Material de esquí: ¿alquilar o comprar?

El material de esquí es la pieza clave para deslizarse por las pistas de nieve que tienes a tu disposición todos los días de la temporada de invierno.

Pero, llega el momento de cambiar esa fijación que se rompió el año pasado o de comprar unos esquís nuevos. ¿Qué haces? ¿Alquilar o comprar?

La decisión y la respuesta no son fáciles ni sencillas. La comodidad de tener tu propio material, totalmente adaptado a tu cuerpo, es tentadora. Aun así, tienes que ser consciente de si realmente te vale la pena comprar todo o parte del equipo de material de esquí por tan solo un par de días al año.

Material de esquí, ¿tuyo para siempre?

Lo primero que debes preguntarte es si realmente merece la pena comprar unos esquís. La respuesta debe estar basada por los días que vas a usarlo. Haz un recuento de las veces que fuiste a esquiar el año pasado y tendrás un número aproximado.

Si escoges la opción de alquilar o de comprar tu material, asegúrate que los objetos sean de calidad y que sigan todas las medidas de seguridad marcadas.

¿Y si alquilas?

Si optas por la opción de alquilar el material de esquí debes saber que:

  • Cada vez que vayas a esquiar tendrás equipación nueva.
  • Puedes practicar diversas modalidades de esquí.  Esto te facilitará poder  alquilar la pieza de la modalidad que quieras practicar.
  • No hay que preocuparse del mantenimiento del material ya que, cada vez que cojas los esquís, estos estarán en perfecto estado.
  • Te ahorras el transporte de todo el material de un lado para otro. Así se te hace el viaje más cómodo.

Además, si no vas a esquiar muy a menudo, verás que al final el gasto total es menor.

¿Y si te lo compras?

El placer de disfrutar tu propio material de esquí es comparable al placer de deslizarte con total seguridad por una pista de nieve virgen. Por tanto, si decides comprar tu material de esquí verás que:

  • Existen ofertas a final de temporada que te ayudarán a ahorrar. Hay autenticas gangas que, si buscas bien, te permitirán tener toda la equipación a un precio razonable.
  • Una vez dispongas de tu material, te sentirás más cómodo al esquiar siempre con los mismos utensilios, ya que estarán adaptados a tu cuerpo.
  • Si tienes tu propio material de esquí irás  más a menudo a practicar este deporte y podrás mejorar tu técnica.

En definitiva, alquilar o comprar el material de esquí es una decisión que debes tomar a conciencia.

Si eres un fanático de este deporte lo más normal es comprar el material de esquí, ya que disfrutarás muchísimo con él. Además, tener el material formará parte de la experiencia. Pero, si por el contrario eres un aficionado, te recomendamos que alquiles el material.

En ambos casos, un seguro de esquí será tu mejor aliado en caso de pérdida del material. Con Seguresquí de FIATC, tus pertenencias estarán cubiertas ¡Infórmate! 

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.