La vuelta al GYM después de vacaciones

La vuelta al GYM es algo a lo que muchos nos enfrentamos ahora que volvemos a empezar la rutina. En verano, es habitual que aprovechemos para relajarnos y desconectar de todo, que dejemos el GYM, que nos olvidemos un poco de nuestro entrenamiento… Al empezar la rutina de nuevo, es normal sentirse algo más cansado de lo habitual. Entonces, ¿qué tenemos que hacer para evitarlo?

¿Por qué es importante la vuelta al GYM?

La vuelta al GYM es importante para evitar estar cansados ahora que empezamos la rutina de nuevo. Si te acostumbras a ir al gimnasio a lo largo del año, tu cuerpo se acostumbra a una rutina de ejercicio que es muy beneficiosa para la respiración, la resistencia, las articulaciones, la desconexión…

Si no hemos seguido una rutina de ejercicio durante los meses de verano es habitual que, al llegar el mes de septiembre, con la vuelta a la rutina, nuestro cuerpo se sienta más cansado y débil. Por este motivo es muy importante la vuelta al GYM. Sabemos que no es fácil, pero los consejos que te daremos a continuación seguro que te ayudarán.

Consejos para la vuelta al GYM

La vuelta al GYM no siempre es fácil, pero es muy recomendable. Sigue los siguientes consejos si quieres que sea mucho más leve y llevadera.

Vuelve al gimnasio poco a poco

Lo primero que tienes que hacer es ser realista. Si no has ido al gimnasio durante el verano, el mejor consejo que te podemos dar es que te reincorpores de manera moderada. El primer día, ve al gimnasio solamente un rato para empezar a coger la rutina. No hagas ningún sobreesfuerzo. Poco a poco irás cogiendo el ritmo de nuevo, y podrás hacer deporte durante más horas.

Cuida tu alimentación

Cuida tu alimentación a diario. Una de las partes claves de una rutina efectiva de ejercicio es llevar una dieta sana y equilibrada. De este modo, a tu cuerpo le será mucho más fácil volver al GYM. También mejorará tu resistencia, puesto que tu cuerpo se sentirá mucho más sano.

Ponte objetivos (que te motiven, pero que sean realistas)

Otra manera de encontrar motivación para la vuelta al GYM es ponerte objetivos concretos. Sin embargo, es importante que estos retos sean realistas. Ve proponiéndote pequeños objetivos para ir cumpliendo paso a paso a medida vuelves a habituarte a la rutina del gimnasio.

Apúntate a alguna clase que te interese

Si vas al gimnasio por tu cuenta, a veces es más difícil encontrar la motivación, y podrías encontrarlo algo aburrido. Entonces, ¿por qué no te apuntas a alguna clase? Hay muchísimas opciones. Además, conocerás gente nueva, probarás nuevas actividades y tendrás un profesor que te marcará unos objetivos concretos durante la clase.

Otra buena opción si no quieres apuntarte a una clase, pero quieres asesoramiento o consejos personalizados, es hablar con un entrenador personal.

La vuelta al GYM no es tan complicada como pensabas, ¡y menos si sigues estos consejos! Pero recuerda: es muy importante que vuelvas a practicar deporte y a hacer ejercicio: te ayudará a estar más en forma y sentirte mucho mejor contigo mismo.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: