lista compra

Hacer la lista de la compra es una tarea que muchas personas se saltan porque la ven como una pérdida de tiempo. Sin embargo, dedicar un momento para anotar lo que nos hace falta en casa tiene muchas ventajas para la salud y para el bolsillo. En este post explicamos paso a paso cómo hacer una lista de la compra y proponemos soluciones prácticas para poder ahorrar tiempo y dinero a la hora de comprar los ingredientes para nuestro menú de la semana.

Paso a paso para crear una lista de la compra semanal o mensual

Hacer una dieta sana comienza por ir a la compra y adquirir todos aquellos productos que necesitemos para el menú que hayamos elaborado. Pero no se trata simplemente de hacer una lista sin más, sino de planificar y tener claro lo que tenemos que comprar.

Hacer una lista de la compra que sea práctica y que se pueda reutilizar, requiere seguir varios pasos sencillos:

  • Lo primero que vas a tener que hacer es, como decíamos antes, planificar. Por lo tanto, tendrás que elaborar un menú semanal, tenerlo a la vista (lo puedes colgar de la nevera cada semana) y hacer la lista de la compra en base a los platos que vayas a preparar.
  • A continuación, es necesario ver lo que tienes en la despensa y en la nevera. Tanto en cuanto a ingredientes de los platos que quieras cocinar como a sobras de otros días que puedas aprovechar o a los alimentos que van a caducar. También tendrás que echar un vistazo a los productos de limpieza en el baño y en la cocina, por si necesitas comprar algo.
  • Finalmente, tendrás que hacer la lista de la compra. Para ello, se pueden seguir los siguientes consejos:
    • Considerar si es una compra mensual o semanal. Hay productos no perecederos o con caducidad larga que puedes comprar para todo el mes como la leche, el aceite o los productos de limpieza e higiene personal.
    • Clasifica los alimentos por grupos, por ejemplo:
      • Frutas y verduras
      • Carnes, pescados y mariscos
      • Arroces y pastas
      • Productos de limpieza
      • Productos de higiene personal
      • Productos lácteos (leche, aceite, yogur).
      • Harinas, azúcares, cafés, tés.
      • Fiambres y quesos.
      • Conservas etc.

Trucos para tu lista de la compra completa (sin salir de presupuesto)

La clave de la lista de la compra no es solo elaborarla con antelación y planificar, sino evitar comprar cosas que no necesitamos y ajustarnos a nuestro presupuesto familiar de manera que la economía de la familia no se vea afectada por algún capricho o compra impulsiva.

Para lograrlo puedes seguir los siguientes trucos:

  • Elige productos de marca blanca. Son más baratos y de buena calidad. El ahorro al comprar estos productos puede ser hasta de un 45% aproximadamente. No hace falta que compres todos los productos de marca blanca, pero cuando elijas productos de marca coteja que aporten valor a los platos de tu menú o a tu hogar.
  • Compra en el supermercado adecuado. Ya sabemos que hay supermercados más baratos que otros y aunque nos solemos orientar por criterios de proximidad (todos vamos al supermercado que tenemos más cerca) y gusto personal, es importante que estudies qué supermercados de tu zona tienen mejores precios y en qué productos.
  • Haz una lista de la compra y no te salgas de ella. De esta forma podrás ceñirte a comprar los productos de la lista sin adquirir caprichos o alimentos muy procesados o poco saludables, y apostando por la comida sana. La mayor parte de los supermercados que tienen tienda online, permiten hacer listas de la compra y guardarlas para utilizarlas más adelante. Esto facilita mucho el proceso de compra y, además, impide que compremos con los ojos y acabemos con el carrito lleno de cosas que no necesitamos.
  • No compres si tienes hambre. Ir a la compra con hambre hará que adquieras productos que no necesitas y que (probablemente) no sean sanos. Come antes de ir a hacer la compra, aunque sea algún tentempié ligero como fruta o yogur natural.
  • Compara el precio por kilo o unidad. Puede que pienses que los frascos más pequeños son más baratos, pero, en ocasiones, el precio por kilo es más caro que en los frascos grandes. Como consecuencia de ello, es necesario que te fijes en el precio por kilo o litro de cada producto para poder comparar precios.
  • Aprovecha las ofertas. Cuando encuentres ofertas de productos no perecederos que puedas aprovechar, cómpralos y haz hueco en tu despensa.
  • Apuesta por la fidelidad. La fidelidad a un supermercado suele ser premiada con vales de descuento, ofertas especiales etc. Por lo tanto, ser fiel a un determinado supermercado puede repercutir en tu bolsillo.

6 aplicaciones para compartir la lista de la compra en familia

Además de seguir los trucos que te hemos dado para ahorrar en la cesta de la compra, puedes utilizar la tecnología para confeccionar y compartir la lista con toda la familia. De forma que cuando vayas a comprar no se te olvide nada y tengas la lista de la compra siempre a mano.

Estas son las aplicaciones que puedes utilizar:

  • Google Assistant. Se pueden hacer listas de la compra y hacerla colaborativa para que tu familia participe.
  • Bring. Te ayuda a hacer la lista de la compra con dibujos e iconos y también se pueden añadir usuarios.
  • Dropbox Paper. Además de hacer la lista de la compra, también podrás asignar tareas. De modo que la familia podrá tener las tareas de la compra distribuidas para que todos colaboren.
  • Listas de voz. Otra buena opción es crear listas de la compra mediante voz. Podrás sincronizar la lista con otros dispositivos y añadir productos con la voz.
  • La lista de compras. Ordena los productos por categorías y se pueden hacer listas de la compra incluso por voz.
  • Listonic. La aplicación te sugerirá productos según listado anteriores.

Hacer una lista de la compra perfecta para un menú semanal o mensual saludable es sencillo y muy útil para respetar tu presupuesto y saber lo que vas a comer y cuándo.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.