rodajas de cebolla cruda, cebolla y sus propiedades

Todos saben que las cebollas hacen llorar porque nuestro cerebro aprende con las experiencia negativas. Sin embargo, los beneficios de este ingrediente común en todas las culturas culinarias exceden esta pequeña molestia que nos pueden provocar las cebollas.

Hoy te hablaremos de las propiedades de la cebolla y te enseñamos algunos trucos para que resulte más digerible y no te irrite los ojos cuando la utilices en tus recetas.

¿Qué propiedades y nutrientes tiene la cebolla?

La cebolla es un alimento que procede de Asia Central y es uno de los primeros cultivados por el hombre. Es un ingrediente tan popular como rico en nutrientes, por eso es muy recomendable utilizarla en las recetas. Además, añade un sabor muy apetitoso a los platos.

En una cebolla se encuentran sustancias como:

  • Sustancias volátiles sulfurosas, que le otorgan ese sabor y olor picante muy característico. Algunas de estas sustancias al cortar y trocear la cebolla son sometidas a reacciones enzimáticas en las que se produce el óxido de tiopropanal. Este último es el responsable de la irritación en los ojos con efecto lacrimógeno.
  • Compuestos alílicos, sustancias con propiedades antifúngicas y bactericidas.
  • Antioxidantes, especialmente la quercetina, un flavonoide importante para la salud del corazón.
  • Otras sustancias como los oligosacáridos que ayudan a mejorar la digestión y poseen efecto prebiótico.
  • Agua que facilita la eliminación de orina y reduce la retención de líquidos.

Desde el punto de vista nutricional, comer cebolla es muy recomendable porque es un alimento que aporta muy pocas calorías (apenas 43 kcal en una porción de 100 gramos), pero contiene abundante:

  • Fibra soluble, un nutriente fundamental que como nos recuerda la Fundación Española del corazón es ideal para regular el tránsito intestinal, incrementar la sensación de saciedad, mejorar la composición de la flora intestinal y regular los niveles de colesterol y glucemia.
  • Vitaminas. En las cebollas encontramos vitamina C, E y las del grupo B.
  • Sales minerales. Sobre todo potasio, calcio y magnesio, importantes para la salud de los dientes y de los huesos.

¿Cuáles son los efectos negativos de la cebolla en el cuerpo humano?

A pesar de ser un alimento rico en sustancias de alto valor nutricional, la cebolla no es tolerada por todas las personas de la misma manera.

Ya hemos visto las diferentes ventajas y beneficios de la cebolla. A continuación, exponemos algunos de los efectos secundarios que este vegetal puede ocasionar en ciertas personas:

  • Acidez estomacal. Por lo general la cebolla favorece la digestión, pero en algunas personas produce el efecto contrario causando ardor e irritación gástrica leves. Estos síntomas pueden presentarse sobre todo en personas con problemas digestivos o especialmente sensibles como las mujeres embarazadas o en período de lactancia. También pueden aumentar cuando se consume la cebolla cruda. Hablaremos de este aspecto más adelante. Cuando las molestias son persistentes se recomienda acudir a un médico.
  • Mal aliento. Este es un aspecto que se puede solucionar fácilmente cocinando la cebolla o consumiéndola por las noches.
  • Presión arterial. Por su alto contenido en agua y potasio este alimento podría producir una reducción de la presión en personas que toman medicamentos para su control.
  • Irritaciones cutáneas. El jugo de la cebolla puede resultar irritante para las pieles más sensibles.

¿Cuál es el mejor tipo de cebolla?

Existen muchas variedades de cebolla, desde las moradas, hasta las cebollas tiernas y las chalotas. Todas contienen aproximadamente los mismos nutrientes, aunque, por ejemplo, aquellas moradas son más ricas en antioxidantes.

¿Qué cebollas elegir, entonces? Pues, lo ideal es variar o optar por la variedad que nos guste más. También es recomendable utilizar una u otra según el plato:

  • Si la vas a consumir cruda, elige una variedad más tierna y dulce.
  • Para hacer un sofrito para un guiso, una cebolla dorada de toda la vida te aportará más sabor y aroma.

¿Cuál es la diferencia entre la cebolla blanca y la morada?

Como hemos anticipado, se trata de dos variedades de la misma especie que aportan más o menos los mismos nutrientes (aunque en la morada encontramos más antioxidantes).

Considerado que a nivel de aporte nutricional no hay mucha diferencia, vemos las principales características de cada una:

  • Cebolla blanca: es más crujiente y menos picante, por lo que es ideal para consumir cruda en ensaladas. Respecto a otras variedades es la que se estropea antes cuando se conserva.
  • Cebolla morada: sus características son muy similares a las de la cebolla blanca, pero la roja es más picante y aromática. Recién cosechadas su sabor es menos fuerte. Es ideal para recetas de marinados o encurtidos.

Trucos para consumir cebolla cruda y que no pique tanto

Si te gusta la cebolla cruda, pero te resulta pesada o quieres evitar el mal aliento después de comerla, existen algunos trucos sencillos para suavizar su sabor:

  • Remojar en agua con hielo. Una vez cortada deja la cebolla en remojo en un bol con agua y hielo durante unos 20 minutos. Con este truco la cebolla queda bien crujiente y con un sabor más suave.
  • Cubrirla con sal. Corta la cebolla y cúbrela completamente con sal. Pasados unos 15 minutos aclárala con abundante agua y añade la cebolla en la receta.
  • Empaparla con jugo de limón o vinagre. Este truco también ayuda a reducir bastante el sabor fuerte de la cebolla. Coloca la cebolla cortada en un plato y cúbrela utilizando el vinagre o el zumo de limón y deja en remojo unos 10-15 minutos y luego lava la cebolla con agua.

¿Cómo cortar cebollas sin llorar?

Para evitar que la cebolla te irrite los ojos y acabes llorando necesitas dos cosas: un buen cuchillo y agua. Antes de cortar y triturar la cebolla lávala bien y moja el cuchillo. Con estos dos simples elementos y la técnica sencilla reducirás la dispersión de sustancias volátiles responsables de este efecto poco agradable de la cebolla.

Ahora ya sabes más sobre las propiedades y los nutrientes de la cebolla y, si sigues estos simples consejos para suavizar su sabor fuerte, podrás aprovecharla también cruda en tus platos.

¿Es la cebolla un ingrediente imprescindible en tu cocina? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.