicos que no necesitas

Otro pequeño gesto que te ayudará a ahorrar, y que a largo plazo puede suponer una diferencia importante, es apagar y desenchufar todos aquellos aparatos electrónicos que no necesitas. Por ejemplo, puedes desenchufar la pantalla del ordenador por la noche. Algunos aparatos electrónicos, a pesar de estar en modo reposo, pueden suponer cierto gasto energético y electrónico. Por otro lado, bajar el brillo de la pantalla también puede ayudar a reducir el consumo energético.

Recuerda siempre apagar las luces que no sean necesarias. La luz es uno de los elementos que más gasto energético y económico suponen en gran parte de los hogares. Por lo tanto, este pequeño gesto puede suponer un importante ahorro energético, tanto a corto como largo plazo.

No utilices más agua de la cuenta

También debemos tener en cuenta el consumo de agua, que supone un importante gasto energético y económico. Por lo tanto, procurar realizar duchas rápidas te ayudará a utilizar mucha menos agua y, por lo tanto, ahorrarás significativamente. Por otro lado, también debes ir con cuidado con el consumo de agua en la cocina. Al cocinar o lavar los platos también debes procurar no utilizar más agua de la cuenta. Ten en cuenta, también, que si utilizas agua fría para lavar los platos también estarás contribuyendo al ahorro energético.

Utiliza agua fría para lavar la ropa

Utilizar agua fría al poner las lavadoras también puede contribuir al ahorro energético. Además, muchos de los tejidos y materiales utilizados para fabricar las prendas de ropa durarán mucho más tiempo, y su calidad no se verá afectada. Hoy en día, muchos de los detergentes y demás productos están fabricados de tal modo que su eficacia no se ve afectada por las bajas temperaturas del agua.

Siempre que sea posible, también puedes optar por secar la ropa al sol en lugar de utilizar la secadora. Esto supondrá un importante ahorro energético, especialmente en los meses de verano.

Decora tu hogar como es debido

Por último, decorar tu hogar en función de la energía que necesitarás también es recomendable: por ejemplo, utiliza colores pálidos para pintar las paredes, para que estos reflejen la luz; utiliza un tipo de cortinas adecuado para cada habitación; no utilices más luz de la necesaria…

Un ahorro energético puede suponer un importante ahorro económico, y es una forma muy eficaz de ahorrar en casa. Pero no solamente eso: también puede ser muy beneficioso para el medio ambiente.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.