jardin zen miniatura

Existen muchas maneras de controlar los niveles de estrés y prevenir los efectos negativos que este conlleva. Entre todas, la creación de un jardín zen es algo que se ha puesto muy de moda y no deja de atraer cada vez a más personas.

¿Te gustaría tener un jardín zen en tu casa? Entonces, no te pierdas nuestro post. Te explicamos todo lo que tienes que saber sobre los jardines zen, su origen, significado, lo que necesitas para crear uno y disfrutar de un ambiente natural y tranquilo cada día aunque no dispongas de jardín.

¿Cuál es el significado del jardín zen?

Jardín zen es un término que aparece por primera vez en la primera década del siglo pasado y se puso de moda después en occidente.

Hace referencia a un estilo de jardín japonés conocido como jardín seco, o Karesansui que se desarrollaron a partir del siglo XIV e, inicialmente se basaban en dos características principales:

  • La simplicidad elegante (Yugen)
  • La belleza del vacío (Yohaku no bi)

Con el tiempo se introdujeron variantes y significados hasta la creación de los jardines zen como los conocemos hoy día.

El término “zen” atribuido a estos jardines vendría de la relación con la práctica de meditación de los monjes. Pero los críticos desmienten esta relación aportando que en la realidad la practica de la meditación en Japón se realiza por lo general en interiores. Además, considerados los principios del budismo, la apariencia de un jardín zen debería ser más bien la de un lugar vacío.

No obstante el origen poco claro del término jardín zen y que la historia de estos jardines no sea directamente relacionada con la práctica meditativa de los monjes budistas, la sensación de tranquilidad y paz que transmiten no se puede negar. Si has creado, cuidado o visitado un jardín zen alguna vez, seguro que estarás de acuerdo.

La explicación de los beneficios de los jardines zen se encontraría en los efectos favorables de los elementos de la naturaleza para nuestra mente y en los efectos relajantes que otorga la práctica de actividades de este tipo.

jardin zen exterior

¿Cómo es y para qué sirve un jardín zen?

Los jardines secos japoneses que se consideran a la base de la estética de los jardines zen se componen de distintos elementos que se distribuyen de acuerdo con su significado.

  • La arena, la grava y las piedras representan el agua del mar.
  • Las líneas simbolizan los estados del agua, si son rectas, mar calmo, si son onduladas, agitado.

También se pueden contener elementos vegetales como el musgo, hierba u otros elementos naturales.

Existen varios formatos y composiciones, pero en general un jardín zen no es muy grande y el resultado final tiene que ser una composición armónica.

Los motivos para crear un jardín zen en tu casa pueden ser muchos, desde una cuestión puramente estética hasta experimentar nuevas técnica de jardinería.

Eso sí, tener un jardín zen tiene muchas ventajas:

  • Sea cual sea el tamaño del jardín zen, este proporcionará un ambiente que invita a la meditación.
  • Para construir un jardín zen no necesitas de mucho espacio. Como hemos dicho, estos jardines no suele ser muy grandes y, además, siempre puedes optar por un jardín zen en tu balcón o una miniatura.
  • Tampoco necesitan de condiciones climáticas específicas y se pueden crear en cualquier período del año.
  • Añaden estilo si realizado en interiores y son perfectos para tener un oasis de tranquilidad y belleza si dispones de un jardín.
  • Te da la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza.
  • Cuidar de un jardín zen te da la oportunidad de reducir el estrés y desconectar, aunque solo por unos minutos cada día.

¿Qué se necesita para hacer un jardín zen en miniatura?

como hacer un jardin zen interior

Ahora que ya sabes cuál es el significado de un jardín zen, las ventajas que te aporta y que puedes crear uno en tu casa sin necesidad de disponer de grandes espacio, te damos algunos consejos para empezar a crear tu mini jardín zen casero.

Materiales necesarios:

  • Un tablero de madera con bordes altos
  • Arena
  • Grava
  • Piedras
  • Un rastrillo en miniatura o algo similar
  • Otros elemento naturales

A la hora de montar tu jardín zen en interior ten en cuenta que el equilibrio y la simplicidad son los pilares de esta técnicas. Por este motivo, te sugerimos de ir añadiendo los elementos poco a poco y posiblemente hacer un pequeño esbozo antes de empezar que te ayude a encontrar la mejor forma de posicionar los elementos que hayas escogido.

Si buscas inspiración, por internet y en tableros de Pinterest encontrarás ejemplos para crear tu jardín zen o miniatura.

Una vez que hayas terminado, podrás disfrutar posicionarlo en el lugar de tu casa que creas más oportuno, puede ser en tu habitación, en el salón, etc. Lo más importante es que disfrutes con la vista de este pequeño oasis de tranquilidad y equilibrio.

Aunque la idea original de jardín zen es un espacio seco, si lo deseas puedes añadir plantas. Esto implicará dedicar más cuidados a tu jardín zen, pero a cambio aprovecharás de los beneficios de realizar actividades que te hagan feliz algunos minutos durante tu día a día.

Un pequeño jardín zen es perfecto para quién practica yoga en casa, por ejemplo. Pero también puede ser un elemento ideal para tu zona de lectura o para la hora del té.

A medida que vayas completando tu jardín en miniatura, también puedes decidir de añadir elementos como vela o flores. Todo contribuirá a crear una atmósfera más agradable.

Por último, recuerda que este tipo de actividades no solo son ideales para adultos y personas mayores. Los jardines zen para niños pueden ser una actividad a la vez divertida y muy educativa.

¿Ya tienes una idea de cómo será tu jardín zen y en qué ambiente de la casa quedará mejor?

 

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.