Peligros en la red: ciberseguridad para niños

Si echamos un vistazo a los datos que anualmente ofrece el Instituto Nacional de Estadística y, más concretamente, a su apartado referido al uso de las TIC en España, podremos comprobar dos apuntes de relevancia. De la población comprendida entre 10 y 15 años, un 69,1 % dispone de dispositivo móvil. Mientras que un 95,1 % ha accedido a Internet en alguna ocasión durante un periodo analizado de tres meses.

Unos datos que marcan una clara tendencia entre la infancia y juventud actual. La del acceso frecuente a la red y el uso normalizado de smartphones o tablets. Con ello, nuevos dilemas para los padres y tutores, responsables de dar a conocer los riesgos, límites y contenidos no seguros del uso de Internet y los móviles, pero a la vez de saber aportar las valiosas posibilidades de una correcta utilización de los mismos.

Nuevas tecnologías, nuevos peligros

Los llamados nativos digitales están continuamente rodeados de nuevas tecnologías. O de gente que, a su alrededor, usa nuevas tecnologías. Su contacto con diferentes aparatos electrónicos es algo cada vez más común debido a su proliferación y sencillez en el manejo de los mismos. En la mayoría de ocasiones, la accesibilidad a Internet no tiene limitaciones y está al alcance de los más pequeños del hogar.

Para los padres actuales con hijos en edad infantil o adolescente es fundamental saber discernir los beneficios de las nuevas tecnologías de sus peligros. Un ordenador portátil conectado a Internet puede ser una herramienta de enorme valor para el estudio o formación de conocimientos de un niño. A la vez puede ser también una ventana abierta a otros contenidos inapropiados como vídeos violentos, de componente sexual o pornográfico, etc. O, por ejemplo, si hablamos de smartphones, el uso consciente y responsable de las redes sociales no supone algo negativo como si lo son problemas aparejados a ellos como el ciberbulling, el grooming o el sexting.

En esa disyuntiva entre protección y educación en nuevas tecnologías se encuentran gran parte de los padres de los nativos digitales. ¿He de hablar a mis hijos de los peligros de las redes sociales? ¿Debo prohibir el acceso a Internet? ¿Debo permitirlo y/o establecer un uso con control parental? Estas son algunas de las dudas que acompañan a este proceso.

¿Cuándo empezar a hablar a mis hijos de los peligros de las redes?

Es fundamental que los padres sepan valorar en su justa medida la libertad de sus hijos en cuanto al uso de móviles, tablets, ordenadores, etc. Y que, a la vez, estos, sepan que puede existir una supervisión y atención de sus padres con respecto a su utilización consciente.

Si un padre no sabe cómo transmitir a su hijo la importancia de la privacidad, la seguridad y el uso responsable de las nuevas tecnologías, existen múltiples recursos en la red que facilitan esta tarea.

Por ejemplo, la Agencia Española de Protección de Datos cuenta con un portal online llamado “Tú decides en la red“, que ofrece guías y materiales para padres (también para jóvenes y profesores) con el fin de ayudar y aportar trucos para poder comunicar adecuadamente el mensaje y las pautas acerca de los distintos engaños existentes en Internet. Entre ellos, virus, descargas gratuitas, webs falsas, phising, wifis gratis, los tipos de acoso, uso de datos personales o problemas del uso de whatsapp u otras apps de mensajerías instantánea.

En cualquier caso, el diálogo siempre debe ser cercano y cotidiano. Remarcando el apoyo y comprensión de los padres ante cualquier posible problema que pueda surgir ante el uso de redes. Inculcando la importancia de tener perfiles privados en redes. De no compartir información sensible o fotos inadecuadas o de aceptar solo solicitudes de amistad de amigos o conocidos. Alentar a condenar o denunciar conductas inapropiadas ante otros amigos o compañeros de colegio.

Aprovechar una noticia de medios de comunicación relacionada con los peligros de las redes puede ser una excelente manera de romper el hielo y abordar la cuestión frontalmente.

La atención y el control parental

Una vez transmitida la importancia de un uso consciente a través del diálogo, una alternativa que muchos padres escogen es la de establecer algún tipo de supervisión o control parental. Por ejemplo, bloquear accesos a contenidos peligrosos. O simplemente ayudarse de apps móviles que ayuden a proteger y a monitorizar a los menores en Internet.

Sí se ha tomado la pauta de realizar un control parental, es también muy importante que sean consensuadas o que los hijos conozcan de la existencia de ésta. La instalación de alguna herramienta de control parental en sus dispositivos deberá ser comunicada a los hijos, incidiendo en que un uso responsable y su crecimiento marcarán los límites de este control.

No obstante, si se prefiere únicamente informar de los peligros de la red dejando libertad en el manejo y uso de Internet y redes, es básico estar atento a factores que pueden determinar si nuestro hijo está teniendo contacto con alguno de los peligros derivados de las nuevas tecnologías. Un cambio de conducta repentino puede ser uno de los indicadores de que algo está ocurriendo en la relación de tu hijo con las redes.

Algunas recomendaciones de utilidad

Existen, así mismo una serie de recomendaciones que pueden seguirse para garantizar la seguridad de los hijos y la confianza de los padres al respecto de estas nuevas amenazas digitales. Entre ellas, marcar un tiempo limitado de horas de navegación que sea útil para prevenir posibles adicciones. Permitir la navegación solo cuando haya un adulto presente en casa. O ubicar el ordenador del hogar en las zonas de uso común.

También conocer, consensuadamente, las cuentas y contraseñas de nuestros hijos en correo, redes y foro. Y por supuesto, saber cuáles son sus aficiones y preferencias. Conocer su nivel de habilidad informática y estar al día de las nuevas tendencias en páginas, redes, apps o softwares que aparecen y que un joven suele visitar.

En definitiva, la búsqueda de un equilibrio entre la capacidad de inculcar los múltiples beneficios que pueden aportar las nuevas tecnologías y la comprensión de sus amenazas y peligros para, de este modo, lograr un uso consciente, práctico y conveniente de ordenadores, smartphones, tablets y otros dispositivos con conexión.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.