que es la mochila austriaca y como funciona

En un contexto de incertidumbre por el futuro del sistema de pensiones en España, algunas voces reclaman alternativas urgentes. Un cambio de modelo que garantice la seguridad económica de los trabajadores y jubilados sin menoscabar la viabilidad ni las cuentas de las empresas. En este marco, de nuevo, en las últimas semanas se ha vuelto a poner sobre la mesa el concepto de mochila austríaca. ¿Pero en qué consiste exactamente esta medida? ¿Cómo funciona? ¿Se podría aplicar en España? Vamos a tratar de responder a todas estas cuestiones en el siguiente texto.

¿Qué es la mochila austríaca?

Este concepto se refiere a un sistema de ahorro para el trabajador que funciona desde hace más de 15 años en Austria. En esencia consiste en un fondo o cuenta individual a nombre del empleado en donde se va ingresando mensualmente una cantidad a la que posteriormente éste podrá acceder si es despedido.

Si en España actualmente funciona un sistema de indemnizaciones por despido a cuenta de la empresa, la mochila austríaca ofrece otro modelo de aseguramiento: el dinero del que podrá disponer el trabajador se va a acumulando progresivamente y con los años a su nombre, sin importar si cambia de compañía o empleo en este tiempo. De ahí la idea de mochila.

¿Y por qué ‘austríaca’?

Como decíamos, este país centroeuropeo fue el primero en implantar dicho sistema, allá por 2003. Lo hizo al mismo tiempo que modificaba de arriba abajo su modelo laboral.

En la actualidad Austria funciona prácticamente bajo un sistema de contrato único, que incluye también a la mayoría de empleados que se acaben de incorporar a una empresa. Todo ello dentro de una legislación que no exige a las compañías abonar una indemnización a los empleados despedidos. ¿El trabajador se queda entonces sin compensación cuando le echan? No exactamente. Aquí es cuando entra en juego la ya famosa mochila.

¿Cómo funciona la mochila austríaca?

Según el modelo austriaco, los empresarios tienen que destinar un porcentaje mensual del 1,53% del salario bruto del trabajador al fondo o mochila de este último. Dicho dinero va dirigido a una cuenta individual que la persona puede utilizar de dos maneras.

La primera es recurriendo a él cuando sea despedido. Podrá acceder al total del capital siempre que lleve al menos tres años aportando fondos a esta cuenta.

La segunda opción es recibir el dinero una vez termine su vida laboral y en un único pago destinado a complementar su pensión.

¿Y a dónde va a parar el dinero?

En Austria a día de hoy los fondos individuales de cada trabajador son gestionados por entidades privadas que han recibido la autorización del Estado para ello.

Pero el dinero no se queda estático en estas cuentas. Al contrario: dichas entidades invierten el capital acumulado en el mercado de capitales en busca de la mayor rentabilidad posible, con el objetivo de aumentar la cuantía a nombre del trabajador. Por esta labor de gestión, claro está, las entidades cobran su correspondiente comisión.

Con todo, y ante posibles turbulencias financieras, la administración garantiza el 100% del dinero que cada trabajador haya ido aportando a su fondo.

¿Cuáles son las principales ventajas de este modelo?

La ventaja más obvia de la mochila austríaca tiene que ver con la movilidad, tanto geográfica como entre sectores, del trabajador. Esto se ve con un ejemplo muy sencillo. En España, en la actualidad, un trabajador que lleve muchos años en una empresa apenas tiene incentivos para cambiar de compañía: si se va otra empresa perderá el derecho a una indemnización acorde a su experiencia.
En cambio, bajo el modelo que aquí que se plantea, el trabajador puede cambiar de empleo tantas veces como sea necesario. Su dinero acumulado (la mochila) irá con él a todas partes.

Otra ventaja notable tiene que ver con la posibilidad de complementar la pensión de jubilación con este fondo. Ante el sistema de pensiones español, un refuerzo de este tipo permitiría rebajar la presión sobre el fondo estatal dedicado a esta misión mermando lo menos posible la capacidad adquisitiva de los pensionistas.

¿Y no tiene ningún riesgo o punto polémico?

El principal es la incógnita de cómo afrontarían los empresarios un cambio de paradigma como el que aquí se plantea. Algunos economistas advierten de que levantar cualquier traba al despido, tal y como plantea la mochila austríaca, daría barra libre a las empresas para ajustar sus plantillas a discreción, sin explorar antes otras fórmulas alternativas, como renegociar el salario del trabajador o su rol en la compañía.

Otra cuestión espinosa es la manera de financiar el fondo individual del trabajador. Aunque en Austria se optó por restar un porcentaje al salario bruto destinado al empleado, otros expertos apuntan a que esta responsabilidad debería caer directamente en la empresa. Esto podría suponer, a su vez, un aumento de los costes laborales que acabase presionando a la baja los salarios de la plantilla, señalan.

¿Es probable la implantación de este sistema de ahorro en España?

Sin duda, este es un modelo que ha estado en varias ocasiones sobre la mesa de los responsables económicos del país. La ocasión en la que estuvo más cerca de convertirse en un hecho fue durante la etapa final del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó a hacer un análisis detallado sobre su viabilidad económica y social. Desde entonces la mochila austríaca ha vuelto a salir a la palestra en diversas ocasiones. La última este pasado mes de enero, cuando se filtró que el Ejecutivo de Pedro Sánchez había incluido esta medida en un plan de reformas económicas en el que llevaba trabajando durante meses.

Además del PSOE, otros grupos parlamentarios de peso como el Partido Popular o el PDeCAT se han mostrado a lo largo de los últimos años muy favorables a su implantación. La duda radica en cómo hacerlo. ¿Se seguiría el mismo modelo de financiación que en Austria o se optaría por una alternativa? ¿Este fondo valdría también para complementar una pensión o el trabajador tendría que acceder a él antes de jubilarse? ¿Aceptarían los sindicatos la posibilidad de que una empresa pudiese despedir a un trabajador sin indemnizarlo? Las respuestas a estas preguntas están aún por escribir.

Ya hemos visto que la mochila austríaca puede contribuir al reto de los ciudadanos de ahorrar para su jubilación. En esta línea, en FIATC te ofrecemos distintos planes de ahorro con rentabilidad garantizada que pueden ayudarte en ese mismo objetivo.

QUÉ ES LA ‘MOCHILA AUSTRÍACA’ Y CÓMO FUNCIONA
5 (100%) 1 vote

Compartir: