Dieta sana

Llevar una dieta sana es esencial para nuestro organismo. Si comemos bien nos sentimos bien, con más energía y más completos. Pero llevar una dieta sana no es lo mismo que hacer dieta aunque si se complementan. Una dieta sana ni es sinónimo de pasar hambre ni de adelgazar rápido. Se trata, más bien, de llevar nuestro cuerpo al peso ideal sin que le falten los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita.

Consejos para llevar una dieta sana

  1. Come mucha fruta y verdura. Las frutas y las verduras son los alimentos más saludables que hay. Contienen muchos minerales, vitaminas y antioxidantes. Son alimentos que ayudan a proteger el sistema inmunológico y son idóneos para la prevención de muchas enfermedades.
  2. Come legumbre y cereales. Las legumbres y los cereales son un aliado esencial para la dieta sana. Contienen muchas proteínas de alta calidad y muchos aminoácidos esenciales. Son la perfecta alternativa a la carne combinada con frutos secos para las dietas vegetarianas.
  3. Come las proporciones adecuadas. Para una dieta sana se recomienda comer cinco veces al día. Se considera que es mucho mejor consumir alimentos en menor cantidad pero hacerlo cinco veces, que comer mucho en tres veces. Para la absorción de todos los minerales y nutrientes es recomendable tomarse estos espacios a lo largo del día y también para evitar la pesadez, acidez u otros problemas estomacales.
  4. Come variado. Aunque te recomendemos que consumas mucha fruta y verdura, no quiere decir que no puedas comer otras cosas. La carne en pequeñas cantidades, el pescado, los quesos, huevos, también contribuyen a una alimentación y una dieta sana, pero su consumo debe ser mucho más moderado.
  5. Evita la bollería industrial. Todos los productos de bollería industrial son muy nocivos para la salud. Contienen muchas grasas saturadas, además una elevado porcentaje de estos alimentos contiene aceite de palma que es una sustancia que se ha demostrado que es nociva para la salud consumida en grandes cantidades.
  6. Evita los azúcares. El azúcar refinado es uno de los alimentos más nocivos para nuestro organismo. No tiene propiedades beneficiosas (solo el moreno o la panela) y es muy agresivo, siendo la causa de muchas enfermedades. El cuerpo necesita azúcares pero con los que llevan las frutas es más que suficiente para nuestro organismo.
  7. Bebe mucho líquido. Beber agua es muy beneficioso para nuestro organismo. Limpia nuestros riñones y elimina las toxinas de nuestro cuerpo. Se recomienda beber un mínimo de dos litros de agua al día. Además de agua también es saludable tomar tés, infusiones o zumos de fruta variados.
  8. Combina tu dieta con ejercicio. Una dieta saludable es necesaria para estar bien pero si la combinamos con algún tipo de ejercicio estaremos mucho mejor. El cuerpo necesita ejercitarse para reforzar sus músculos y sus articulaciones. Una vida sedentaria contribuye a ser más propensos a padecer enfermedades.
LAS 8 CLAVES DE UNA DIETA SANA
4.5 (90%) 2 votes

Compartir: