posibles sustituto del cafe

¿Cuántas veces has escuchado lo de “yo hasta que no me tomo un café por la mañana no me despierto”? El café es la primera bebida del día para muchas personas. Además de tener un aroma irresistible, es un estimulante que ayuda a empezar con energía el día. Pero, también hay personas a las que no les gusta ni el aroma ni el sabor del café,  o que no pueden tomar café, pero que pueden optar por un sustituto del café igualmente sabroso y estimulante.

En España, según datos de El auténtico café, el 63% de los españoles mayores de 15 años toma mínimo una taza de café al día, aunque la media es de 3,6 tazas. Sin embargo, los sustitutos del café pueden aportar la misma energía evitando los efectos negativos de la cafeína tomada en exceso.

¿Qué efectos tiene la cafeína en el cuerpo?imagen de granos de café

La cafeína es una sustancia que se encuentra en muchas plantas como los granos de café, las hojas de té, las nueces de cola y las vainas de cacao. También existe la cafeína sintética que se añade a algunos medicamentos, bebidas y comidas. Los efectos de la cafeína en el cuerpo son los siguientes:

  • Produce la estimulación del sistema nervioso, por lo que te sentirás más despierto y con más energía.
  • Es diurético, por lo que ayuda a nuestro cuerpo a deshacerse de agua y sal.
  • Aumenta la liberación de ácido en el estómago, por lo que puede causar malestar.
  • Aumenta la presión arterial.

Cuando la cafeína se consume en exceso, evita que el calcio y la vitamina D sean absorbidos por los huesos y favorece la osteoporosis. Además, si tomamos demasiada cafeína podemos sufrir ansiedad, hipertensión, dolor de cabeza o trastornos del sueño.

El nivel máximo de cafeína se alcanza una hora después de haberla consumido.

En algunos casos, determinadas personas, deben evitar la cafeína. Por ejemplo, en los siguientes:

  • Las embarazadas, ya que la cafeína puede llegar al feto.
  • Las madres durante la lactancia para que no pase al bebé a través de la leche.
  • Las personas que tienen problemas de insomnio o trastornos del sueño.
  • Quienes padecen migrañas o dolores de cabeza crónicos.
  • Quienes tienen ansiedad o estrés.
  • Aquellas personas con problemas de estómago o úlceras.
  • Quienes tienen problemas de corazón o presión arterial alta.
  • Los niños y adolescentes.

En todos estos casos, se puede buscar, previa consulta con el especialista médico que corresponda, un sustituto del café que tenga los mismos efectos y que aporte energía. A continuación te proponemos algunas ideas.

Encuentra el sustituto del café ideal para ti

La pregunta clave es ¿si no quieres o no puedes tomar café, qué alternativas existen? Te las contamos a continuación:

1. Café de cebada

El café de cebada o caffè d´orzo en italiano, es uno de los sucedáneos del café más conocidos. No contiene cafeína, no sabe a café y se parece al agua de cebada que se consume como refresco en la Comunidad Valenciana.

Los granos de cebada se tuestan y muelen como si fuesen granos de café y para hacer el café de cebada se emplea la misma máquina que para el café expreso.

2. Achicoria

Es una alternativa barata al café, con un sabor parecido. Se extrae de la raíz de la planta de achicoria, se tuesta y se pulveriza. La ventaja es que no contiene cafeína.

3. Jengibre con limón y miel

taza de té con jengibre y limón

Aunque podemos pensar que el jengibre tiene un sabor fuerte como para tomarlo en infusión, lo cierto es que tiene un buen sabor y además si se mezcla con miel y limón, los beneficios de la bebida se potencian. El limón aporta vitamina C, la miel vitaminas B, C y D y el jengibre es un antiinflamatorio, antioxidante y depurativo.

Para preparar la infusión corta varias rodajas de jengibre, hiérvelas durante 15 minutos y añades el limón exprimido y una cucharada de miel.

4. Té verde

El té verde es muy sano para nuestro organismo y es estimulante, por lo que ayuda a que nos despertemos por la mañana. Contiene vitaminas A, C y E. Lo puedes encontrar en el mercado con varios formatos como cápsulas o bolsitas.

5. Cacao

El cacao contiene antioxidantes, teofilina y teobromina que ayudan a despertarnos. Sin embargo, suele ir mezclado con azúcares por lo que es necesario cuidar su consumo. Otra buena opción es consumir cacao puro sin azúcares, tiene un sabor amargo característico y se puede tomar con leche.

6. Mate

té mate

El mate es una bebida muy consumida en Argentina, Uruguay y Paraguay. Ayuda en la digestión y contiene antioxidantes, aunque también contiene cafeína. La puedes encontrar en el mercado con diversos formatos, como las bolsitas que simplemente tendrás que introducir en agua caliente.

7. Té de regaliz

Contiene vitamina C y minerales como el calcio, el fósforo, el hierro, el potasio o el sodio. Además es digestivo y tiene propiedades antiinflamatorias. Se recomienda tomarlo en casos de colon irritable, gases o acidez de estómago.

8. Cápsulas de ginseng

ginseng como sucedáneo del café

Las cápsulas de ginseng son la única alternativa que no se puede beber. El ginseng estimula de forma natural y ayuda a aumentar el rendimiento físico y mental, así como a mejorar la concentración.

9. Té de rooibos

taza de té rooibos

El rooibos es una hierba que proviene de Sudáfrica y se obtienen por la fermentación de un arbusto que le da su color rojo. El té rooibos contiene hierro, calcio, potasio, antioxidantes. Aporta muchos beneficios a la salud como la estimulación del sistema inmunológico, que ayuda al cuerpo a protegerse contra las enfermedades. Además, no contiene cafeína, reduce la presión arterial, mejora la salud de los huesos y del corazón.

10. Smoothies

Se trata de un batido que puede llevar frutas y verduras, por lo que se aporte de vitaminas y nutrientes es muy bueno. Puedes hacer muchas combinaciones hasta encontrar la que más te gusta. Es una alternativa deliciosa y muy sana del café.

Tal y como has visto existen diversas alternativas al café para despertar por la mañana que pueden resultar más sanas y beneficiosas para tu organismo. ¿Te apuntas a los desayunos saludables?

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.